Skip to content

La Taguada: primer estreno virtual del Teatro UC


Tras adaptarse a la pandemia, este escenario de la UC reabre digitalmente el jueves 10 de septiembre, volviendo con una obra dirigida por el destacado dramaturgo Luis Barrales. En esta ocasión, a través de Claudia Di Girolamo y Paula Zúñiga, el montaje pretende reconstruir un duelo icónico de la cultura popular para abarcar temas de identidad nacional.

photo_camera Además de Paula Zúñiga y Claudia Di Girolamo, el elenco también está compuesto por los payadores Manuel Sánchez y Moisés Chaparro. Crédito: Teatro UC.

En Taguada, novela de Andrés Montero publicada en 2019, hay una elección. Una versión propia de un mito nacional que lleva siglos. El mito en cuestión es el duelo entre Taguada y Javier de la Rosa -uno mulato pobre y el otro rico hacendado-, quienes inician una maratón de 96 horas con un enfrentamiento de payas para pelear por una mujer. El duelo captó la atención, se convirtió en una historia que traspasó generaciones y que de tanto en tanto vuelve a través de creadores nacionales como Juan Radigrán y su revisión de este mito en la obra El Encuentramiento (1995).  

Esta historia, este duelo de múltiples relatores, este episodio chileno que causó una marca en el tiempo, es la trama que da pie al nuevo estreno del Teatro UC. La Taguada abre vía Zoom desde este jueves 10 de septiembre al sábado 3 de octubre, con una adaptación dirigida por Luis Barrales. En ella, el dramaturgo se basa en la novela de Andrés Montero, retomando este mito de criollos, mestizos, mulatos y hacendados. Es el Chile de 1830, un país post Independencia. Se ha vencido al yugo español, O’Higgins decreta la abolición de los títulos nobiliarios, y ronda ese ánimo reconstituyente que vuelve a tener eco en el Chile de hoy.

“Este mito debe ser uno de los pocos que tenemos en Chile. El país durante esas primeras décadas vivía un jolgorio. La sensación era de liberarnos de España y del hacendado. Eso es muy parecido a lo que ocurre ahora: espíritus reconstituyentes”- Luis Barrales, director La Taguada

La idea de Barrales va más allá de mostrar esto como un hito del pasado nacional. No pretende contar este duelo con esa tranquilidad de quien observa algo a distancia. En La Taguada, se ve el mito de 1830 como una herida que se proyecta hacia el presente, una espiral histórica que va a la esencia del país.

“Montero fue ordenando este mito y a partir de trozos de distintas versiones él hace un relato. Ese trabajo es bellísimo. Este mito debe ser uno de los pocos que tenemos en Chile. El país durante esas primeras décadas vivía un jolgorio, tenía la impronta del resentimiento del “huacho Riquelme”. La sensación que había, el ethos que había era de liberarnos de España y también del hacendado. Eso es muy parecido a lo que ocurre ahora: espíritus reconstituyentes”, asegura Luis Barrales.

Para recrear este mito, La Taguada tiene en su elenco a Claudia Di Girolamo y Paula Zúñiga, también académica de la Escuela de Teatro UC. Durante la transmisión de la obra -cuyas entradas están disponibles aquí, se realizará en vivo y contará con un conversatorio posterior-, las actrices interactúan en escena con los payadores Manuel Sánchez y Moisés Chaparro, quienes intervienen en distintos pasajes mientras ellas intentan reconstituir este duelo y sus raíces.

“Me encanta estar contando esta historia desde este lugar para reflexionar también sobre cómo se ha construido nuestra sociedad, cómo llegamos al estallido social y por qué este mito tiene mucho que ver con nuestra realidad de hoy. Es inevitable hacer la conexión con lo que está ocurriendo, con por qué se perdió el miedo hasta el punto que hubo un cambio total”, dice Claudia Di Girolamo.

La Taguada, último estreno de Teatro UC, se basó en esta novela de Andrés Montero publicada el 2019. 


Pese a que La Taguada fue pensada originalmente como un montaje presencial, en poco más de dos meses de escritura y adaptación el equipo tras esta obra pudo repensar el contenido y llevarlo a Zoom. Tanto para Barrales como para Di Girolamo esta es la primera vez que crean una pieza virtual. 

“Partimos de cero, consideramos las condiciones y el tiempo. Cambia mucho ese acuerdo del espectador con los actores al entrar en una sala de teatro, donde hay un silencio, luces apagadas: una inducción a un viaje que es imposible en este formato. Concluimos que los tiempos de concentración son muy distintos y la obra online debe pretender una síntesis temporal. Las obras duran menos porque las distracciones son grandes. Esa fue mi principal dificultad, sintetizar”, comenta Luis Barrales.

El resto de las facetas del montaje, como el trabajo actoral, las definiciones técnicas y la puesta en escena, parecieron fluir mucho más fácil para el director y académico de la Escuela de Teatro UC.

 

"Quisimos que estuvieran juntas en escena, pese a estar cada una en su casa. Exploramos, buscamos los límites de Zoom y nos dimos esa tarea hasta dar con claves para generar esa ilusión. Fue muy trabajoso, pero muy divertido a la vez"- Luis Barrales, director La Taguada.

"Tengo la suerte de contar con un gran equipo, todos conocen muy bien su oficio y están alertas a este nuevo formato. Hicimos un mapa respecto a qué posibilidades teníamos, qué referencias habíamos visto, qué podía ampliarse. Ambas actrices tienen experiencia como directoras, fuimos entre todos tomando decisiones. Una de ellas, por ejemplo, es que no nos interesaba generar algo presentacional: nadie quería ver personajes hablándole a la cámara, hablándole al Zoom. Quisimos que estuvieran juntas en escena, pese a estar cada una en su casa. Exploramos, buscamos los límites de Zoom y nos dimos esa tarea hasta dar con claves para generar esa ilusión. Fue muy trabajoso, pero muy divertido a la vez", dice Luis Barrales. 

Para Claudia Di Girolamo esta aproximación virtual de La Taguada fue un desafío que quería experimentar, porque sentía curiosidad sobre este formato online, y redescubrir los lenguajes que permiten esas plataformas.

“Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Me entregué no más, con toda la confianza del mundo y me parece que el resultado es notable. Paula Zúñiga, mi compañera actriz en la obra, es una mujer muy generosa y a la cual admiro mucho, entonces no ha sido difícil para nosotras entablar esa relación en este nuevo formato. Hemos visto videos de algunos ensayos, y esto tiene el acento maravilloso de estar contando una historia que es encantadora pero también desgarradora, y eso se ve. La participación de los payadores Moisés y Manuel es perfecta, se entreteje muy bien con los diálogos y con el juego que tenemos con Paula”, cuenta Claudia Di Girolamo sobre la experiencia.

 

  • Funciones: Del 10 de septiembre al 3 de octubre, jueves a sábado a las 20.30 horas, vía Zoom. 
  • Entradas Teatro UC Virtual / Teatro en vivo vía Zoom disponibles en Ticketplus.tv

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado