Skip to content

Inseminación de abejas reinas culmina exitosamente


El profesor de la Facultad de Ciencias Biológicas UC, Ricardo Moreno, cumplió con las metas trazadas por su equipo de trabajo: todas las reinas inseminadas sobrevivieron y produjeron embriones de obreras, lo que aumenta las posibilidades de multiplicación de la especie. 

photo_camera Archivo UC

Los perjuicios ambientales y económicos que provocaría la desaparición de las abejas mielíferas es un tema que tiene trabajando a científicos de todo el mundo, buscando fórmulas para evitar el desastre. Para intentar dar respuesta a esta problemática, desde hace dos años el laboratorio del profesor Ricardo Moreno de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC, en conjunto con el Centro de Investigación Apícola Abejas del Biobío limitada, obtuvieron un fondo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura. De esta forma se desarrolló por primera vez en Chile la inseminación asistida a abejas reinas vírgenes, con semen de zánganos previamente congelado, para optimizar los procesos de reproducción y aumentar así la natalidad de estos insectos.

El último experimento realizado a comienzos de enero consistió en la inseminación de siete abejas reinas, las cuales fueron intervenidas en su propio hábitat en la ciudad de Los Ángeles, localidad donde se ubica la empresa Abejas del Biobío. Luego de un mes se puede confirmar que los resultados fueron muy auspiciosos: “Logramos todos los objetivos, ya que además de que sobrevivieron todas las reinas inseminadas, está comprobado que como resultado se producirán abejas obreras, las cuales al ser hembras aseguran la perpetuación de la especie que es lo que más buscamos”, asegura el científico Ricardo Moreno. 

Esta es una gran noticia para la industria apícola, ya que la limitante que tienen actualmente es que solo pueden inseminar reinas con semen de zángano durante los meses de septiembre a febrero, porque este último aparece cuando se activa el flujo de néctar de las flores. 

La nueva técnica

La inseminación instrumental de abejas reinas consiste en introducir semen de zánganos seleccionados a través de un microquirófano que permite controlar todas las etapas. Con esta técnica, se logra obtener abejas reinas 100% puras en sus razas, potenciar aspectos productivos, favorecer la autohigiene de las abejas, entre otras muchas ventajas.

La novedad de este procedimiento es que se realizó con semen de zángano que fue congelado a bajas temperaturas (-196ºC), en nitrógeno líquido. Este procedimiento se realiza gracias a que el semen se mezcla con soluciones químicas denominadas agentes crioprotectores, que protegen a las células del daño producido por la formación de cristales de hielo durante el proceso de congelamiento y descongelamiento, evitando posibles daños a la membrana plasmática.

El método de congelación aplicado en este caso es distinto a todo lo que se ha publicado en el resto del mundo (actualmente existen cuatro países que buscan introducir comercialmente el semen congelado). La diferencia radica en la velocidad del proceso y la concentración de las soluciones utilizadas (diferente combinación y concentración de crioprotectores). 

Luego de estos resultados, el equipo multidisciplinario liderado por Ricardo Moreno pretende postular a un Fondef, a fin de obtener financiamiento para que este logro se pueda escalar a nivel industrial. 

“Este es un proyecto con una aplicación directa en la agricultura chilena, que tendrá un gran impacto en el fortalecimiento de la industria apícola, un área que se encuentra amenazada biológicamente. Además, este trabajo nos ha permitido afianzar lazos con los empresarios, lo que es un impulso para la ciencia”, asegura Moreno.

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Daniela Farías G., dkfarias@uc.cl


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado