Skip to content
Premio Abdón Cifuentes

Francisco Gallego: “Mis aportes en las políticas públicas se han hecho a través de investigación”


Profesor del Instituto de Economía y director científico de J-PAL LAC, acaba de ser reconocido por sus aportes como académico e investigador al servicio del país y de la sociedad. Esto, además de liderar el trabajo de importantes comisiones vinculadas al tema laboral, ha participado en la evaluación de iniciativas en el ámbito educacional y social, dentro y fuera de Chile.

photo_camera A mediados de marzo, el profesor Francisco Gallego fue convocado por el ministro de Hacienda para asesorar en el diseño de políticas públicas que permitieran, en una primera etapa, contener las consecuencias negativas de la crisis sanitaria. Crédito: Facultad de Economía y Administración.

A mediados de marzo, el profesor del Instituto de Economía Francisco Gallego, fue convocado por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, para asesorar en el diseño de políticas públicas que permitieran, en una primera etapa, contener las consecuencias negativas de la crisis sanitaria en los trabajadores informales de la población. Luego, una vez que se terminen las cuarentenas, para ayudar a la recuperación de puestos de trabajo y de fuentes de ingreso para ellos. 

El resultado de esa primera misión, en la que Gallego trabajó junto a un grupo de investigadores de la UC, sirvió de base para el diseño del Ingreso Familiar de Emergencia. “Dimos ciertos parámetros que hasta el día de hoy se siguen usando en la discusión”, señala. Y explica que junto a académicos de la Escuela de Gobierno, del Centro de Políticas Públicas, de Administración y de Economía, más que decirle al ministro lo que tenía que hacer, le entregaron insumos para ser considerados en la toma de decisiones, basados en evidencia científica, respecto al monto, la cobertura y cómo se debía repartir.

A mediados de marzo, el profesor Francisco Gallego fue convocado por el ministro de Hacienda para asesorar en el diseño de políticas públicas que permitieran, en una primera etapa, contener las consecuencias negativas de la crisis sanitaria.

Dice que hubo cosas importantes que fueron incorporadas y otras que pasaron por alto. Que pudo haber sido un mejor programa. 

El año pasado, le encargaron la tarea de coordinar la mesa técnica que analizó el tema de la jornada de las 40 horas. El foco de su trabajo fue el mismo: informar la discusión, no entregar recetas.  

J-PAL y la batalla contra la pobreza

Detrás de esta lógica de trabajo asoman los principios que inspiran alAbdul Latif Jameel Poverty Action Lab, más conocido como J-PAL, cuya oficina para Latinoamérica y el Caribe está en la UC, y que tiene como director científico al profesor Gallego. “Los principios de J-PAL son usar la evidencia científica para entender los problemas y poder usar ese conocimiento para que, quien tiene que tomar las decisiones, que no somos nosotros, las pueda tomar de manera informada”, resume. 

"Los principios de J-PAL son usar la evidencia científica para entender los problemas y poder usar ese conocimiento para que, quien tiene que tomar las decisiones,  las pueda tomar de manera informada" - Francisco Gallego, profesor del Instituto de Economía.

Pero, a pesar de la figuración pública que ha tenido su rol en estas mesas técnicas, aclara: “Creo que mis aportes en las políticas públicas no han sido en las grandes comisiones, sino en hacer investigación, que ha ido generando conocimiento junto con otra gente -que a veces son ONG, que a veces son el gobierno-, y que ayuda a que esas políticas se diseñen mejor”.

Ingeniero Comercial de la UC y doctorado en el MIT, Gallego trabaja temas de desarrollo económico, tales como pobreza, desigualdad y educación, generalmente en proyectos de largo plazo. Uno que ha tenido un gran impacto en las escuelas de Perú y del que habla con entusiasmo, se inició hace cuatro años.

Con el apoyo de J-PAL y junto con un profesor de la U. de Princeton y otro de la U. del Pacífico en Perú comenzaron a investigar sobre la exclusión escolar en este país. Aplicaron un programa de intervención piloto basado en videos educativos que logró reducir la tasa de deserción escolar, en forma significativa a un bajo costo. La iniciativa, rigurosamente evaluada y desarrollada con el apoyo del Ministerio de Educación, desde el año pasado se extendió a todas las escuelas con jornada escolar completa de Perú. 
 

Desde J-PAL le ha tocado participar evaluando el impacto de otros proyectos de política pública de alcance nacional, como es el caso de la ONG Mi Parque y la iniciativa gubernamental Yo elijo mi PC.

Además, destaca su trabajo con ONG, especialmente en los directorios de tres entidades: Infocap, América Solidaria y, más recientemente, Olivo. Allí también ha tratado de introducir esta lógica de evaluar las intervenciones públicas y privadas. 

Este trabajo de larga data de Gallego, fue reconocido este año por la UC con el Premio Abdón Cifuentes, que coordina el Centro de Políticas Públicas. El galardón distingue a los “profesores que han orientado su investigación y docencia al servicio del país y que, a través de su labor académica, han logrado un impacto positivo y directo en la sociedad, transformándose en un aporte al desarrollo de las políticas públicas”. 

Dice que el premio lo sorprendió, porque “soy alguien que trabaja más bien haciendo paper y haciendo clases en la universidad”. Las clases en la universidad son una de las cosas que más agradece y lo emocionan.

“Me gusta hacer clase, lo paso súper bien. Somos privilegiados de tener gente tan motivada y también me gusta mucho esta idea como de laboratorio: de estudiantes que están aprendiendo a hacer investigación. Yo lo viví cuando fui alumno y lo agradezco muchísimo. No estaría donde estoy ahora si no hubiera tenido ejemplos como el de Vittorio Corbo”, declara. 

Y agrega que “lo que mejor uno hace como profesor universitario es generar conocimiento y trabajar con los estudiantes”. Las comunicaciones no son lo suyo y por eso, dice no tiene Twitter y no usa redes sociales. “Hay instituciones que nos apoyan divulgando y sistematizando este conocimiento, como lo que hace J-PAL y el Centro de Políticas Públicas”, explica y suma: “Para participar en las redes sociales, tendría que renunciar a algo”. No está dispuesto.  
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado