Analizan las alternativas de financiamiento de las áreas marinas protegidas Imprimir
Lunes, 10 de Febrero de 2014 04:00


Investigación realizada por profesores de la Facultad de Ciencias Biológicas, muestra que una gran mayoría de turistas estarían dispuestos a pagar una entrada de acceso a estos sectores, recursos que aportarían a la gestión de estos lugares.

20143101 LafquenMapu

En la imagen, el área marina y costera protegida "Lafken Mapu Lahual", ubicada en la comuna de Río Negro, región de Los Lagos, que fue objeto de este estudio (foto: Programa de las Nacionas Unidas para el Desarrollo www.pnud.cl). 

Recientemente, investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas publicaron un artículo que considera al turismo como un potencial mecanismo de financiamiento para iniciativas de conservación marina a través de donaciones. El estudio, liderado por el profesor UC Stefan Gelcich y en el que también participaron los académicos UC, Juan Carlos Castilla (Premio Nacional de Ciencias Aplicadas 2010) y Miriam Fernández, apareció en la destacada revista científica AMBIO. 

El análisis llamado “Financing marine protected areas through visitor fees: insights from tourists willingness to pay in Chile”, evalúa el papel que podrían desempeñar los “tickets de acceso” de los visitantes en la generación de ingresos necesarios para gestionar un área marina protegida (AMP), en un sector de Chile.

El trabajo se realizó en “Lafken Mapu Lahual”, ubicada en la X Región de Chile, que posee 32 kilómetros de costa y que comprende 4.463 hectáreas de playas de arena, roqueríos e islotes. Este lugar alberga especies marinas emblemáticas en el mundo tales como el delfín austral, el lobo marino sudamericano, focas, y la ballena jorobada y azul. 

Particularmente se evaluó la disposición de los turistas a pagar por una entrada al AMP asociada a la gestión y protección de la misma.

Los resultados muestran que un 97% de más de 600 encuestados estaban dispuestos a pagar por un “ticket de acceso”. Además, relacionado a la disposición de pago, se evaluaron distintos parámetros que establecen el tipo de turista como predictores de la tendencia. Entre estos encontramos: sensibilidad a la aglomeración, la educación, y la baja comprensión de los beneficios ecológicos del AMP.

“En general, las tarifas de entrada podrían costear entre un 10 y un 13 % de los gastos de funcionamiento de las AMP. En Chile, donde el financiamiento para la conservación es uno de los más débiles del mundo, la entrada de visitantes no representa una panacea y otros mecanismos, incluido el apoyo directo del Estado-gobierno, deberían ser considerados”, explica el profesor Gelcich.

La investigación fue realizado gracias al Centro de Conservación Marina de la Iniciativa Milenio.

¿Qué son las áreas marinas protegidas? 

Según la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura del Gobierno de Chile, son lugares definidos geográficamente, que han sido designados o regulados y administrados a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación.

En nuestro país existen cuatro tipos de AMP: los parques marinos y las reservas marinas, que son esencialmente acuáticas; y los santuarios de la naturaleza y las áreas marinas y costeras protegidas de múltiples usos, que pueden contener porciones de tierra. Todas son decretadas por el Ministerio de Medio Ambiente, pero en el caso de las dos primeras, es la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura la encargada de proveer los antecedentes para su destinación.

Estas áreas son declaradas para la conservación y gestión sustentable de la biodiversidad marina, para lo cual se establecen medidas de administración y de regulación para el acceso a las actividades pesqueras y otras para prevenir impactos negativos sobre esta biodiversidad y el ecosistema, de acuerdo con el Plan General de Administración correspondiente y el marco general establecido en la Ley General de Pesca y Acuicultura. 

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Valeria Oppliger, comunicaciones@bio.puc.cl

Daniela Farías, periodista, dkfarias@uc.cl