Skip to content

UC reitera importancia de leer la carta del Papa


“Hoy somos retados a mirar de frente, asumir y sufrir el conflicto, y así poder resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo caminar”, señaló el Papa Francisco el pasado 31 de mayo en su carta dirigida al Pueblo de Dios que peregrina en Chile.

photo_camera Pixabay.

Luego de los encuentros de los Obispos chilenos con el Papa en Roma, el 31 de mayo se dio a conocer una carta de Francisco dirigida al Pueblo de Dios que peregrina en nuestro país. En ella el Santo Padre invita a que la Iglesia chilena actúe, que los laicos hablen y participen: “Como le dije a los jóvenes en Maipú, quiero decírselo de manera especial a cada uno: la Santa Madre Iglesia hoy necesita del Pueblo fiel de Dios, necesita que nos interpele [...] La Iglesia necesita que ustedes saquen el carné de mayores de edad, espiritualmente mayores, y tengan el coraje de decirnos, 'esto me gusta', 'este camino me parece que es el que hay que hacer', ‘esto no va’. Que nos digan lo que sienten y piensan. Esto es capaz de involucrarnos a todos en una Iglesia con aire sinodal que sabe poner a Jesús en el centro”.

A su vez, el Papa en la carta compartió su alegría y esperanza al confirmar en el diálogo con las víctimas “su reconocimiento de personas a las que me gusta llamar “santos de la puerta de al lado”. Seríamos injustos si al lado de nuestro dolor y nuestra vergüenza por estas estructuras de abuso y encubrimiento que tanto se han perpetuado y tanto mal han hecho, no reconociéramos a muchos fieles laicos, consagrados, consagradas, sacerdotes, obispos que han dado la vida por amor en las zonas más recónditas de la querida tierra chilena".

En este enlace se puede leer la carta completa.

“He recibido esta carta con mucha alegría y con mucha esperanza. Me parece que el estilo de autoridad de Francisco es el de un presidente, no es el del gerente de una empresa. Es el de una persona que se toma su tiempo y que confía muchísimo en la capacidad de las iglesias locales para, precisamente, mirar su realidad y descubrir la mejor manera de abordar sus propios problemas. En ese sentido, yo, personalmente, leo en la carta de Francisco un mensaje de tremendo empoderamiento a las iglesias locales, a las comunidades y al laicado en general.”, expresó Claudia Leal, académica de Teología UC en una entrevista realizada por canal TVN 24H cuando se recibió la carta.

“Hay frases que nos muestran cuáles deberían ser las claves de la Iglesia que queremos en cinco años más, en 10 o en 20. Porque ya es tiempo de que tomemos conciencia sobre el hecho de que cambiar a los obispos, sustituir a los obispos, no va a solucionar el problema. Y Francisco lo dice claramente. Hay ciertas condiciones muy básicas para que la Iglesia enmiende su rumbo. Las claves están más allá de esa renovación jerárquica, tienen que ver con una Iglesia adulta, una Iglesia capaz de promover una fe que ya no es más esa fe infantil que tiene miedo de dudar o de equivocarse. Necesitamos mirarnos horizontalmente, también. En esa misma línea hay que aprender a valorar el desacuerdo. Es muy enfático, Francisco, para decir que el desacuerdo y la crítica no deben nunca más ser entendidas como una traición”, señaló la académica.

La profesora de teología moral enfatizó: “Yo pienso que durante mucho tiempo hemos sido todos, transversalmente y globalmente, víctimas de una cultura que en último término decía que, por el bien de la institución, se debían dejar pasar ciertas situaciones, o, por el miedo a la reacción de la autoridad, se debían callar las críticas. Ya es tiempo de que seamos capaces de mirar esas realidades, mirarnos con naturalidad, mostrar nuestras opiniones con serenidad y que, sin importar si estamos en desacuerdo, podamos trabajar juntos por una misión, que es la que Jesucristo nos ha encomendado”.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado