Skip to content
Pastoral UC

Atrio de Santiago: expertos discuten y plantean desafíos para la educación actual


El evento responde a un llamado al encuentro entre diversos puntos de vista, a través de una discusión en la que razón y la fe puedan dialogar en pos de una sociedad más tolerante.

Panorámica del Salón de Honor, donde se realizó el panel sobre educación, de la segunda versión del Atrio de Santiago.

“El reto está en ¿cómo formamos personas capaces de resistir lo que nos va a tocar vivir en el siglo XXI? Tenemos que formar gente muy resiliente, muy resistente; que pueda entender lo que le va a ocurrir a nuestras sociedades”, fue parte de lo que señaló José Joaquín Brunner, académico de la Universidad Diego Portales, durante su presentación en el panel “Del cómo al por qué… Ampliando la mirada sobre la educación”.

Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, indicó que él relacionaría la pregunta fundamental de por qué educamos, con el hecho de que “hemos estado durante mucho tiempo -durante décadas- preocupados por el qué hacer en la educación, los contenidos, el currículum  -el cómo hacer- la didáctica los métodos y muy poco en la pregunta de para qué hacer”. 

Por su parte, el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, señaló que es necesario que los jóvenes tengan las herramientas para “desarrollar sus capacidades y talentos, aportando a sus necesidades y a la sociedad bajo la estructura de una sociedad libre”. Para ello, planteó el subsecretario, “hay que tener la capacidad y el sentido de transformarnos y transformar a quienes nos rodean en un aporte (...), generando espacios de confianza en el sistema educativo; espacios de autonomía y diversidad”. 

Más de 100 personas asistieron a este encuentro cuyo objetivo fue generar un diálogo fecundo sobre la educación en nuestro país, enmarcado en la segunda versión del “Atrio de Santiago, Diálogo entre creyentes y no creyentes”, que comenzó este miércoles 16 de octubre.

En el conversatorio, además de Brunner, participaron Raúl Figueroa, subsecretario de Educación; Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores; José Pablo Arellano, Investigador del Cieplan y ex ministro de Educación; y Magdalena Aninat, directora ejecutiva de CEAS, quienes fueron moderados por Lorena Medina, decana de la Facultad de Educación UC.

Ceremonia de inauguración

En el puntapié inicial del Atrio de Santiago también estuvo presente monseñor Celestino Aós, Administrador Apostólico de Santiago, quien realizó una oración inicial, y que fue seguida por las palabras del rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez.

“Hemos querido generar espacios de diálogo donde se produzca un encuentro generoso y fraterno en temas de relevancia que consideramos esenciales para potenciar la cultura del encuentro en nuestro país, tales como el sentido de la vida y cómo el hombre actual puede dar sentido a su vida a través de la fe y la razón, para que nuestras diferencias no nos generen distancias y propiciar una amistad cívica donde podamos encontrarnos”, dijo el rector.

Asimismo, monseñor Melchor Sánchez de Toca, subsecretario del Consejo Pontificio para la Cultura, en la conferencia inaugural señaló que este encuentro nos permite escuchar al otro para fomentar espacios de diálogo entre diversos credos, lo que significa “un doble proceso de apertura y aventura”.

Este proceso, dijo el prelado, exige un “abandono de las certezas, o mejor el abandono de la falsa seguridad que puede proporcionar la costumbre y el apego a ciertas ideas”. Sin embargo, aclaró, esto no quiere decir que el creyente pueda “abandonar la certeza de la fe” o “admitir una nueva verdad”. 

¿Qué es el Atrio de Santiago?

El Atrio de Santiago es un evento que fomenta el diálogo y el encuentro, basado en el respeto hacia los demás, independiente del credo de cada uno. Para ello, se realizará una serie de paneles sobre educación, diálogo interreligioso, amistad cívica y sentido de la vida. 

Esta actividad hace eco a un llamado que realizó el Papa Emérito Benedicto XVI en el año 2009 para que personas de diferentes credos se abrieran a un espacio para generar un diálogo no solo interreligioso, sino que pueda propiciar un encuentro entre no creyentes. 

Dentro de las actividades también se incluye la pintura de un mural interno y uno externo del Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, con la participación de algunas reclusas, así como de un grupo de voluntarios y expertos muralistas.

Para finalizar esta semana de reflexión, el domingo 20 se realizará la “Fiesta del encuentro” en la plaza La Paz (Recoleta), con un mapping que mostrará la parábola del Hijo Pródigo adaptada al contexto sociocultural chileno, acompañado de un repertorio de canciones populares, entonadas por un coro compuesto por 700 personas de distintas parroquias, colegios, movimientos, instituciones y credos.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado