INFORMACIÓN PARA
uc.cl  /  La universidad  /  Noticias UC  /  Publican el diario de juventud del destacado historiador Mario Góngora
Publican el diario de juventud del destacado historiador Mario Góngora Imprimir
Martes, 25 de Junio de 2013 04:00


Gracias a un esfuerzo conjunto entre las casas editoriales de la Universidad de Chile y Universidad Católica, es posible conocer una selección de las notas sobre los más de 600 libros que leyó durante sus años universitarios, sus reflexiones y algunos episodios de la vida de este Premio Nacional de Historia.


20130624 diario gongora

Una gran cantidad de público se reunió en la librearía Lea +, del GAM, para el lanzamiento de la obra de Mario Góngora, Diario, editada por Leonidas Morales, y publicada por Editorial Universitaria y Ediciones UC.    


 
Más de quinientas páginas tiene Diario, la obra más íntima de Mario Góngora (1915 – 1985), uno de los historiadores chilenos más destacados del siglo XX y Premio Nacional en 1976. Publicada de manera conjunta por Editorial Universitaria y Ediciones UC, fue presentada en una ceremonia presidida por el rector UC Ignacio Sánchez y el rector de la Universidad de Chile Víctor Pérez, junto a la directora de Ediciones UC María Angélica Zegers y el gerente general de Editorial Universitaria José Santiago Arellano.
 
El libro recoge anotaciones de Mario Góngora durante su juventud, entre los 19 y 23 años, respecto de su desinterés por la leyes; citas y reflexiones de los más de 600 libros que leyó en ese breve lapso de tiempo en las más diversas temáticas; e incluso sus enamoramientos. Góngora estudió Derecho en la UC, luego partió a un viaje a Europa y a su regreso cursó Pedagogía en Historia en la Universidad de Chile, desempeñándose como profesor en ambas universidades.
 
El proyecto surgió hace más de cuatro años, cuando los académicos de Historia Ana María Stuven y Patricio Bernedo, actual decano de Historia, Geografía y Ciencia Política, comenzaron a trabajar en la idea de reeditar las obras selectas de Mario Góngora, proceso durante el cual apareció su diario: dos grades volúmenes escritos en cuadernos de contabilidad. 
 
“Era un profesor sin ninguna estridencia. Dictaba sus clases sentado, con un chal sobre las piernas para combatir el fríod e Campus Oriente. Siempre interrogaba rigurosamente a un alumno al comienzo de cada clase. Traducía a los autores mientras los leía desde su idioma original, siempre se daba tiempo para responder cada una de las preguntas y comentar los trabajos de sus alumnos. Era un profesor tan fuera de lo común, que los estudiantes llegaron a comentar que tenía tal poder de concentración que llegaba a levitar”, recuerda quien fuera su estudiante, Patricio Bernedo. “Su obra historiográfica fue extraordinaria y sorprendente”, agrega.
 
Por su parte, el editor del libro Leonidas Morales, agradeció la oportunidad de “asistir a la historia de una aventura, que podemos asociar en parte con las novelas de formación del siglo XIX, donde el joven protagonista vivía una serie de experiencias. Esta no es una novela, es un diario, y el campo de las aventuras era la lectura, los libros”, expresa. “Esta es la aventura de la lectura. Lo que buscaba Mario Góngora en los libros eran modelos, cierta ejemplaridad, ciertos referentes para su propio desarrollo”, añade. 
 
La obra también fue comentada por quien fuera su ayudante, el Premio Nacional de Historia Gabriel Salazar. De acuerdo al intelectual, este diario se centra en el tema de la construcción de identidad, un proceso a veces “doloroso, tortuoso, lleno de tropezones”. “El problema de Mario Góngora, creo yo, era el contexto histórico. La coyuntura histórica que le tocó fue una de las peores. Es un tiempo de tendencias y procesos revueltos, la tradición católica se dividía en dos, la Segunda Guerra Mundial aparecía como una explosión de la racionalidad humana y Occidente estaba en decadencia”, afirma y agrega: “Mario Góngora tenía a su favor una enorme inteligencia, sensibilidad para captar todo y pore so opta por el mundo de los libros. Construye un microcosmos en que comenzó a absorber todo el conocimiento, adquiriendo una gran densidad intelectual”. 
 
Finalmente su hija, María Eugenia Góngora, decana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, se refirió a la cercanía con su padre, su gusto por los libros y al descubrimiento de este diario “que no estaba destinado a un público masivo, sino a la lectura de los más cercanos, con restricciones”, convirtiéndose en una obra “difícil y compleja”. Finalmente, la académica agradeció a todos quienes hicieron posible la edición y publicación de este libro.  

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA:
Nicole Saffie, Prensa UC, nsaffie@uc.cl
 

Noticias relacionadas

2013 - Pontificia Universidad Católica de Chile - Avda. Libertador Bernardo OHiggins 340 - Santiago - Chile - ¿Cómo llegar? - Mesa central (56) (2) 2 354 2000
Este es el sitio oficial para validación y tramitación de cualquier tipo de documentos de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Políticas de privacidad | Mapa del sitio
Optimizado para: Explorer 8.0, Firefox 3.6.17, Chrome 10, Safari 4.1, Opera 11.10 ó superiores