Skip to content

La profunda huella de José Balmes en la Escuela de Arte


Profesor emérito y Premio Nacional de Arte, el destacado artista imprimió su sello en varias generaciones de pintores, a quienes impulsó a explorar más allá de sus límites.

Ayer a los 89 años murió este artista y profesor de gran vocación política, José Balmes Parramón, quien fundara el grupo Signo junto a su esposa Gracia Barrios. Su extensa trayectoria académica incluyó también la Universidad Católica donde trabajó desde 1986 y fue nombrado profesor emérito de la entonces Facultad de Arquitectura y Bellas Artes en 1993. En 1999 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Balmes “fue clave para el desarrollo de la pintura al interior de la Escuela, no solamente como docente, sino también como artista vinculado al contexto histórico de ese momento. Revitalizó todo el desarrollo de la pintura y la formación en ella. Es un académico cabal. Su sola presencia sirvió de inspiración para el impulso de la pintura. Y a partir de él se desarrolló un sinnúmero de generaciones, gracias a las  cuales esta disciplina adquirió un rol significativo al interior de la universidad”, afirma el académico de la Escuela de Arte Iván Zambrano.

El profesor Hernán Miranda forma parte del grupo académico dedicado a la pintura en la Escuela y que recibió a Balmes y Barrios cuando llegaron en los ’80. “Fue un gran aporte sus conocimientos en arte, en pintura, en dibujo y los diálogos eran muy interesantes al interior del grupo de trabajo. Después de ser nombrado profesor emérito dejó la docencia, pero sus últimos años de profesor los hizo en la Escuela de Arte, lo que para nosotros como universidad es un orgullo, pero también es un honor, en especial para el grupo de trabajo que lo recibió tras su retorno a Chile después del exilio”, dice Miranda. 

Quienes lo recuerdan en su faceta de académico señalan que era un hombre muy apasionado con sus ideas, en la forma en que explicaba y que tenía mucha energía. “Hizo un gran aporte al agrandar los formatos, ayudó a perderle miedo al espacio de la obra y a incorporar elementos. Motivaba mucho al estudiante, lo desafiaba. Un hombre de mucho compromiso con el arte y muy cercano a los jóvenes. Le gustaba hacer docencia, entregar conocimientos, le gustaba dialogar”, sentencia Miranda. 

"Conocemos a José Balmes como un gran creador; un pintor incansable que fue capaz de ver más allá de la tela, las pinturas y los soportes; un hombre sensible a la realidad del ser humano y especialmente preocupado por nuestro país. Un hombre capaz de dilucidar en la tela la profundidad del misterio de lo esencialmente humano, de mirar y hacer visible las profundidades de la condición humana. Para la Escuela de Arte, un maestro, un gran artista y un gran amigo", expresó Luis Prato, decano de la Facultad de Artes.

Nacido en Barcelona, España, el 20 de Enero de 1927, Balmes llegó a Chile en 1939 como refugiado de la Guerra Civil Española, a bordo del barco Winnipeg. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile entre los años 1943 y 1949. Obtuvo la nacionalidad chilena en 1947. En 1952 se casó con la pintora Gracia Barrios y en 1957 tuvieron a su hija Concepción Balmes, quien también es artista visual. Juntos conforman una de las familias artísticas chilenas más emblemáticas.

En la década de los sesenta fundó el Grupo Signo junto a Gracia, Alberto Pérez y Eduardo Martínez Bonati. Éste impulsó el informalismo, la corriente que rompió con la pintura figurativa tradicional y que se desarrolló en Francia tras la Segunda Guerra Mundial al mismo tiempo que el expresionismo abstracto en Estados Unidos. Militante del partido comunista, en 1973 partió al exilio a París junto a su familia. Al volver a Chile, en la década de los ochenta, Balmes ya contaba con una importante trayectoria internacional como pintor y académico y entonces escogió la Universidad Católica como la plataforma de sus actividades académicas. 

Fue una figura relevante en el medio artístico cultural chileno. Ha ejercido diversos cargos como presidente de la Sociedad de Pintores y Escultores de Chile. Desde 2006 fue director del Museo de la Solidaridad Salvador Allende, proyecto en el que trabajó desde la década de los setenta, y que dejó en 2010. Para abril del 2017 se organiza una gran retrospectiva de su obra en el Museo de Bellas Artes, tarea que lo tenía muy contento y que evidenciaría el legado de su prolífica trayectoria.

Para conocer el discurso completo que el decano de la Facultad de Arquitectura y Bellas Artes Fernando Pérez pronunció cuando José Balmes fue nombrado profesor emérito en 1993, haz clic aquí. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado