Skip to content

Expertos de la UC entregan a Hacienda propuestas para reactivar la economía y el mercado laboral


El Centro de Políticas Públicas UC coordinó una mesa de trabajo interdisciplinaria al interior de la Universidad, para abordar diversos temas asociados a la crisis sanitaria y económica que produjo la pandemia del covid-19, como diagnósticos y propuestas concretas de apoyo económico a los trabajadores vulnerables, y también de reapertura y reactivación del mercado laboral.

photo_camera Las urgencias en materia de empleo y reactivación de la actividad económica fueron parte de los tópicos trabajados por académicos e investigadores de la UC en distintas mesas. En algunas de ellas, participaron los ministros de Hacienda, Ignacio Briones, y del Trabajo, María José Zaldívar.

Un grupo amplio de académicos e investigadores del Instituto de Economía, Escuela de Administración, Escuela de Ingeniería, Departamento de Salud Pública y J-PAL LAC, con la coordinación editorial del Centro de Políticas Públicas, han trabajado en propuestas para el Ministerio de Hacienda respecto de las urgencias en materia de empleo y reactivación de la actividad económica. Estas propuestas responden a tres grandes temas: apoyo económico para los trabajadores informales vulnerables; reapertura del mercado laboral, con un análisis de las ocupaciones más expuestas y los costos asociados a la prevención; y, por último, diagnóstico y propuestas de reactivación del mercado laboral. 

De hecho, en mayo pasado se publicó el documento Propuestas de apoyo económico para los trabajadores informales vulnerables durante la emergencia del covid-19, enfocado en uno de los grupos más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia. 

Los trabajadores por cuenta propia informales son más de un 1,2 millones en Chile y se desempeñan, principalmente, en los sectores de comercio, servicios y construcción. Por otra parte, los dependientes informales son casi 1,2 millones y están en los servicios, el comercio y en el sector silvoagropecuario y pesca. Los ingresos son bastantes más bajos que los ingresos del sector formal: los por cuenta propia ganan en promedio 223 mil pesos. En el caso de los dependientes, el promedio es 326 mil pesos. Ambos grupos están bajo el ingreso mínimo mensual. “Son personas que están fuera del sistema de seguridad social, y que, por lo tanto, se encuentran más desprotegidos ante  una  crisis  económica  y  con  mayor  riesgo de caer en la pobreza producto del desempleo”, dice Ángeles Morandé, investigadora del Centro de Políticas Públicas UC y coordinadora del Observatorio Laboral de la Región Metropolitana. 

Parte de estas propuestas se consideraron en el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), en el marco del plan anunciado por el Presidente Sebastián Piñera para contener el impacto económico de la crisis. La iniciativa alcanza a 1.780.000 familias vulnerables con ingresos informales.

Con el fin de informar la toma de decisiones respecto a la reapertura del mercado laboral, se presentó un análisis de las ocupaciones y sectores económicos respecto a sus niveles de exposición, riesgo de contagio y posibilidades de realizar trabajo remoto y automatización. 

Parte de estas propuestas se consideraron en el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), en el marco del plan anunciado por el Presidente Piñera para contener el impacto económico de la crisis.

El alto costo de reiniciar operaciones

También se realizó un exhaustivo análisis sobre las ocupaciones más expuestas y los costos asociados a la prevención. Uno de los hallazgos más reveladores de este estudio es que el costo de implementación de protocolos de prevención, por trabajador, es casi tres veces mayor en las micro y pequeñas empresas que en las de mayor tamaño. 

“Para poder reiniciar sus operaciones, las micro y pequeñas empresas enfrentan costos muy altos, por los que sería conveniente apoyarlas, ya que de lo contrario no podrán operar o se verán enfrentadas a un mayor riesgo de contagio y por ende a una intermitencia en su reactivación económica. Esto podría perjudicar aún más la delicada situación financiera de este sector'”, dice Nicolás Muñoz, subdirector de Investigación Aplicada del Centro de Políticas Públicas UC.

Los investigadores han comparado la experiencia internacional que ya existe, y la forma en que se ha abordado en diversos países, con medidas que van desde que todo el costo sea de carga de la empresa, hasta subsidios del Estado para la inversión inicial, como es el caso de Irlanda.

“Para poder reiniciar sus operaciones, las micro y pequeñas empresas enfrentan costos muy altos, por los que sería conveniente apoyarlas, ya que de lo contrario no podrán operar" - Nicolás Muñoz, subdirector de Investigación Aplicada del Centro de Políticas Públicas UC

Por otro lado, se presentaron medidas para reactivar el mercado laboral. El impacto directo del covid-19 y de las medidas adoptadas para contenerlo se ha traducido en la destrucción de ciertos empleos o negocios, mientras otros han quedado “congelados” o “semicongelados”. Para revertir esta situación, se propusieron una serie de medidas en cuatro áreas: subsidios al empleo, microemprendimiento, empleos de emergencia y actualización del capital humano y capacitación. “Se dio prioridad a estas iniciativas debido a que la evidencia apoya su efectividad, y a que son factibles de implementar de forma rápida en el contexto local”, dice Francisco Gallego, director científico de JPAL LAC y académico del Instituto de Economía UC.
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado