Skip to content

Festival de Innovación y Futuro UC: Innovar, emprender y colaborar


Futuro e innovación van de la mano. El desafío está en cómo hacer las cosas que siempre hacemos de mejor forma y con la posibilidad de crear algo nuevo, más eficiente y sustentable. La clave está en atreverse, no temer al fracaso y recuperar el optimismo. El auge de emprendimientos de alto impacto tecnológico refleja ese nuevo ánimo y un ambiente auspicioso para la tan necesaria recuperación económica.

photo_camera Entre el 6 y 8 de julio se realizará la tercera versión del Festival de Innovación y Futuro, en un momento en que el emprendimiento y la innovación son clave, no solo para recuperar la economía, sino para responder a las necesidades y cambios que ha provocado la crisis sanitaria. (Imagen: César Cortés/Centro de Innovación UC)

“Solo una crisis –real o percibida– da lugar a un cambio verdadero. Cuando esa crisis tiene lugar, las acciones que se llevan a cabo dependen de las ideas que flotan en el ambiente”. La cita del Premio Nobel de Economía Milton Friedman (1912-2006) nos recuerda la importancia del ingenio humano y cómo éste se manifiesta especialmente en tiempos difíciles o cuando se requieren respuestas urgentes.      

Prueba de lo anterior son las vacunas contra el COVID-19. Éstas fueron elegidas por la revista Science como el descubrimiento científico más importante del año 2020. “Nunca antes investigadores habían desarrollado tan rápidamente tantas vacunas experimentales contra el mismo enemigo (…) Y nunca antes los gobiernos, la industria, el mundo académico y las organizaciones sin fines de lucro habían invertido tanto dinero, músculo y cerebro en la misma enfermedad infecciosa en tan poco tiempo", destacaba la publicación. El camino hacia la inmunidad global continua y se estima que ha superado ya el 23% de la población con al menos una dosis y el cómputo mundial de dosis administradas está por sobre los 2.900 millones de inyecciones, según Our World in Data.

Más allá de un nuevo orden en la ciencia, esta crisis trajo profundos cambios en la interacción social, la economía y la geopolítica, además de una empoderada realidad digital.

2021: la reactivación es el desafío

En materia económica, 2020 fue un año para olvidar: el Producto Interno Bruto (PIB) tuvo la contracción más dura desde 1982, con caídas históricamente bajas del Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) a mediados de año, debido a la crisis del coronavirus. La inversión se desplomó y el desempleo llegó a dos dígitos (10,9%), en un ambiente altamente incierto.

Sin embargo, lo peor parece estar quedando atrás. Las recientes cifras de actividad económica, el mejor escenario externo y los avances en vacunación –pese al surgimiento de la variante Delta y otras– han llevado a los especialistas y autoridades a subir sus expectativas de crecimiento para este año sobre 7,5%.

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, al comentar el IMACEC de mayo –que creció 18,1%, superando los pronósticos- destacó que hemos recuperado el nivel de actividad que teníamos en febrero de 2020 (antes de la pandemia). “La economía chilena ha tenido una capacidad de recuperación bien importante, sobre todo considerando que al mismo tiempo se mantenían muchas medidas restrictivas para la contención del virus”. Aunque el empleo sigue “al debe” y es uno de los indicadores que preocupa. Según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la ocupación completa tres meses consecutivos de caída, con 63.000 empleos menos.

Para Juan Bravo, economista UC y director del Observatorio del Contexto Económico de la U. Diego Portales (OCEC UDP), la innovación es un factor esencial para la promoción del empleo. “Muchos emprendimientos se han reinventado y la misma crisis generó nuevas ideas de negocio que buscaron satisfacer nuevas necesidades surgidas producto de la crisis sanitaria. Así, la pandemia ha sido una oportunidad para muchos que han innovado y eso ha permitido amortiguar significativamente los impactos negativos de las cuarentenas masivas en el mercado laboral”.

Agrega que en el futuro “la innovación seguirá teniendo un rol relevante a medida que se van levantando las restricciones a la movilidad. La crisis sanitaria ha generado cambios de hábitos en los consumidores que tendrán características permanentes y ahí es clave la lectura que puedan hacer los innovadores para poder generar nuevas ideas y que éstas se materialicen en mayor actividad económica y generación de puestos de trabajo”.

¿La hora del emprendimiento?

 

 

El ecosistema de innovación local está en un buen momento. Si bien los emprendimientos de alto impacto tecnológico han ido en aumento los últimos años, en los meses recientes su expansión ha impactado en el mercado financiero.

En el primer semestre de 2021, las start up nacionales captaron en Chile y el extranjero inversiones por más de US$1.540 millones. Tres anuncios de junio así lo demuestran. El primero es la compra del 100% de Cornershop por parte de Uber, pagando US$ 1.400 millones por el 47% que le faltaba para hacerla completamente suya, y, de paso, convirtiendo a la empresa fundada en 2015 por los ingenieros nacionales Daniel Undurraga y Juan Pablo Cuevas, junto al sueco Oskar Hjertonsson, en el primer “unicornio” chileno (compañías que logran generar un valor de 1.000 millones de dólares durante su primer año de lanzamiento al mercado, en este caso, con una valorización de US$ 3mil millones).

El segundo es el levantamiento de capital de US 60 millones de la firma chilena Betterfly, liderada por los chilenos Eduardo y Cristóbal della Maggiora, que la convirtió en la insurtech –tecnología y seguros- con mayor levantamiento de capital serie B de Latinoamérica. Y el último es el movimiento de la compañía chilena NotCo -liderada por Matías Muchnik- cerrando una nueva inversión con un fondo ligado al fundador de comida rápida Shake Shack, que le permitirá comercializar sus productos en el mercado estadounidense y alcanzar la categoría unicornio antes de finalizar el año. 

“La emergencia sanitaria ha gatillado diversos procesos de innovación, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de las economías del mundo”, afirma Pedro Bouchon, vicerrector de Investigación de la UC. En esta evolución, añade, es fundamental identificar las oportunidades para generar emprendimientos de alto valor, articulándose distintos actores incluyendo los sectores público, privado y académico.

“En este contexto, la transformación digital es un desafío evidente –que si bien no era del todo nuevo para muchas organizaciones– se ha acelerado por las condiciones de operación remota, ampliando las posibilidades de innovación y emprendimiento. Este desarrollo, ya sea al interior de grandes compañías, o en otras de menor tamaño –particularmente tecnológicas de alta escalabilidad– será crítico para la reactivación económica del país”, sostiene Bouchon, quien también creó el Magíster en Innovación.

Efectivamente, “subirse al carro” de la digitalización masiva fue una gran presión para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), pero aparentemente lo sortearon con éxito. De acuerdo a un reciente estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las pymes chilenas fueron las que más aumentaron el uso de tecnologías en pandemia (62,15%).

“La emergencia sanitaria ha gatillado diversos procesos de innovación, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de las economías del mundo” - Pedro Bouchon, vicerrector de Investigación de la UC.

Y, es que la crisis por el coronavirus hizo evidente las ventajas de un mundo globalizado abierto a los emprendedores locales. Así lo destaca el subsecretario de Economía y profesor del Magíster en Innovación UC, Julio Pertuzé, para quien la transformación digital provocada por la pandemia ha derribado fronteras físicas, pero también culturales, sobre el uso de las tecnologías. “La sociedad hoy tiene un potencial colaborativo inédito, el que nos puede llevar a nuevos estadios de desarrollo que quizás no éramos capaces de proyectar. Sin embargo, esa habilitación pasa por un trabajo transversal en el que cada actor debe tener voz, no solo para pensar el camino que debemos recorrer, sino también para dialogar sobre cómo recorremos ese camino”.

Networking, colaboración y más…

Como afirma la profesora Gloria Montenegro: “Es clave promover un ambiente colaborativo -como el que se da en la UC- para desarrollar interacciones académicas e interdisciplinarias que promuevan la investigación básica en conjunto, y luego aplicar y transferir los resultados". (Imagen: Prensa UC)
Como afirma la profesora Gloria Montenegro: “Es clave promover un ambiente colaborativo -como el que se da en la UC- para desarrollar interacciones académicas e interdisciplinarias que promuevan la investigación básica en conjunto, y luego aplicar y transferir los resultados". (Imagen: Prensa UC)

¿Cómo, cuándo, dónde y con quién innovar? Las respuestas podrían ser infinitas. Sin embargo, los expertos apuntan a la importancia de las redes de trabajo (networking), la perseverancia, el diálogo, la resiliencia, no temerle al fracaso, el optimismo, un ambiente colaborativo y fuentes de financiamiento. Respecto a esto último, parece haber coincidencia en que el Estado debería generar un ambiente que permita el florecimiento de emprendimientos, considerando el marco regulatorio, un esquema tributario ad-hoc y el acceso a recursos.

El líder emocionalmente inteligente juega un rol clave en este ambiente, puede gestionar el clima emocional y con ello contribuir al logro de resultados. Así lo sostiene Verónica Vásquez, sicóloga y profesora del MBAUC de la Escuela de Administración: “Los que saben permanecer optimistas y positivos aún en condiciones de extrema presión, lo irradian y activan los mejores recursos en sus colaboradores”. Para ella, en esta pandemia los grandes desafíos para una mejor gestión emocional “han sido administrar las emociones negativas en uno mismo y en los otros; e instalar emociones positivas en nosotros y en los demás, que impulsan a personas y equipos a dar lo mejor de sí”.

Y esta atmósfera se da mejor en ambientes colaborativos donde “las buenas vibras” favorecen la creatividad y el intercambio de ideas. Así lo piensa Marcos Singer, director del MBA UC y del Magíster en Innovación UC, para quien la innovación ha existido siempre: la gran diferencia es que antes eran procesos de décadas y ahora son aceleradísimos. Para las empresas antes innovar era una opción, pero ahora es una obligación. Muchas veces las respuestas a los problemas están a la vista y no se requieren soluciones exóticas, pero sí es clave un espíritu país que nos anime a salir adelante. Esta crisis nos ha recordado que los innovadores no solo están entre nosotros, sino que debemos contribuir a que las ideas que transforman afloren en espacios colaborativos como el ecosistema de nuestra universidad”.

También coincide con lo anterior Gloria Montenegro, profesora emérita de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal: “Es clave promover un ambiente colaborativo -como el que se da en la UC- para desarrollar interacciones académicas e interdisciplinarias que promuevan la investigación básica en conjunto, y luego aplicar y transferir los resultados. Si éstas no prosperan también se aprende de los errores. Lo importante es seguir buscando activamente en Chile cómo potenciar y valorar nuestros recursos naturales para obtener productos únicos, con denominación de origen, como en el caso de la miel de ulmo, que es un súper alimento”, dice.

Ella, primera mujer galardonada con el premio Premio L’Oréal-Unesco a Mujeres en Ciencia en 1988, cree que “la innovación es clave para promover el desarrollo de un país, potenciar el emprendimiento, generar empleos y dar valor agregado a los productos naturales que tenemos aquí.. Yo trabajo hace décadas en las propiedades biológicas de nuestra flora nativa y, en los últimos 30 años, en determinar el origen floral de la miel, sus propiedades funcionales, donde ya tenemos el Sello Industrial APF (Active Patagonia Factor) que determina una graduación del potencial como antibiótico natural de las mieles de nuestro país".

"Esta crisis nos ha recordado que los innovadores no solo están entre nosotros, sino que debemos contribuir a que las ideas que transforman afloren en espacios colaborativos (...)" - Marcos Singer, director MBA UC y Magíster en Innovación.

Un festival para la innovación y el rol de las universidades


Toda la información del Festival se puede ver en: https://festivaldeinnovacionyfuturo.uc.cl

Si pensamos en el Chile del futuro, las universidades tenemos un rol relevante a la hora de difundir y promover la innovación. Por lo mismo, es que la UC tendrá este año su tercera versión del Festival de Innovación y Futuro, y que contará con expositores que inspiran y resultan un ejemplo a seguir. Si queremos innovar y entregar soluciones sustentables ante un mundo cambiante e impredecible como el actual, hay que romper paradigmas, ser creativos e impregnarnos con buenas ideas”, destaca el rector Ignacio Sánchez. Agrega que como universidad “nos hemos comprometido con los desafíos que implica un futuro sustentable. Queremos conversar sobre innovación y cómo usar tecnología para el bien social y también de cómo abordar la transformación digital, siempre desde una perspectiva sustentable. Con esta motivación distintos actores de la sociedad se reunirán en este Festival para inspirar y liderar los cambios que Chile y el mundo necesitan”.

Gratuito y on line, esta tercera versión del Festival de Innovación y Futuro UC, que se realizará entre el 6 y 8 de julio, es el escenario ideal para compartir y reunirse abordando temáticas coyunturales y de futuro. Bajo el lema “Ideas que transforman”, este evento convoca al más amplio grupo de protagonista de este ecosistema: desde emprendedores, alumnos e investigadores, hasta empresas de venture capital, inversionistas ángeles y startups, junto a representantes de todos los estamentos de nuestra sociedad. Entre los expositores estarán la economista Carlota Sanz, cofundadora y jefa de estrategia de Doughnut Economics Action Lab, instancia que propone una forma de pensar que impulsa “la dinámica regenerativa y distributiva que exige este siglo”; y Eduardo Della Maggiora, cofundador y CEO de Betterfly.

"Si pensamos en el Chile del futuro, las universidades tenemos un rol relevante a la hora de difundir y promover la innovación" - Ignacio Sánchez, rector de la UC.

En las distintas actividades de networking, foros, talleres y paneles de conversación participará un amplio expectro de autoridades universitarias, académicos e investigadores y representantes del ecosistema de innovación. Entre ellos: el vicerrector de Investigación UC Pedro Bouchon; los decanos de Economía y Administración UC, José Miguel Sánchez e Ingeniería, Juan Carlos de la Llera; el subsecretario de Economía y profesor del Magíster en Innovación UC, Julio Pertuzé; Rosario Navarro, directora de Sonda;  Sergio Rademacher, gerente de Microsoft; Susan Bueno, profesora de Ciencias Biológicas UC, Sebastián Gatica, director de COLAB UC y Juan Carlos Muñoz , director del Instituto para el Desarrollo Sustentable UC; y Cristina Dorador, profesora de la Universidad de Antofagasta y Constituyente electa por el distrito 3 .

El Festival de Innovación y Futuro UC contará con una feria virtual de emprendedores, instancias de mentoring y un concurso para emprendimientos tecnológicos en fases más avanzadas denominado Jaula de Pumas, donde el ganador recibirá una beca para el MBA UC.

Este evento concluirá con un “Panel de Futuro” que tendrá al rector UC, Ignacio Sánchez, conversando con las máximas autoridades de las universidades de Chile, Ennio Vivaldi; de Aysén, Natacha Pino; y de Antofagasta, Luis Alberto Loyola sobre los próximos desafíos en educación superior. Este espacio será moderado por la profesora Gloria Montenegro.

Este evento es organizado por la Universidad Católica mediante el MBA UC, ​​​el Magíster de Innovación UC, ​​​el Centro de Innovación UC y Alumni UC. Cuenta con el auspicio de Isa Intervial y BCI.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado