Skip to content

Escuela de Psicología UC obtuvo re acreditación máxima


La Comisión Nacional de Acreditación (CNA) otorgó la re acreditación de la carrera de Psicología por siete años, tras un exhaustivo proceso en el que participaron funcionarios, académicos estudiantes, egresados y empleadores. El liderazgo de la EPUC en calidad de la formación en pregrado fue uno de los factores decisivos.

photo_camera Archivo UC

Recientemente, Psicología obtuvo la acreditación máxima por parte de la Comisión Nacional de Acreditación. Logro que sitúa una vez más a la escuela como líder en calidad de formación en pregrado, y que llega tras un largo y exhaustivo proceso en el que participó transversalmente la comunidad de la EPUC.

El director de la escuela, David preiss, explicó que en el proceso se buscó reforzar los procesos pedagógicos, especialmente en relación a la homologación de secciones paralelas; y una mayor vinculación entre la investigación desarrollada en los centros asociados a la escuela y la carrera, abriéndose oportunidades de formación para los estudiantes.

Además, señala, "se creó el comité consultivo de empleadores. Las conclusiones derivadas de este comité han sido importantes insumos para la actualización del perfil y el plan de estudios". Al igual que la asociación de exalumnos de la EPUC; normas complementarias y un sistema de asignación de horas de docencia.

“Estamos contentos con haber recibido la noticia, porque involucró harto trabajo. Ya en mayo de 2016 comenzamos a planificar todo lo que haríamos para obtener la información y evidencia que nos pedían para la re acreditación”, dice Valeska Grau, subdirectora de pregrado.

El trabajo del reciente proceso involucró un esfuerzo aún mayor que el anterior porque los informes y formularios solicitados fueron aún más exhaustivos. “No era sólo hacer un update de la acreditación anterior, había que recolectar información nueva. Y, en ese sentido, tratamos de buscar complementos a los datos que ya nos entregaban desde análisis institucional; como el estudio que le encargamos al MIDE sobre los empleadores en relación a cada salida profesional”, agrega Grau, quien estuvo encargada de liderar este proceso.

 

Fortalezas de la EPUC

Preiss, en tanto, se refirió a las fortalezas que respaldan los siete años de acreditación. Entre los méritos de la EPUC, destaca que “tiene un perfil de egreso claramente formulado, que es coherente con los contenidos del plan de estudios y que se cumple en gran medida al finalizar el proceso formativo, lo cual es reconocido por distintos grupos tales como empleadores, académicos y egresados”. En esta línea, resalta también el alto nivel de empleabilidad de los egresados.

Al mismo tiempo, valora el crecimiento de las vinculaciones académicas en investigación y la asociatividad promovida por los centros. “Las actividades de allí derivadas impactan la formación de nuestros estudiantes a través de la docencia, la incorporación de bibliografía en los cursos y la participación de estudiantes en proyectos de investigación básica y aplicada”. Centro como CEDETI, MIDE UC y COES son algunas de las relevantes instituciones que funcionan al alero de la EPUC en conjunto con otras disciplinas.

 A nivel de comunidad estudiantil, el académico releva la labor de la unidad de Asuntos Estudiantiles, en términos de que “cumple un importante rol en articular estos servicios universitarios con las necesidades de los alumnos de la carrera y en la canalización de inquietudes de los estudiantes referidas a temas académicos e implementación de los cursos”. 

Por otro lado, en el área de inclusión, eje central del Plan de Desarrollo, Preiss explica que la EPUC es pionera: “Es la unidad académica con mayor número de estudiantes regulares con discapacidad y ha desarrollado sistemas de apoyo que están siendo adoptados por otras unidades académicas”.

Sobre el cuerpo académico de la Escuela, Preiss manifiesta que “desarrolla de manera sistemática investigación de alto nivel en psicología básica y aplicada, con impacto tanto a nivel nacional como internacional. Los académicos, en su conjunto, constituyen un núcleo de alta dedicación, que contribuye, además, a la enseñanza de la disciplina a nivel nacional a través de la elaboración de libros, capítulos de libro y otros materiales. Asimismo, la calidad de los docentes es reconocida y valorada por los estudiantes y los graduados en cuanto al alto nivel de preparación y especialización disciplinar”.

 

El sello de la EPUC 

Justamente, uno de los aspectos centrales de las acreditaciones tiene que ver con las fortalezas que señala Preiss: el plan de estudios, el perfil de egreso, y cómo este se va cumpliendo, además de empleabilidad. 

“Hemos hecho un esfuerzo por hacer un perfil de egreso que sea lo suficientemente general para que los estudiantes puedan ejercer en distintos ámbitos. Tenemos cinco salidas profesionales. La salida clínica, laboral y educacional, que son las clásicas; pero también una salida en psicología de la salud y psicología comunitaria, que es algo pionero”, complementa Valeska Grau.

Asimismo, otro aspecto que destaca Grau tras el proceso, fue el rol que se le da a la responsabilidad ética y social en la formación académica, donde los centros que trabajan al alero de la EPUC juegan un rol fundamental. “Nosotros tratamos de tener una aproximación, tanto en la malla, el perfil y en los contenidos, a la psicología basada en evidencia. Obviamente tratar las distintas teorías y la historia de la psicología, pero siempre actualizando nuestros contenidos a lo que dice la evidencia hoy y salir de la psicología más del sentido común. Y, una cosa que siempre fomentamos en los estudiantes, es que la opinión de ellos es algo que va a ser escuchado”. 

Nuevos desafíos

Uno de los desafíos que quedó planteado luego de este proceso de acreditación, según Grau, es seguir porfundizando en la formación teórico práctica. "Lo que no tiene que ver solo con más prácticas, sino con generar una enseñanza más acorde con la política pública nacional. Ponerle ojo a la priorización de habilidades que estamos haciendo de nuestros estudiantes y trabajar en la reformulación de los talleres. Que es algo bastante único de nuestra formación de pregrado. Ir integrando ahí saberes prácticos con teóricos”.

Además, las nuevas tecnologías y la forma de integrarlas en la formación, es otra de las áreas que a la escuela le gustaría comenzar a trabajar. “Es algo que hemos conversado entre los profesores y el equipo directivo. El tema de la interdisciplinariedad, de que ahora los estudiantes tienen otras necesidades y que trabajan mucho más a través de las redes sociales… La docencia universitaria no se ha actualizado con las nuevas tecnologías, y hay mucho trabajo por hacer”.

Preiss, en tanto, enumera una serie de desafíos en los que contiunuará trabajando la EPUC de cara a los próximos siete años:

- Fomentar un mayor contacto de los estudiantes así como proveer experiencias de desarrollo profesional, en distintos contextos especialmente en contextos de mayor vulnerabilidad social. Asimismo, potenciar las actividades académicas que permiten la integración teórico-práctica en los cursos de la carrera e incrementar el nivel de conocimiento de los estudiantes acerca de las políticas públicas en áreas de relevancia para la psicología.

- Generar sistema de apoyo a la transición universitaria para estudiantes que son primera generación en sus familias que ingresan a la universidad

 

 

INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Andrea Fuentes, Escuela de Psicología, afuenteu@uc.cl/ Violeta Bustos, Dirección de Comunicaciones, vsbustos@uc.cl


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado