Organizaciones mexicanas adaptan libro infantil UC sobre el terremoto del 27F Print
Friday, 06 October 2017 00:00


La nueva versión azteca surgió gracias a la organización de la sociedad civil de este país, un grupo conformado por aproximadamente 20 personas, que encontraron el material en la web del Centro de Estudios y Promoción del Buen trato UC, organismo responsable de la creación y distribución del texto en Chile.

Organizaciones mexicanas adaptan libro infantil UC sobre el terremoto del 27F

El libro “Cuando la tierra se movió” es de autoría de las terapeutas infantiles Josefina Martínez, Rossana Culaciati y Elena Sepúlveda.

Tras los terremotos de Chiapas y Ciudad de México, ocurridos el 7 y 19 de septiembre respectivamente, los mexicanos buscan todas las formas de apoyo que los ayude a levantarse y retomar la normalidad de sus actividades. Siendo una de sus principales preocupaciones la situación que viven miles de niños damnificados en las zonas afectadas, quienes vieron cómo se derrumbaron sus escuelas, perdieron familiares y amigos, junto a todo lo que tenían.

Es así, como de forma independiente, distintas personas de la sociedad civil mexicana buscaron por internet material de apoyo para los niños de su país y encontraron el libro “Cuando la tierra se movió”, de autoría de las terapeutas infantiles Josefina Martínez, Rossana Culaciati y Elena Sepúlveda, integrantes del equipo de Metáfora, organismo privado compuesto por profesionales de psicología clínica infantil que trabajan con la terapia de juegos; quienes junto a la ilustradora Carolina Durán, se unieron tras el potente terremoto y maremoto en Chile del 27 de febrero de 2010,y  crearon un pequeño libro lleno de textos y actividades que, a través de juegos, ayudaba a los niños a superar los traumas tras lo acontecido en esa fatídica madrugada.

“El formato de juegos a resolver, espacios para escribir, marcar y dibujar, páginas para recortar, entre otras, sitúan al niño en un rol activo frente al libro-cuaderno, ayudándolo a salir de la pasividad e impotencia. Le brinda, además, la posibilidad de procesar lo vivido a través de distintos canales sensoriales: lo visual, al leer los textos u observar las imágenes; lo auditivo, al escuchar la voz de un adulto significativo que les lee; y lo kinestésico, al invitarlos a hacer mímicas, escribir, dibujar o recortar”, explicó Josefina Martínez.

Una de las primeras en comunicarse con las autoras desde México, fue la chilena Carolina Alonso, psicóloga UC y residente en este país hace 7 años. Alonso conocía sobre el libro chileno y fue una de las que organizó a todos los interesados en hacer posible la versión mexicana. “Esto partió como una organización de la sociedad civil, no vinculada con ninguna institución, unas 20 personas interesadas aproximadamente. Ahora se nos sumó la Embajada de Chile, que invitó a las autoras a hacer unos talleres y trabajar en las escuelas que tienen su patrocinio y que se encuentran en sectores afectados”, comentó.

Para la edición y adaptación de “Cuando la tierra se movió México”, se suprimieron palabras muy chilenizadas, fechas y lugares. Además, se modificó la portada del libro, ya que la versión chilena hace referencia a un sismo que fue en la noche, mientras que en México ambos terremotos fueron en el día, esto junto a todo lo referente al maremoto que ocurrió en territorio chileno. “Todos los desastres naturales y humanos son transformables en libros ya que tienen una situación de impacto a procesar psicológicamente, y la estructura de este primer libro es replicable, de hecho estamos trabajando en erupción de volcanes y tenemos algunos otros temas en conversaciones adaptables a este mismo formato”, adelantó la ilustradora Carolina Durán.

Un compañero para los niños
La versión original de “Cuando la tierra se movió” surgió en 2010 como una iniciativa del Centro de Estudios y Promoción Buen Trato UC y financiada por el Consejo Minero. Se trata de un pequeño libro lleno de coloridas ilustraciones, protagonizada por niños, y múltiples juegos, el mismo ha sido usado tanto con niños y comunidades enteras, no sólo damnificados del terremoto y maremoto del 27 de febrero, sino también para los sismos en Iquique (2014), Coquimbo (2015) y hasta el vivido en Ecuador (2016), pero ésta es la primera vez que es adaptado a la realidad de otro país.

“Siempre la idea al hacer estos materiales es el de ayudar a la gente, siendo uno de los principales retos en Chile el poder llegar y entregar este aporte al mayor número de personas. Entonces ver toda esta respuesta que hubo en México con el libro, cómo se han organizado, valorado y tomado este material es una satisfacción increíble, más que nada porque en situación de desastre muchas veces la ayuda no llega”, señaló Ana María Arón, directora Ejecutiva del Centro de Estudios y Promoción del Buen Trato UC.

Por su parte, Andrea Machuca, psicóloga y subdirectora de este centro, comentó que este libro tiene como objetivo ser un compañero para los niños en momentos de crisis, por esto lo ideal es que cada pequeño cuente con su ejemplar. “Es un material de apoyo, por el que a través de juegos, se van manejando traumas. El valor de esto es que le permite al niño organizar su experiencia, legitima ciertas emociones y le permite nombrar también lo que le pasa. Piensa en los niños que están en albergues donde todo el tema de la propiedad está alterado, por esto las autoras invitan al niño a que escriba su nombre en el texto y de esta forma, sea coautor del libro”, agregó.

Si bien la Embajada de Chile en México y varias imprentas, de forma voluntaria y gratuita, van a aportar con la impresión del libro, se ha habilitado un sitio web donde se receptan donaciones online con el objetivo de que aumente el número de ejemplares por imprimir. Mientras tanto, se espera que en la quincena de octubre, y de forma gratuita, se realice la primera entrega del texto impreso “Cuando la tierra se movió México” en las escuelas de las comunidades afectadas. Los interesados en descargar este material pueden hacerlo en el facebook de Metáfora.

Para el sábado 14 de octubre se confirmó la presencia de las autoras del libro y dos representantes del Centro de Estudios y Promoción del Buen trato UC en la XVII Feria Internacional del Libro del Zócalo 2017, en Ciudad de México. Ese mismo día al mediodía realizarán un taller con los niños que estén presentes y se trabajará con la versión mexicana del documento.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
María Belén Bravo, Dirección de Comunicaciones