Skip to content

Estudiantes de Pedagogía apoyan aprendizaje de 92 niños y niñas en jardín de Puente Alto


Este acompañamiento se da como parte de las experiencias del curso “Literatura en la Infancia”. El proyecto, que se realiza desde 2013 y que se inspira en los objetivos y metodología de Aprendizaje y Servicio (A+S), se ha adecuado a las necesidades generadas por la pandemia.

photo_camera Estudiante de la carrera de Pedagogía en Educación de Párvulo de la UC realizando clases a niños y niñas antes del confinamiento. Crédito: Facultad de Educación.

Formar educadoras y educadores solidarios y enfocados a solucionar los problemas sociales del país. Ese es el principal objetivo del Programa Aprendizaje y Servicio (A+S) de la Universidad Católica, creado el año 2004, al cual se adscribe el curso “Literatura en la Infancia” de la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia, desde el año 2013, cuando fue integrado como obligatorio en el último cambio de malla de la carrera. Se distingue por fomentar la participación de sus alumnas y alumnos en centros educativos y jardines infantiles.

Desde su creación y todos los años, las y los distintos estudiantes asisten a un jardín infantil, centro educacional o colegio, organizándose por salas y niveles, realizando actividades, diseñando materiales didácticos y apoyando la labor educativa de las y los educadores del recinto socio.

Este ejercicio lo hacen como parte de los requisitos del curso: “Con esta metodología las alumnas y alumnos tienen la posibilidad de poner en práctica aquello que aprenden en el curso, al servicio de un socio comunitario. Es decir, ejercitan ciertas habilidades en un contexto real”, cuenta Maili Ow, académica de la Facultad de Educación, a cargo del curso que se dicta en el primer año de carrera.

“Con esta metodología las alumnas y alumnos tienen la posibilidad de poner en práctica aquello que aprenden en el curso, al servicio de un socio comunitario. Es decir, ejercitan ciertas habilidades en un contexto real”- Maili Ow, académica Facultad de Educación UC

Este año, el curso se tuvo que adecuar al contexto de educación remota por la pandemia. “Lo que hicimos fue que reemplazamos esas actividades presenciales por el diseño de recursos digitales. Entonces, las y los alumnos construyeron videos, documentos en PDF e instructivos y estos documentos fueron enviados al jardín donde trabajamos”. En esta versión, la alianza se gestó con el jardín infantil Raíz de Sueños de la comuna de Puente Alto, donde todo el material elaborado sirvió a educadoras como apoyo y guía ante el nuevo escenario de las clases remotas.

Este apoyo fue bien recibido por el establecimiento dependiente de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) y, también, por sus pares de otras localidades de la Región Metropolitana que agradecieron el material distribuido a través de la APP “Mi Jardín Junji”.

Alianzas en otras comunas de Santiago

El curso, liderado por Maili Ow, genera alianzas con distintos recintos educacionales para crear este lazo que les permite a las y los estudiantes interactuar. La colaboración ha alcanzado a 15 establecimientos de las comunas de Maipú, Recoleta, La Pintana, La Granja, Peñalolén, La Florida, Pedro Aguirre Cerda, Estación Central y, ahora último, en Puente Alto, en el Jardín Infantil Raíz de Sueños, con el que han mantenido una colaboración desde 2018. Su directora, Marcela Cortés, cuenta que “debido a la contingencia, ellos se comunicaron conmigo para saber cómo podían aportar en el trabajo pedagógico y (…) en conjunto buscamos la estrategia para poder fomentar la literatura desde la cuna, considerando aspectos claves como la contención emocional de nuestros niños y niñas, considerando la realidad de nuestras familias”.

Una experiencia que robustece la malla curricular. Así lo entiende Florencia Paraje, estudiante de Educación Parvularia, quien realizó el curso en el primer semestre de 2020 y fue coordinadora de un grupo de ocho compañeras que trabajaron en el nivel de sala cuna menor (seis meses a un año), en el jardín que reúne a 92 niños y niñas de la localidad de Bajos de Mena, Puente Alto.

“No podíamos creer el hecho de que nuestro material, por el cual nos esforzamos muchísimo, haya tenido tanto impacto y le haya servido a mucha más gente de la que pensábamos” - Florencia Paraje, estudiante de Educación Parvularia

La alumna relata que debió trabajar con sus compañeras mediante reuniones de Zoom y video llamadas de WhatsApp: “Teníamos una pauta de las cosas que teníamos que hacer, la que cada grupo adaptó a las edades de los niños. Había que hacer un kamishibai (‘teatro de papel’) y adaptar la historia a todas las edades, también tuvimos que hacer un vídeo, trabalenguas y adivinanzas”.

Aunque la distancia no fue el principal desafío, dice, sino que, más bien, “¿cómo generar un material para un niño de seis meses a un año si estamos en contra de que se metan a pantallas? Entonces, en verdad nos pusimos a pensar y decidimos que vamos a tener que crear todo el material para los papás en vez de para los niños”.

El material realizado en el curso no sólo fue entregado a la comunidad del jardín infantil Raíz de Sueños, ya que la directora del establecimiento decidió compartirlo con el Plan Nacional de la Lectura, de la Junji, permitiendo que los recursos digitales generados por las alumnas de la UC fueran distribuidos en toda la Región Metropolitana. Para Florencia y sus compañeras, el hecho “fue muy reconfortante”. “No podíamos creer el hecho de que nuestro material, por el cual nos esforzamos muchísimo, haya tenido tanto impacto y le haya servido a mucha más gente de la que pensábamos”, sostiene.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado