Skip to content

Acciones ante hechos de violencia sexual

La Pontificia Universidad Católica de Chile promueve el cuidado y la calidad de vida de todos los miembros de su comunidad a través de la consolidación de una cultura del respeto. Esto se ha visto reflejado en los planes de desarrollo y en acciones concretas que se han implementado a lo largo de los años, destacándose durante el último tiempo la creación de distintos espacios de diálogo, la figura del Ombuds universitario y el Código de Honor que enfatiza la importancia del respeto a la dignidad humana.

Siendo la UC una comunidad con más de treinta y cinco mil personas que conviven en sus cinco campus y espacios relacionados, algunos de sus miembros han sido víctimas de hechos de violencia sexual.

Con el propósito, abordar este importante tema, el rector Ignacio Sánchez le solicitó a comisión ad hoc un análisis exhaustivo de esta materia, con el fin de crear orientaciones para el desarrollo e implementación de una Política de prevención y apoyo a víctimas de violencia sexual en contextos universitarios. Los lineamientos de esta política, que se presentan a continuación, fueron analizados y discutidos en la sesión ordinaria del 7 de octubre de 2016 del Honorable Consejo Superior.

Fono Ayuda

Si eres miembro de la Comunidad UC (desde celulares y red fija).

+56 9 5814 5618 phone

Imagen de campaña: # No al acoso, # No al abuso

Objetivos

Prevención y Apoyo a víctimas de violencia sexual en contextos universitarios.

  1. Prevenir hechos de violencia sexual a través de la sensibilización, psicoeducación y entrega de herramientas de autocuidado para todos los miembros de la comunidad de la UC.
  2. Implementar un modelo de intervención llamado “observadores activos”, modelo clave de prevención.
  3. Disponer de protocolos para el apoyo y la denuncia de casos, que resguarden el cuidado y la dignidad de las personas.
  4. Brindar orientación jurídica y apoyo psicológico a aquellos miembros de la comunidad universitaria que sean o hayan sido víctimas de hechos de violencia sexual. El apoyo que se brinde a estudiantes, funcionarios y académicos estará enmarcado dentro de los alcances que puede abordar una institución educacional universitaria y de acuerdo a la “Política de Prevención y Apoyo en Situaciones de Violencia Sexual de la Universidad”.
  5. Sugerir ajustes a la reglamentación interna para articular las acciones normativas referidas a hechos de violencia sexual en la Universidad.
  6. Diseñar un sistema de seguimiento de la política que permita evaluar su funcionamiento y efectividad y realizar ajustes.

Principios

La violencia sexual puede producir daño en la salud física y mental y, por ende, en la calidad de vida de los miembros que conforman la comunidad universitaria, impactando negativamente en su desarrollo armónico y en la consolidación de sus proyectos de vida. La comunidad universitaria considera que los hechos de violencia sexual son contrarios a los valores y la misión de nuestra institución y de la sociedad, atentatorios contra la dignidad humana y, por ello, dispondrá de una política preventiva y ajustará cuando se requiera las disposiciones, protocolos y el marco normativo para proteger a los miembros de su comunidad de acuerdo a la legislación vigente en nuestro país.

Con el propósito de sustentar la presente política de prevención y de guiar el conjunto de acciones que se derivarán de ella, se presenta a continuación una serie de principios. Estos se definen para toda la comunidad universitaria: alumnos, académicos y funcionarios.

  1. A partir de su concepción humanista y cristiana, la Pontificia Universidad Católica de Chile considera a cada una de las personas que conforman la comunidad universitaria como personas dignas y valiosas, conscientes de asumir derechos y deberes.
  2. La Universidad reconoce que la "violencia sexual" es un problema actualmente presente en la sociedad y en los contextos universitarios y, por tanto, la considera inaceptable en la medida que atenta contra la integridad y la dignidad de las personas, rechazándola en todas sus formas.
  3. La Universidad al mismo tiempo considera que los hechos de violencia sexual en muchos casos son susceptibles de prevenir, asumiendo un rol activo en la educación de su comunidad y en la construcción de espacios que contribuyan al desarrollo de una convivencia saludable y respetuosa y al cuidado integral de las personas.
  4. La Universidad dispondrá de canales confiables y confidenciales destinados a recibir consultas, solicitar apoyo y canalizar las denuncias de los miembros de la comunidad afectados por estos hechos.
  5. Ante el conocimiento de hechos fehacientes que puedan dar cuenta de un acto de violencia sexual, la Universidad iniciará el proceso de responsabilidad correspondiente, conforme a los reglamentos establecidos en esta materia.
  6. En caso de tener conocimiento cierto de un hecho de violencia sexual, la Universidad brindará orientación, apoyo jurídico y psicológico a aquellos miembros de la comunidad universitaria que sean o hayan sido víctimas. El apoyo que se brinde a estudiantes, funcionarios y académicos estará enmarcado dentro de los alcances que puede abordar una institución educacional universitaria y de acuerdo a la Política de Prevención y Apoyo en Situaciones de Violencia Sexual en la Universidad.
  7. La "Política de prevención y apoyo en situaciones de violencia sexual" en la Universidad será implementada al interior de la comunidad universitaria, desarrollándose procedimientos y acciones en los ámbitos de prevención, intervención temprana, orientación, derivación y seguimiento.
  8. Paralelamente, se promoverán acciones preventivas orientadas a fomentar el autocuidado y un entorno saludable que vele por la integridad de la comunidad universitaria en los campus.
  9. Las autoridades universitarias serán las responsables de velar por la implementación de la normativa, procedimientos y protocolos que contempla esta política.
  10. Independiente de las responsabilidades institucionales, cada miembro de la comunidad es responsable de conocer y de llevar a la práctica los principios de esta normativa.

Informe de la Comisión

La Pontificia Universidad Católica de Chile reconoce que la violencia sexual es un problema actualmente presente en la sociedad y en el contexto universitario. La considera inaceptable en la medida que atenta contra la integridad y la dignidad de las personas, rechazándola en todas sus formas.

Con el propósito, de contar con los mecanismos adecuados que le permitan a la comunidad universitaria abordar la prevención de la violencia sexual, canalizar las denuncias a través de protocolos precisos y apoyar a las víctimas y sus comunidades cuando se vean expuestas a hechos de violencia sexual, se pone a disposición de toda su comunidad el “Informe Comisión de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual en Contextos Universitarios” que estableció la bases para la definición de una política en esta materia que comenzará instalarse en un primera etapa a contar de enero de 2017.

Este informe, encargado por el rector Ignacio Sánchez a una comisión ad hoc con miembros de los distintos estamentos de la universidad, fue analizado y discutido por el Honorable Consejo Superior en la sesión ordinaria del 7 de octubre de 2016.


Lineamientos de la Política

Prevención y apoyo a víctimas de violencia sexual en contextos universitarios

La Pontificia Universidad Católica de Chile promueve el cuidado y la calidad de vida de todos los miembros de su comunidad a través de la consolidación de una cultura del respeto. Esto se ha visto reflejado en los planes de desarrollo y en acciones concretas que se han implementado a lo largo de los años, destacándose durante el último tiempo la creación de distintos espacios de diálogo, la figura del Ombuds universitario y el Código de Honor que enfatiza la importancia del respeto a la dignidad humana.

Prevención de hechos de Violencia Sexual en la Relación con Estudiantes

Basado en la implementación de la política de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual de la UC, la universidad presenta al cuerpo académico un conjunto de recomendaciones de buenas prácticas para facilitar una adecuada convivencia con los estudiantes, un correcto manejo de los límites en dicha relación y la prevención de conductas confusas o inapropiadas.


Protocolos

¿Qué acciones seguir ante hechos de violencia sexual?

Protocolo 1:
Acciones a seguir ante hechos de violencias sexual que están ocurriendo
Ver más keyboard_arrow_down

Si eres víctima o testigo de una situación de violencia sexual, que está ocurriendo dentro de los recintos universitarios o fuera de ellos en actividades que realice la Universidad u organice la Federación de Estudiantes los centros de alumnos y, en general, toda organización vinculada directamente con la Universidad, se debe seguir el siguiente protocolo:

Si la situación está ocurriendo fuera del campus universitario, pero en el contexto de una actividad universitaria, se deberá seguir el siguiente protocolo:

  1. En caso de que la gravedad de los hechos de violencia sexual así lo amerite, se debe llamar de manera inmediata Carabineros de Chile al 133.
  2. Se debe contactar a la persona responsable de la Universidad u organizadora de la actividad.
  3. El responsable de la Universidad u organizador de la actividad deberá:
    1. Concurrir al lugar de los hechos a fin de asistir a la presunta víctima.
    2. Identificar a posibles testigos (cámaras, fotografías, filmaciones, solicitud de identificaciones, etc.)
    3. Dependiendo de la gravedad del hecho de violencia sexual, deberá llamar a Carabineros de Chile al 133 para denunciar el hecho, tratando en la medida de lo posible de retener al agresor.
    4. Informar a la familia de la víctima, en caso de que esta entregue su consentimiento para ello, o se trate de un menor de edad, en que habrá obligación de hacerlo.
    5. En caso de existir sospecha de violación o presentar lesiones derivadas de hechos de violencia sexual, la víctima deberá ser trasladada inmediatamente al Servicio Médico Legal o servicios médicos autorizados.
    6. Contactar a la máxima autoridad de su unidad e informar los hechos. Asimismo, en caso de que el presunto agresor sea miembro de la comunidad UC, se debe informar a la unidad académica a la que este pertenezca. Dicha autoridad, a su vez, se coordinará con la Secretaría General para solicitar los apoyos necesarios para un adecuado manejo de la situación.
Protocolo 2:
Acciones a seguir ante hechos de violencias sexual ya ocurridos
Ver más keyboard_arrow_down

Si has sido víctima o testigo de un hecho de violencia sexual que ha ocurrido, en recintos universitarios o fuera de ellos en actividades que realice la Universidad u organice la Federación de Estudiantes, los centros de alumnos y, en general, toda organización vinculada directamente con la Universidad, y en que el supuesto agresor es miembro de la comunidad de la UC, se debe seguir el siguiente protocolo:

  1. Apoyo y orientación:
    Se recomienda contactar directamente al Ombuds de la Universidad o llamar al Fono-Ayuda (si usted es miembro de la Comunidad UC llame a +56 9 5814 5618, desde celulares y red fija) para solicitar apoyo y orientación. Estas dos instancias son estrictamente confidenciales. El profesional del Fono-Ayuda podrá informar los hechos de violencia sexual a la Secretaría General, solo si cuenta con el consentimiento de la víctima. En caso de que la víctima no consienta, se deberá dejar constancia por escrito.
  2. Para denunciar:
    1. Cualquier miembro de la comunidad universitaria que reciba información seria y fundada acerca de un hecho de violencia sexual deberá comunicar o denunciar dicha información a la Secretaría General.
    2. La denuncia deberá hacerse ante la Secretaría General por escrito, acompañando todos los antecedentes de que se disponga.
    3. La Secretaría General someterá a evaluación el caso informado y eventualmente abrirá un proceso de responsabilidad, en atención al mérito de los antecedentes comunicados. Tratándose de hechos de acoso sexual que involucren a funcionarios y académicos, este organismo deberá necesariamente derivar las acciones a la Dirección de Personal de la Universidad.
Protocolo 3:
Acción a seguir ante situaciones de acoso sexual
Ver más keyboard_arrow_down

Con la dictación de la Ley N°20.005, de marzo de 2005, se tipificó y sancionó el acoso sexual, siendo esta figura incorporada en el Código del Trabajo. Cabe hacer presente que esta conducta es aplicable única y exclusivamente al contexto de las relaciones laborales y, en consecuencia, no es extrapolable a otros contextos tales como la relación de profesor y alumno, ayudante y alumno o entre estudiantes, por mencionar algunos ejemplos.

De esta manera, se entiende que el acoso sexual se refiere únicamente a las conductas ocurridas en el plano laboral, que involucra a funcionarios (personal de la planta administrativa, planta profesional y planta académica contratados por la Universidad).

El artículo N°2 inciso segundo del Código del Trabajo se refiere al acoso sexual en los siguientes términos: “Las relaciones laborales deberán siempre fundarse en un trato compatible con la dignidad de la persona. Es contrario a ella, entre otras conductas, el acoso sexual, entendiéndose por tal el que una persona realice en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por quien los recibe y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”.

Si un funcionario o académico ha sido víctima de acoso sexual, se debe seguir el siguiente protocolo:

  1. Apoyo y orientación:
    Se recomienda contactar directamente al ombuds de la Universidad o llamar al fono-ayuda (si usted es miembro de la Comunidad UC llame al +56 9 5814 5618, desde celulares y red fija) para solicitar apoyo y orientación. Estas dos instancias son estrictamente confidenciales.
  2. Para denunciar:
    El Código del Trabajo establece un protocolo específico frente a hechos de acoso sexual, vale decir cuando una persona realiza en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por quien los recibe y que amenaza o perjudica su situación laboral o sus oportunidades en el empleo. En la Universidad puede ser cometido por un académico o funcionario que ejerza una función jerárquica o por un par del afectado o afectada.
    1. La víctima de acoso sexual debe hacer llegar su reclamo por escrito al Director de Personal de la Universidad o a la Inspección del Trabajo.
    2. El empleador que recibe la denuncia por acoso sexual puede optar entre hacer directamente una investigación interna o, dentro de los 5 días hábiles siguientes a la recepción de la denuncia, derivarla a la Inspección del Trabajo, la que tendrá 30 días para efectuar la investigación.
    3. La investigación interna efectuada por el empleador debe realizarse en un plazo de 30 días, de manera reservada, garantizando el derecho a que ambas partes sean escuchadas. Una vez concluida la investigación, los resultados deben enviarse a la Inspección del Trabajo.
    4. Si la denuncia fue hecha por el afectado o derivada por el empleador a la Inspección del Trabajo, esta efectuará una investigación. Una vez finalizada la investigación, la Inspección del Trabajo le comunicará los resultados al empleador y de comprobar la existencia del acoso sexual le sugerirá adoptar medidas concretas.
    5. Si se prueba el acoso sexual, el empleador debe aplicar las medidas o sanciones que correspondan dentro de un plazo de 15 días de terminada la investigación interna o desde que se le hayan comunicado los resultados de la investigación efectuada por la Inspección del Trabajo. Sin embargo, el procedimiento y las sanciones están contenidas en el reglamento interno.
    6. Alternativamente, el trabajador o trabajadora afectado por acoso sexual por parte de su empleador puede:
      1. Acudir al Tribunal del Trabajo respectivo poniendo término al contrato de trabajo demandando el pago de las indemnizaciones legales correspondientes o
      2. Solicitar el incremento del 80 por ciento en sus indemnizaciones legales si el empleador no dio cumplimiento al procedimiento por acoso sexual.
      3. No obstante lo anterior, si el trabajador invocó falsamente la causal de acoso sexual como fundamento del autodespido, debe indemnizar los perjuicios que cause al afectado, y puede ser objeto de acciones legales que procedan (responsabilidad penal).
Protocolo 4:
Acción a seguir ante situaciones de violencia sexual cometidas por un agresor
externo a la comunidad de la UC
Ver más keyboard_arrow_down

Si eres víctima o testigo de hechos de violencia sexual cometidos por un agresor externo a la comunidad UC.

La Universidad no tiene atribuciones legales ni le corresponde iniciar un proceso de responsabilidad interno y, en consecuencia, estos hechos deberán ser denunciados por la presunta víctima directamente ante el Ministerio Público, concurriendo a la Fiscalía más cercana a efectuar la denuncia o querella, según corresponda.

En todos estos casos, la Universidad estará plenamente dispuesta a colaborar con las investigaciones que lleve a cabo este organismo público, proveyendo los antecedentes de que disponga. Sin embargo, de acuerdo a la legislación vigente, tratándose de víctimas menores de 18 años, la Universidad estará obligada a denunciar los hechos cuando estos hayan llegado a su conocimiento. A su vez, estará obligada a denunciar cuando tenga antecedentes que permitan presumir que la víctima mayor de 18 años se encuentra impedida de efectuar la denuncia ante la justicia ordinaria.


Apoyo a las víctimas

¿Qué tipo de apoyo ofrece la Universidad a los miembros de la comunidad de la UC que son víctimas de violencia sexual?

Apoyo psicológico

Todos los miembros de la comunidad universitaria contarán con orientación o apoyo psicológico si así lo solicitan. Tanto la Unidad de Apoyo Psicológico del Servicio de Salud Estudiantil, en el caso de los estudiantes, y la Dirección de Personal, tratándose de los funcionarios o académicos, coordinará la atención cuando sea solicitada.

Apoyo médico

Los alumnos, como parte de sus beneficios, podrán contar de la consejería con un profesional de la salud, quien acogerá y orientará al estudiante. Además, podrá, desde el Servicio de Salud Estudiantil, ser derivado a un especialista de la Red de Salud UC CHRISTUS, en convenio con la Universidad. En el caso de los funcionarios o académicos, será la Dirección de Personal quien coordine este beneficio.

Asesoría u orientación legal a través de la Clínica Jurídica

Dependiente de la Facultad de Derecho de la Universidad. Esta brindará información, orientación legal y representación judicial a toda la comunidad universitaria, según corresponda.


Preguntas frecuentes

¿Qué es la violencia sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

La Organización Mundial de la Salud establece que a violencia sexual es “Todo acto sexual, la tentativa de c onsumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”(OMS 2013)

¿Quién se encuentra habilitado para realizar la denuncia de violencia sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

De acuerdo a la reglamentación vigente, puede efectuarla cualquier miembro de la comunidad de la UC. Además, puede iniciarse de oficio por la Secretaria General.

¿Dónde se presenta la denuncia de violencia sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

Directamente en la Secretaría General. En el caso de profesores y funcionarios, ésta además puede ser presentada tanto en la Dirección de Personal de la Universidad como en la Dirección del Trabajo, en los casos que sea pertinente. Por otra parte, las personas pueden contactar al Ombuds o llamar al Fono-Ayuda para solicitar orientación en la materia.

¿Cuáles son las exigencias formales de la denuncia?
Ver más keyboard_arrow_down
  1. Es necesario distinguir entre poner en conocimiento a alguna autoridad de un hecho de violencia sexual, lo cual no requiere formalidad alguna, y la denuncia propiamente tal, la cual debe necesariamente ser por escrito y el denunciante debe indicar su nombre completo y sus datos personales.
  2. Cuando proceda la denuncia obligatoria -de acuerdo a las distinciones ya comentadas en este documento (ver sección 2.1.3 del presente Informe)- se deberán remitir los antecedentes a la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Universidad para que el Director de Asuntos Jurídicos dé cumplimiento a la obligación legal consagrada en el artículo 175 del Código Procesal Penal.
¿Qué ocurre cuando la denuncia es falsa?
Ver más keyboard_arrow_down

Las denuncias que se presentan en Secretaría General son analizadas de manera de poder decidir si procede o no abrir un proceso. Si, una vez abierto el caso, se determina que hubo una denuncia falsa, ese hecho podrá dar fundamentos a abrir un proceso en contra de quien la presentó.

¿Qué sucede si el caso pasa a manos de la justicia ordinaria?
¿Se debe continuar con la investigación interna?
Ver más keyboard_arrow_down

Se debe continuar con la investigación interna a pesar de que se esté llevando una investigación en el Ministerio Público, pues las sanciones externas son de naturaleza distinta a las internas y las primeras no impiden la aplicación de las segundas.

¿Qué es el acoso sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

El artículo N°2 inciso segundo del Código del Trabajo se refiere al acoso sexual en los siguientes términos: "Las relaciones laborales deberán siempre fundarse en un trato compatible con la dignidad de la persona. Es contrario a ella, entre otras conductas, el acoso sexual, entendiéndose por tal el que una persona realice en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por quien los recibe y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el empleo".

¿Quiénes cometen acoso sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

El empleador o empleadora del sector privado o público. Asimismo, un trabajador o trabajadora del sector privado o público, que sea superior o par del afectado o afectada.

¿Quiénes pueden ser víctimas de acoso sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

Un trabajador o trabajadora del sector privado o público, subordinado o par del autor o autora del acoso sexual.

¿Cómo proceder en caso de ser víctima de acoso sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

La persona víctima de acoso sexual debe hacer llegar su reclamo por escrito a la empresa (en la Universidad, a la Dirección de Personal), establecimiento o servicio en que trabaja o a la Inspección del Trabajo.

El empleador que recibe la denuncia por acoso sexual puede optar entre hacer directamente una investigación interna o, dentro de los 5 días siguientes a la recepción de la denuncia, derivarla a la Inspección del Trabajo, la que tendrá 30 días para efectuar la investigación.

La investigación interna efectuada por el empleador debe realizarse en un plazo de 30 días, de manera reservada, garantizando el derecho a que ambas partes sean escuchadas. Una vez concluida la investigación, los resultados deben enviarse a la Inspección del Trabajo.

Si la denuncia fue hecha por el afectado o derivada por el empleador a la Inspección del Trabajo, ésta debe efectuar una investigación en los mismos términos descritos anteriormente. Finalizada la investigación, la Inspección del Trabajo le comunicará los resultados al empleador o empleadora, y de haber comprobado la existencia del acoso sexual le sugerirá adoptar medidas concretas.

¿Cuáles son las sanciones que se contemplan ante el acoso sexual?
Ver más keyboard_arrow_down

Si se comprueba el acoso sexual, el empleador debe aplicar las medidas o sanciones que correspondan dentro de un plazo de 15 días de terminada la investigación interna o desde que se le hayan comunicado los resultados de la investigación efectuada por la Inspección del Trabajo. Sin embargo, el procedimiento y las sanciones deben estar contenidos en el Reglamento Interno. Entre dichas sanciones está contemplado:

  • El despido del trabajador o trabajadora cuando se ha comprobado su condición de acosador, sin derecho a indemnización, toda vez que se incorporó el acoso sexual como causal de despido (Art.160, N°1 del Código del Trabajo).

Alternativamente, el trabajador o trabajadora afectado/a por acoso sexual por parte de su empleador/a puede:

  • Acudir al Tribunal del Trabajo respectivo poniendo término al contrato de trabajo demandando el pago de las indemnizaciones legales correspondientes.
  • Solicitar el incremento del 80 por ciento en sus indemnizaciones legales si el empleador no dio cumplimiento al procedimiento por acoso sexual.

No obstante lo anterior, si el trabajador/a invocó falsamente la causal de acoso sexual como fundamento del autodespido, debe indemnizar los perjuicios que cause al afectado/a, y puede ser objeto de acciones legales que procedan (responsabilidad penal).