INFORMACIÓN PARA
uc.cl
Expertos reflexionaron sobre el sentido de la vida junto a Dios Imprimir
Jueves, 29 de Agosto de 2013 00:00


La charla, organizada por la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana y la Facultad de Filosofía, es la séptima instancia en preparación al "Atrio de Santiago”, lugar de encuentro y diálogo que se realizará los días 25 y 26 de octubre.

Expertos reflexionaron sobre el sentido de la vida junto a Dios

Medio centenar de académicos y alumnos se congregaron para participar en el foro “El sentido de la vida: ¿lo mismo con Dios que sin Dios?”

Este miércoles 28 de agosto, medio centenar de académicos y alumnos se congregaron en el auditorio de la Facultad de Filosofía para participar en el foro “El sentido de la vida: ¿lo mismo con Dios que sin Dios?”, instancia organizada por la Dirección de Pastoral y Cultura Cristiana y la Facultad de Filosofía que busca preparar el corazón de la comunidad para el primer “Atrio de Santiago”, que se realzará los días 25 y 26 de octubre. Esta instancia pretende ser un lugar de encuentro entre las ciencias, el arte y las humanidades, marcado por el diálogo entre creyentes y no creyentes.

La charla fue moderada por Mariano de la Maza, decano de la Facultad de Filosofía, y tuvo como expositores a Eduardo Fermandois y Santiago Orrego, ambos académicos de la facultad organizadora.

“Cada vez que se habla del sentido de la vida, sea creyente o no, se termina hablando en algún minuto de la fe. Por eso es importante que se discutan estos temas aquí”, comenzó analizando Eduardo Fermandois, quien se autodenominó no creyente. Desde su experiencia, el profesor Fermandois destacó que “la pregunta del sentido nos obliga a ponernos en un lugar trascendente, por lo que la pregunta misma es de índole religiosa, (…) pero, al ser un no creyente, esta pregunta me deja en paz, es decir, no tengo por qué responderla”.

“El problema del sentido de la vida no se resuelve sino que se disuelve. ¿Cómo o cuándo puede ocurrir algo así: que la pregunta del sentido de la vida deje de plantearse, en vez de encontrar una resolución? Yo creo que puede ocurrir por el reemplazo de otra pregunta muy distinta y que es práctica. La pregunta existe desde Platón: ¿Cómo se debiera vivir para tener una vida buena, una vida feliz? No es una pregunta de índole moral sino que más bien prudencial: ¿cómo es aconsejable vivir?”, declaró Fermandois.

“Yo no creo que la pregunta por el sentido de la vida desaparezca alguna vez del todo -enfatizó el académico-. Una vez reemplazada la pregunta teórica por la pregunta práctica, en cierta manera ya no esta ahí. Pero sigue latente. Late como nuestro corazón, sin que nos demos cuenta, y lo hará mientras estemos vivos. Existe pero se disolvió en el sentido de que ya no exige de mí una respuesta. La pregunta por el sentido se puede plantear una y mil veces”.

A su vez, el académico Santiago Orrego, quien representó la visión creyente, explicó que la diferencia al minuto de entender el sentido de la vida entre los creyentes y no creyentes es cualitativa, ya que “el modo en el cual el creyente experimenta el sentido de los acontecimientos concretos y triviales, es cualitativamente distinto, ya que al saberse y sentirse hijo de Dios, le da a la vida una característica y una trascendencia distinta”.

“Para alguien que acepta la existencia de Dios como algo periférico en su vida, lo que no es exactamente una vida con Dios, no se marca una diferencia importante en comparación con un no creyente. La muerte de alguien va a ser tan odiable como para alguien que no cree. La forma de vivir los acontecimientos es idéntica. La diferencia se produce si la relación con Dios está integrada constantemente en los pensamientos, afectos y valoraciones”, se explayó Orrego.

“La vida del creyente no es dulzona -aclaró el profesor-, no se le eliminan los problemas ni la textura de la vida, pero, en la medida en que el trato con Dios se haya ensayado por medio de la aceptación de contrariedades, o de saberse hijo de Dios, acompañado por él en toda circunstancia, su vida tendrá una cualidad distinta a la que tiene el no creyente”.

Luego de las exposiciones, Mariano de la Maza fue el portavoz de numerosas preguntas que surgieron desde la audiencia, y que fueron respondidas por ambos expositores.

En octubre se realizará el Atrio de Santiago

El Atrio de Santiago es una extensión del “Atrio de los Gentiles”, iniciativa impulsada por el Papa Emérito Benedicto XVI y que ya ha encontrado resonancia en diversas ciudades e iglesias del mundo, tales como París, Barcelona y Asia.

La Pontificia Universidad Católica de Chile realizará los días 25 y 26 de octubre el primer “Atrio de Santiago”, lugar de encuentro entre creyentes y no creyentes que busca dialogar sobre temas de interés común que son indispensables para una sana convivencia de la sociedad, para el desarrollo de los pueblos y para asumir una responsabilidad solidaria sobre la justicia y la paz.

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA
María Jesús Collado, periodista, mjcollado@pastoraluc.cl 
Virginia Soto-Aguilar C., periodista, msotoagu@uc.cl

 
2013 - Pontificia Universidad Católica de Chile - Avda. Libertador Bernardo OHiggins 340 - Santiago - Chile - ¿Cómo llegar? - Mesa central (56) (2) 2 354 2000
Este es el sitio oficial para validación y tramitación de cualquier tipo de documentos de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Políticas de privacidad | Mapa del sitio
Optimizado para: Explorer 8.0, Firefox 3.6.17, Chrome 10, Safari 4.1, Opera 11.10 ó superiores