Skip to content
Estudiantes UC

Antonia Muñoz, Premio Espíritu UC: Comprometida con la defensa de la vida


La alumna de séptimo año de Medicina se destaca por su labor social en el programa “Acompañar-es” y en el curso “Dilemas al inicio de la vida”.

photo_camera Karina Fuenzalida.

Cuenta Antonia Muñoz (25 años) que cuando la llamó el rector Ignacio Sánchez para contarle que había ganado el Premio Espíritu UC, creyó que era una broma. Y es que esta alumna de séptimo año de Medicina UC realiza sus acciones de servicio por convicción y no esperando un reconocimiento.
 
“Nunca pensé ganar este premio, soy una persona muy normal, no me siento merecedora”, dice con modestia. Sin embargo, su activa labor en Pastoral de Medicina UC y su participación en proyectos sociales demuestran lo contrario.
 
Antonia es la mayor de dos hermanas. Estudió en el Colegio Sagrados Corazones de Alameda, ingresó en 2008 a Bachillerato en la UC, y, en 2009 a la Escuela de Medicina.
 
El  2012 colaboró en la fundación del programa "Acompañar-es", perteneciente a la División de Ginecología y Obstetricia de Medicina UC. En él se atiende a las familias que conciben un hijo con una malformación congénita letal, brindando cuidados paliativos perinatales con un equipo multidisciplinario. Antonia está cautivada con este proyecto: “Es un trabajo de apoyo a las personas que están sufriendo. He tenido la oportunidad de acompañar a las pacientes durante su embarazo, su parto y también en el momento dramático de la muerte de su hijo enfermo. Acompañar en el dolor es amar, estar, escuchar y rezar con nuestros pacientes”.
 
Como parte de “Acompañar-es”, desde el año 2013 Antonia ha organizado el curso "Dilemas al inicio de la Vida", llegando en su segundo año a contar con más de 280 asistentes provenientes de diversos colegios, universidades e instituciones. “La creación y desarrollo de este curso surgió al constatar que quienes discuten sobre las leyes para aprobar el aborto desconocen muchos detalles del tema. El país necesita más formación al respecto. Ha sido muy gratificante recibir asistentes desde diferentes ámbitos de la sociedad que gracias al curso incluso se cuestionan un cambio hacia la postura de defensa de la vida”, relata la joven.
 
Antonia dice emocionada: "Este premio es un reconocimiento para mis padres que me han educado y también para muchos doctores que me han guiado en este camino".
 
Sobre sus estudios y la medicina, Antonia comparte que quiere continuar trabajando para el cuidado de la vida desde sus inicios y la protección de los que están sufriendo. Le interesa continuar su formación en bioética y seguir aportando en la misión evangelizadora de la UC.

Publicado en Visión UC.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado