Skip to content
Visión Informa

¿Cómo mantener la estabilidad emocional en la familia durante el encierro?


Distanciamiento, teletrabajo, apoyo en clases, y labores domésticas que se van acumulando, todo, en medio de una pandemia. Estas son algunas herramientas para fortalecer la sanidad mental y la dinámica familiar en esta cuarentena, planteadas en las charlas virtuales que las escuelas de Psicología y Trabajo Social están organizando por esta crisis.

photo_camera Las escuelas de Psicología y Trabajo Social están organizando ciclos de charlas virtuales, abiertos a toda la comunidad, enfocados en entregar información útil para lidiar con diversas aristas de esta crisis en el hogar. Crédito: Reuters.

Entre el caos, hay espacios que se vuelven más claves que nunca: la familia, y aquellas redes de apoyo que nos rodean, pasan a convertirse en nuestra interacción más primordial, un nexo que con el encierro puede ser complejo de proteger.

Tras la expansión del Covid-19 en el mundo y el estado de cuarentena fomentado para evitar más contagios en Chile, existe una urgencia mayor de mantener una buena convivencia y una estabilidad emocional en el confinamiento.

"La realidad que estamos viviendo nos plantea muchos desafíos, entre ellos el de la conciliación familia y trabajo, que ahora se manifiesta de un modo distinto. Es imposible aspirar a hacer todo bien, son demasiadas las exigencias, por lo mismo, debemos enfocarnos en las que son esenciales para la familia y para cada uno de sus miembros", dice Carmen Domínguez, directora del Centro UC de la Familia. 

Por esto, desde la Facultad de Ciencias Sociales, las escuelas de Psicología y Trabajo Social están organizando ciclos de charlas virtuales, abiertos a toda la comunidad, enfocados en entregar información útil para lidiar con diversas aristas de esta crisis en el hogar. 

"¿Quiénes son los que están más tensionados en todo esto? La familia. Es algo que cruza a todas las personas, es un tema transversal: todos estamos de alguna manera preocupados e interactuando con nuestros seres más cercanos. Estas charlas pueden llegar tanto a un joven que esté complicado en su casa o a alguien que está teletrabajando o cuidando a sus adultos mayores", dice Claudia Cerfogli, académica de Psicología UC.

"¿Quiénes son los que están más tensionados en todo esto (de la pandemia)? La familia. Es algo que cruza a todas las personas, es un tema transversal"- Claudia Cerfogli, académica de Psicología

Con una programación para los meses de abril, mayo y junio, estas ciclos online están dirigidos a todo tipo de público, con expertos UC, quienes conversan sobre herramientas psicológicas y recursos académicos para reflexionar en torno a dudas del tipo "¿Cómo puedo apoyar el bienestar de niños y niñas en contextos de crisis?"; “¿Beneficios del confinamiento para el desarrollo y el aprendizaje?”; “Satisfacción laboral en el contexto del trabajo a distancia: estrategias para el autocuidado”, entre otros temas.

 

Entre el encierro, existen formas de construir un espacio más propio, refugiándose en la lectura o en actividades como oír música para un instante de calma personal. Crédito: Reuters.

Cuidar, contener, comprender y crear

Para algunos será el encierro en sí. Para otros, todo eso que queda puertas afueras. Los estresores pueden ser distintos según cada persona, y también el contexto en que les toca enfrentarlos. 

A lo largo de la primera de las charlas de Psicología UC, “Familia y coronavirus: recursos familiares y herramientas psicológicas para enfrentar las dificultades”, los académicos Claudia Cerfogli y Germán Morales abordaron este 4 de mayo algunas recomendaciones para enfrentar la actual situación.

Aquellas dificultades, concluyeron, pueden ser tanto internas como externas; con temores a perder vínculos, a perder a tus cercanos, a poner en riesgo la salud propia y del resto, tener problemas de convivencia, o pensar en la incertidumbre económica.

La terapeuta, especializada en tratamiento infantil, cree que en este momento algunas familias carecen de recursos para ser esa fuente de apoyo, y que en esos casos pueden existir otras redes de personas cercanas y significativas.

"Aunque físicamente puedas no estar con ellas, la tecnología hoy permite acercarse a ese alguien que sí te hace bien: no quien nos hace sentir útiles, si no alguien con quien al conectarme me da energía, bienestar. Ese indicador es el que hay que buscar" - Claudia Cerfogli, académica UC

Entre las actitudes que estos terapeutas familiares destacaron durante su charla, está el replantearse el panorama: ante una crisis, las personas muchas veces se centran más en las dificultades y dejan de ver los recursos que sí tienen a su favor. La idea, dijeron en su charla los académicos, es que cada familia se enfoque en aquellas dinámicas positivas que existían de antes, más que intentar reinventar la rueda para esta ocasión: reencontrarse, y también ver qué recursos personales uno tiene como miembro de ese núcleo. 

Algunas indicaciones para esta convivencia pueden ser específicas -como que los más grandes fomenten instancias de oír a los menores-, pero en general, los expertos creen que lo importante es cuidar los diferentes espacios en este encierro. Darse el tiempo para estar solos, en pareja, y en familia entre los desafíos diarios. 

Son las cuatro C del encierro; cuidar, contener, comprender y crear. "Nos estamos cuidando entre todos al estar en cuarentena, un cuidado físico evidente, pero también existe un cuidado emocional con el otro. Está el contener a tu familia, generando que sea tu lugar de tranquilidad"- Claudia Cerfogli, académica UC

 

Uno de los resguardos más trascendentales, opinan los expertos, es realizar juegos o actividades creativas en familia, para aliviar la tensión de estos momentos de encierro. Crédito: Reuters.

De esta cadena, el "comprender" sería lo más complejo según los académicos: mientras más tiempo se dé esta intensidad del encierro, es más probable que existan discusiones en casa, con debates intermitentes sobre las diversas noticias de cada día.

En la cuarentena, comprender al otro es desarrollar educación cívica, dialogar más con esos familiares que piensan distinto. También es fácil olvidarse de crear, y esa es otra meta para ponerse como familia. Sentir que de alguna forma hay crecimiento- Claudia Cerfogli, académica UC.

Ese crecimiento, explica la psicóloga, puede ser aprender algo nuevo, desarrollar un proyecto laboral, estudiar un idioma, hacer un barco de papel, pintar, armar un huerto, y así: no quedarse en el estancamiento físico, y encontrar vida en lo que sí está disponible. Evitar pensar todo el día en un problema, especialmente al dormirse. Y vigilar que la familia tampoco sea un espacio donde llegar y lanzar todas las angustias, cuidar esas instancias, y conectarse con esas ansiedades de otra forma, escribiendo, dibujando, oyendo música de un gusto más personal con audífonos: en definitiva, maneras de llegar a una conexión interior, relajarse y descansar desde el encierro. 

 Hasta ahora, y previa inscripción online en su sitio web, las próximas charlas de Psicología UC son:

  • “Nuevos desafíos en la atención psicológica online con niñas, niños, adolescentes y sus familias”, fijada para el lunes 18 de mayo a las 17:00 horas. Inscripciones disponibles aquí.
  • “Tratemos de ser positivos: ¿beneficios del confinamiento para el desarrollo y el aprendizaje?”, de las profesoras Katherine Strasser y Valeska Grau, el lunes 1 de junio a las 12:00 horas. 
  • “Satisfacción laboral y bienestar en el contexto del trabajo a distancia: estrategias para el auto cuidado”, de la profesora Lydia Gómez y Sergio Valenzuela, que se desarrollará el miércoles 17 de junio, a las 12:00 horas.
  • “¿Cómo cuidar la salud mental antes y después de la crisis del Coronavirus?”, de los académicos Alex Behn y Alejandro Reinoso, el miércoles 24 de junio a las 16:00 horas.

 

En estos instantes, diversas formas de acompañamiento son lo primordial para aliviar a las personas más adultas, quienes actualmente lidian con limitaciones por cuarentena y los miedos de ser un grupo de riesgo en esta pandemia. Crédito: Reuters.

Preocupaciones mayores: la población de riesgo

En este nuevo sistema de vida impuesto por la pandemia del Covid-19, hay un grupo etáreo que capta la atención de toda la familia. Debido al alto riesgo que sufren los adultos mayores con los contagios de coronavirus, su aproximación a este encierro varía de la del resto de los integrantes familiares. En su caso, existiría una proyección de cuarentenas más rígidas, extensas y quizás complejas de mantener.

Justamente esa fue la razón por la que en la escuela de Trabajo Social quisieron partir su ciclo de charlas durante abril, con un encuentro enfocado en esa población de riesgo que puede estar resintiendo aún más estos días de amenazas a su salud y limitantes sociales. 

"Para los adultos mayores es difícil cambiar sus rutinas, y para la familia también es complejo decidir si se alejan, se acercan, ver cómo mantener una preocupación y un contacto con ellos a pesar de esta distancia física" -Sara Caro, académica UC.

Caro, también investigadora del Observatorio del Envejecimiento, estuvo a cargo de la charla "¿Cómo resguardar la salud mental de personas mayores en este (y otros) contexto de crisis?". Allí, los 170 participantes abordaron cómo mantener el contacto social y las relaciones afectivas en el contexto de la cuarentena. En otras instancias realizadas por el Programa del Adulto Mayor, cuenta la académica, ellos les manifestaban que, entre sus miedos, era muy difícil entender esta lógica de 'me alejo porque te quiero', y no ver a quienes más los gratifican en sus días, como sus hijos y nietos.

"Otras personas mayores decían 'no me da miedo morir de Covid-19' pero sí sentir que estoy perdiendo tiempo valioso de compartir con la gente que quiero, y no lo puedo hacer por este contexto", recuerda Sara Caro sobre las preocupaciones iniciales en esta cuarentena.

Para enfrentar esa problemática, la trabajadora social cree que una de las primeras recomendaciones con respecto a estos miembros de la familia, es armar una estrategia a largo plazo con ellos: resulta clave que, ahora que ya sabemos que ellos van a tener un retorno más difícil a sus rutinas, tener contacto con sus conserjes o vecinos, con algún comité de su barrio, profesionales de salud, y armar así una red de apoyo con personas relevantes para este periodo. 

Entre las medidas que debiéramos reforzar en el trato con este segmento, están los apoyos tecnológicos para conversar, ver opciones de mandar algo por delivery y, en sí, hacerse presente con un instante de bienestar aún cuando no se posible estar juntos. 

"Si no son tantos los recursos económicos, de todas formas estar atentos a sus necesidades, ayudarles con sus trámites o a realizar las compras del supermercado. Hay algunos que son más tecnológicos y pueden usar Whatsapp, pero están aquellos que necesitan ver y oír a sus seres queridos, ahí la videollamada es buena compañía, o también desplazarse hacia su casa y verlos desde afuera, regalarles un momento de cariño"-, recomienda la académica.

Otro aspecto que puede ser beneficioso para estos miembros de la familia es orientarlos a una mayor diversidad de contenidos e información.

Actualmente, y previa inscripción online en su sitio web, las próximas charlas de Trabajo Social UC son:

Revise todos los temas del Visión Informa, aquí.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado