Skip to content
Visión Informa

Dolor crónico: cómo evitar que aumente en cuarentena


Existe una amplia variedad de personas con dolor crónico en nuestro país. Fibromialgia, dolor lumbar persistente, artritis y cáncer son algunas de las enfermedades que causan tanto dolor que requieren asistencia constante de profesionales de salud. Hacer ejercicio, tomar sol y cuidar los espacios de ocio ayudan a aquellas personas que, debido a la cuarentena, han tenido que interrumpir tratamientos kinesiológicos y psicológicos.

Adulto tocando su espalda que le duele

photo_camera Docentes de la Facultad de Medicina y miembros de la Unidad de Dolor de la Pontificia Universidad Católica, recomiendan mantener medicación, procurar mantenerse activo y solicitar apoyo mediante seguimiento en plataformas de telemedicina.

La actual pandemia impacta diversas dimensiones del ser humano, en el caso de la salud en el marco de confinamiento ha afectado a aquellas personas que sufren de dolor crónico. Para mantener la cuarentena, no pueden tener acceso regular a las prestaciones del sistema de salud. Es así como los pacientes con cáncer, fibromialgia, dolor lumbar, artritis y otras patologías, no han podido tener continuidad en sus controles con el equipo de salud, afectando profundamente su calidad de vida.
 

Además el confinamiento por sí mismo aumenta sus dolores ya que no pueden hacer caminatas y ejercicios fundamentales para sus terapias, o ven limitada su vida social que también es parte de sus tratamientos. 
 
“Las consecuencias de la pandemia en los pacientes con dolor crónico ya se están percibiendo y aumentarán con el paso de los días. Es importante poder acompañar a estas personas con algunos consejos, aunque sea a la distancia”, asegura la Dra. Solange Rivera, miembro del Programa de Dolor Crónico no Oncológico de la Red de Salud UC Christus.

“Las consecuencias de la pandemia en los pacientes con dolor crónico ya se están percibiendo y aumentarán con el paso de los días. Es importante poder acompañar a estas personas con algunos consejos, aunque sea a la distancia”- Solange Rivera,doctora Red de Salud UC Christus


Ejercicio y su rol protector

Gustavo Torres, académico de la carrera de Kinesiología UC explica que si normalmente mantenemos el hábito del ejercicio físico como nos ha indicado el kinesiólogo, este se transforma en un elemento protector en cuanto a la mejora del sistema inmune. Sin embargo, es muy importante no realizar sobrecarga o inicios muy bruscos de rutinas de ejercicios de dificultad moderada a alta, los cuales podrían incrementar el dolor, por lo cual la recomendación es realizarlo de forma gradual y siguiendo los ejercicios indicados por su kinesiólogo. 

“Es importante destacar que en este período la recomendación es a no salir de casa, por lo que podemos realizar ejercicios en nuestro domicilio según la rutina indicada por el kinesiólogo tratante. Algunas recomendaciones básicas para realizar sus ejercicios son utilizar ropa cómoda, elegir un lugar tranquilo y con temperatura adecuada, e idealmente realizar 30 minutos de ejercicio diario“, declara el docente.

Además de dedicar algunos minutos específicamente a hacer ejercicio, es importante tratar de mantenerse activo durante el día, realizar actividades que nos inciten a movernos por el hogar y, dentro de su tolerancia, desafiarnos tanto física como mentalmente. “Realizar actividades como cocinar, ordenar, jugar con nuestros hijos, cuidar de plantas o el jardín, armar puzles o juegos de mesa, entre otros, nos ayudarán a distraernos y a gastar energía durante el día para dormir mejor por la noche“, agrega Germán Bannen, kinesiólogo de la Unidad del Dolor UC.

“Si normalmente mantenemos el hábito del ejercicio físico como nos ha indicado el kinesiólogo, este se transforma en un elemento protector en cuanto a la mejora del sistema inmune“ - Gustavo Torres, académico de la carrera de Kinesiología UC.

Busque y proteja espacios de ocio


Andrés Ried, académico de Campus Villarrica con un doctorado en Ocio por la Universidad de Deusto, España, explica que en tiempos de cuarentena el ocio puede transformarse en una de las válvulas de escape más importante frente al estrés, la ansiedad y el temor que pueden aparecer en estos periodos de confinamiento. 

“Haz una rutina. ¡No te quedes en pijama! Establece al menos 15 minutos de actividad física (bailar puede ser muy entretenido), genera un tiempo de soledad que se respete (30 minutos al día está bien), recupera tus ocios de la niñez, compártelo con las personas con quien vives, especialmente con los niños y niñas. Pueden hacer pequeñas muestras, juegos, exposiciones, presentaciones de lo que han hecho“, enseña el académico.

“Amplía la casa. Convierte tu pieza en un espacio de ocio. Inventa rincones para los niños y niñas. Con días calurosos las entradas a las casas también pueden ser utilizadas. Además es importante respetar espacios y tiempos personales para tus ocios. Mantén, en lo posible espacios donde puedas leer, pensar, dibujar, escuchar música, tejer, ejercitarte, tranquilo y solo. Lo mismo corre para los menores“, indica Ried.

El académico recalca que es fundamental diversificar los ocios: “Abre las ventanas deja que entre el aire y el ruido del exterior. Una actividad antiquísima de ocio es mirar por las ventanas. Enfócate en la medida de lo posible en árboles, plantas y animales, la sola contemplación de la naturaleza te restaura de maneras insospechadas. También puedes cuidar plantas y mascotas“. 

“Una actividad antiquísima de ocio es mirar por las ventanas. Enfócate en la medida de lo posible en árboles, plantas y animales, la sola contemplación de la naturaleza te restaura de maneras insospechadas“ - Andrés Ried, académico de Campus Villarrica.

 
¿Qué puedo hacer mientras esté en cuarentena?

 
La psicóloga María Paz Ugarte, integrante de la Unidad del Dolor de la UC, recomienda:

  • Es importante reconocer emociones como temor, ansiedad y pérdida del control, las cuales son esperables. Para sobrellevarla hay que tratar de mantener la calma, la confianza y el sentido del humor. 
  • Evite hablar permanentemente del tema.
  • Haga dentro de lo posible una vida normal, respete rutinas y horarios para levantarse y acostarse.
  • Mantenga cierta exposición a la luz solar, salga al patio, asómese a la ventana o balcón.
  • Coma sano (evite azúcares refinados, hidrátese) y respete sus horarios de alimentación.
  • Manténgase informado, pero limite el uso de redes sociales. Practique el “ayuno digital”, un tiempo de desconexión que le permita estar en el ahora. Infórmese desde fuentes fidedignas y oficiales.
  • Comparta con sus seres queridos, active plataformas virtuales de comunicación en caso de tener familiares lejos, pida ayuda a tiempo.
  • Ayude a familiares y cercanos a mantener la calma y tener un pensamiento adaptativo a cada situación.
  • Tenga atención con conductas de discriminación, el miedo puede gatillar este tipo de situaciones.
  • Infórmese de cómo hablar y enfrentar la situación en caso de que conviva con niños.
  • Tome contacto con su equipo tratante para consultar acerca de la renovación de recetas, licencias médicas o re evaluación médica. Acuda con horas agendadas y las debidas precauciones solo en casos críticos, y analice la factibilidad de controles mediante telemedicina apoyados en tecnologías como celulares inteligentes y computadores. La Red de Salud UC ha implementado un sistema de telemedicina, al que la Unidad de Dolor se ha incorporado.

¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado