Skip to content

Carta del rector: El proceso constitucional


Desde hace ya más de un año, en la UC se formó la Comisión Proceso Constitucional con el objeto de aportar reflexiones en relación al diseño del proceso constituyente y al funcionamiento de la Convención, comenta en La Segunda el Rector UC, Ignacio Sánchez.

photo_camera Estimular la participación, recoger y estructurar las opiniones son desafíos a lograr. Crédito imagen: Daniela Zárate

El proceso destinado a elaborar una nueva Constitución es de gran importancia para la ciudadanía. Si bien debe ser un texto jurídico que cumpla con las exigencias técnicas, se debe realizar un proceso que identifique a las personas para que se considere parte integral de la nación. Esto tiene especial relevancia en tiempos de polarización y desconfianza a las autoridades y a las instituciones del país. Por esto, es clave dar una señal de acuerdos, transparencia y unidad de propósitos.

Desde hace ya más de un año, en la UC se formó la Comisión Proceso Constitucional con el objeto de aportar reflexiones en relación al diseño del proceso constituyente y al funcionamiento de la Convención. La Comisión tuvo un carácter interdisciplinario, con profesores(as) de todas las áreas de la universidad, es decir de las humanidades, las artes y las ciencias, lo que tiene el valor de una mirada amplia y colaborativa

Los aspectos analizados incluyeron la participación ciudadana; la deliberación y el consenso; junto al debate constitucional. La participación es un factor clave, la que debe ser inclusiva y representativa, incorporando la diversidad de personas, etnias y territorios. Debido a la evolución de la pandemia, es importante implementar plataformas virtuales de participación, sin dejar de lado la presencia de los constituyentes en las regiones del país. Es importante determinar el tipo de proceso y metodología participativa a desarrollar, es decir cabildos ciudadanos, encuentros, foros, entre otros. Estimular la participación, recoger y estructurar las opiniones son desafíos a lograr.

"El trabajo se debe orientar a la construcción de una sociedad más justa, con un proyecto de futuro, que interprete de mejor forma a la ciudadanía. Son las nuevas generaciones las que vivirán en el marco de esta nueva Constitución, en ellas hay que pensar al redactarla" - Ignacio Sánchez, Rector UC

En el proceso deliberativo, es crucial que se alcancen amplios consensos en cada uno de sus contenidos, para representar a toda la comunidad nacional. El quórum de votación, con la aprobación de las normas por los 2/3 de los miembros de la Convención da una seguridad de apoyo ciudadano y permanencia en el tiempo de la nueva Constitución. Es clave poder tener un debate sereno, seguro y respetuoso, con libre deliberación y adecuado acceso a la información. La transparencia e información a la comunidad debe explicitarse, con los espacios de reserva de deliberación a definir.

Así también, el debate constitucional debe considerar un diagnóstico compartido y un proyecto común, con principios políticos básicos de consenso. Hay que tener presente que no todo lo que se quiere incluir puede estar en el texto constitucional, el ejercicio debe ser contenido en expectativas, ya que éstas nunca van a poder cumplirse de manera completa. El trabajo se debe orientar a la construcción de una sociedad más justa, con un proyecto de futuro, que interprete de mejor forma a la ciudadanía. Son las nuevas generaciones las que vivirán en el marco de esta nueva Constitución, en ellas hay que pensar al redactarla.  Este es el desafío del proceso que se inicia. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado