INFORMACIÓN PARA
uc.cl  /  La universidad  /  Noticias UC  /  La importancia del cotidiano acto de lavarse las manos
La importancia del cotidiano acto de lavarse las manos Imprimir
Miércoles, 23 de Octubre de 2013 00:00


La Escuela de Enfermería UC organizó una actividad para conmemorar el “Día Internacional del Lavado de Manos”, promovido por la Organización Panamericana de la Salud, el cual busca fomentar su correcta técnica y concientizar sobre la  importancia de esta medida costo-efectiva en la sociedad. 

conmemoración del Día Mundial del Lavado de manos

La profesora Paula Soto junto a un grupo de alumnos practicaron la correcta técnica para lavarse las manos. 

El simple uso de un jabón en el cotidiano acto de lavarse las manos podría reducir las muertes por diarrea casi a la mitad y evitar un cuarto de las muertes por infecciones respiratorias agudas. Así lo recuerda el “Día Internacional del Lavado de Manos”, una iniciativa impulsada por la Organización Panamericana de la Salud. “Lavarse las manos previene infecciones, es la más eficaz y costo-efectivo para prevenir infecciones, tanto intrahospitalariamente como en la comunidad”, explica Paula Soto, profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad Católica, la cual organizó una actividad para promover la correcta técnica para asearse las manos.

Desde sus inicios el 2008, esta conmemoración ha reforzado el llamado a extender mejores prácticas de higiene en el mundo. Según la Asociación Pública-Privada para promover el lavado de manos, integrada por organismos como UNICEF,  si bien alrededor del mundo las personas se lavan las manos con agua, muy pocas lo hacen con jabón en momentos críticos. “Hay momentos que son claves para lavarse las manos, uno de ellos es después de ir al baño, otro es después de limpiar a un niño pequeño, y todos quienes trabajan en el ámbito intrahospitalario, deben ser antes y después de atender un paciente o cuando tenemos un contacto con algún fluido peligroso, como sangre por ejemplo”, explica la profesora Soto.

Continuamente, las manos actúan como vectores de organismos patógenos, causantes de enfermedades que se pueden contagiar por contacto directo o indirecto mediante superficies. “Se pueden evitar enfermedades gastrointestinales, y también la influenza y todas las enfermedades respiratorias”, aclara la enfermera UC.

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir enfermedades diarreicas y la neumonía, que juntas son responsables de la mayoría de las muertes infantiles. Según el ente internacional, cada año, más de 3,5 millones de niños y niñas mueren por alguna de estas dolencias en países vulnerables. A pesar del potencial para salvar vidas que tiene el lavado de manos con jabón, rara vez se practica correctamente. “Primero es mojarse las manos,  y siempre echarse jabón. Con él, hacer una espuma, con la que uno debería jabonarse las manos entre 20 y 40 segundos, para poder eliminar todos los microorganismos que tenemos en ella. Posteriormente, enjuagarse, y en la parte del secado lo ideal es utilizar papel, para que sea desechable”, finaliza paula Soto.

 


INFORMACIÓN PERIODISTICA
Paula Higueras, paulahigueras@uc.cl

 

Noticias relacionadas

2013 - Pontificia Universidad Católica de Chile - Avda. Libertador Bernardo OHiggins 340 - Santiago - Chile - ¿Cómo llegar? - Mesa central (56) (2) 2 354 2000
Este es el sitio oficial para validación y tramitación de cualquier tipo de documentos de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Políticas de privacidad | Mapa del sitio
Optimizado para: Explorer 8.0, Firefox 3.6.17, Chrome 10, Safari 4.1, Opera 11.10 ó superiores