Skip to content
Academia

Más mujeres para Teología


En 2020 y 2021 ingresaron a esta Facultad de Teología un total de 10 estudiantes por medio de una nueva vía de admisión especial. Esta consistió en la exención del pago de la postulación, de la matrícula y del arancel por los cinco años que dura la licenciatura.

photo_camera Aunque las mujeres no tengan roles sacerdotales, en la Iglesia Católica latinoamericana son ellas quienes están más presentes, incluso hacen labores parroquiales y de catequesis. De ahí que sea altamente valorado que ellas accedan a una mayor formación teológica. Imagen: Paz Martínez

Excelentes notas obtuvieron en su primer año universitario cuatro alumnas de Teología UC. Se trata de mujeres que ingresaron a estudiar la licenciatura en Teología el año 2020 gracias a una nueva vía de admisión especial que, por cinco años, las exime del costo de la carrera. La forma de ingreso también se ofreció este 2021 y permitió la matrícula de otras seis estudiantes.

La iniciativa surgió a partir del interés de la facultad por reducir la brecha de género presente en su unidad y contó con el apoyo de la Vicerrectoría Académica y de la Dirección de Equidad de Género. En 2020, el 27 % de quienes ingresaron a la licenciatura correspondió a mujeres.

"Durante el proceso de postulación se realizó una reunión con superioras y formadoras de congregaciones religiosas femeninas en la que se constató tanto el interés por estudiar teología, como las dificultades para poder concretarlo en Chile, siendo una muy importante el factor económico", explica Rafael Sotomayor, director de gestión académica de la facultad ubicada en el campus San Joaquín. 

La iniciativa surgió a partir del interés de la facultad por reducir la brecha de género presente en su unidad y contó con el apoyo de la Vicerrectoría Académica y de la Dirección de Equidad de Género. En 2020, el 27 % de quienes ingresaron a la licenciatura correspondió a mujeres.

Ya contando con esta información pudo formalizarse el proceso y abrir las postulaciones. Los resultados han causado gran satisfacción, tanto por la cantidad de interesadas como por el desempeño académico de las alumnas. "Esta nueva vía de admisión especial está orientada a dar un soporte institucional a la mayor equidad de género que buscamos alcanzar en la sociedad, y también en la comunidad eclesial. Debe entenderse como una forma concreta de favorecer este objetivo, que es reconocido ampliamente entre nosotros, pero que todavía está en un nivel de realización incipiente y, por tanto, insuficiente", explica Fernando Berríos, decano de Teología.

Alumnas que ingresaron a estudiar la licenciatura en Teología gracias a una nueva vía de admisión especial que, por cinco años, las exime del costo de la carrera. Imagen: Paz Martínez

La Iglesia Latina tiene rostro de mujer

Aunque las mujeres no tengan roles sacerdotales, en la Iglesia Católica latinoamericana son ellas quienes están más presentes, incluso hacen labores parroquiales y de catequesis. De ahí que sea altamente valorado que ellas accedan a una mayor formación teológica.

"Esta nueva vía de admisión especial está orientada a dar un soporte institucional a la mayor equidad de género que buscamos alcanzar en la sociedad, y también en la comunidad eclesial" - Fernando Berríos, decano de Teología

"Las mujeres son el 52% de la humanidad y su visión del mundo es necesaria en todas y cada una de las instituciones humanas. Además, la Iglesia latinoamericana está marcada por la mayoritaria presencia femenina de sus bases, así como por rasgos marcadamente matriarcales en la transmisión de la fe. Desde este punto de vista, las mujeres católicas de nuestro continente son primera línea en la Iglesia y su voz es necesaria en el quehacer teológico", indica Claudia Leal, académica de Teología.

Yessica Rosas (32 años), religiosa de la Congregación de los Sagrados Corazones, que está cursando Teología gracias a la nueva vía de admisión especial, dice que la mujer puede aportar a la Iglesia Católica su forma de ser detallista y cuidadosa. "Yo siento que la acogida y la escucha son fundamentales. Tenemos esa capacidad de ir silenciosamente acogiendo la realidad de cada persona y poder ir transformando miradas. No queremos que la gente venga porque sí, sino que confíen en un Dios y que ese Dios sea su sentido de vida", recalca.

Publicado en Vision.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado