Skip to content

El COVID-19 y su impacto en el aprendizaje y el estado socioemocional de niños, niñas y adolescentes


En 2020, el CJE realizó un estudio que buscó abordar estas temáticas con estudiantes con y sin necesidades educativas especiales. Este 2021, junto con el patrocinio de UNICEF, se llevará a cabo nuevamente para generar evidencia comparativa y revisar los avances o retrocesos en el bienestar de los estudiantes en etapa escolar.

photo_camera Comprender el impacto de la educación a distancia y el estado socioemocional de escolares chilenos, con y sin necesidades educativas especiales, es el objetivo de este estudio que realizará por segundo año consecutivo el CJE. (Fotografía: Karina Fuenzalida)

Pasará mucho tiempo antes de poder conocer en detalle las diversas consecuencias que ha traído la actual situación sanitaria del COVID-19, sobre todo en el ámbito educativo de niños, niñas y adolescentes. Por ello, es necesario seguir indagando con el fin de comprender el impacto de la educación a distancia y el estado socioemocional de escolares chilenos, con y sin necesidades educativas especiales.

En este sentido, el año pasado, el Centro Justicia Educacional llevó a cabo un estudio que abarcó a padres y apoderados de 346 niños y adolescentes, de entre 4 y 18 años, quienes respondieron durante octubre 2020 el cuestionario Child Behavior Checklist (Cuestionario de Conducta Infantil) acerca de los problemas emocionales y de conducta de sus hijos.

Al considerar la totalidad de los problemas, tanto emocionales -como la ansiedad, depresión o quejas somáticas-, así como conductuales -ya sea agresiva o transgresión de reglas, además de problemas sociales y atencionales-, los resultados entregados por el estudio de CJE muestra una mayor proporción de alumnos con necesidades educativas especiales (NEE) que presentan criterios diagnósticos por sobre lo “normal”, es decir, que caen en las categorías de Riesgo Clínica, en el mencionado cuestionario.

Este año, CJE realizará nuevamente el estudio, enfocado en obtener la opinión de apoderados de colegios y escuelas de nuestro país. En una segunda instancia de esta investigación, se abordarán las comunidades educativas, puntualmente profesores y asistentes de educación.

Catalina Santa Cruz, investigadora responsable, afirmó que “a partir del primer estudio encontramos que una de las consecuencias más clara era el rendimiento escolar, sin embargo, detectamos una serie de problemas sociales que puede marcar el desarrollo de sus vidas”.

Entre ellos, puntualizó que "los alumnos con NEE, presentan un mayor porcentaje en todos los problemas específicos, pero particularmente se observa una mayor diferencia en relación con las dificultades atencionales, al aislamiento, problemas de pensamiento, y dificultades de tipo ansioso y depresivo”, subrayó.

Por ello, si eres apoderado de un estudiante en edad escolar (pre-kinder a IVº medio) con o sin necesidades educativas especiales, te invitamos a responder la encuesta y así poder informar a educadores, directivos y personas encargadas de las políticas públicas sobre estos hallazgos.

Participa del estudio


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado