Skip to content

Pabellón chileno en la Bienal de Diseño de Londres obtiene medalla de oro


El pabellón chileno Resonancias Tectónicas, curado por docentes y diseñadores de Diseño UC, se adjudicó la medalla de oro en la Bienal de Diseño de Londres 2021. El centro temático de la muestra gira en torno a la realidad tectónica del país, al rol de los Andes y sus piedras, tanto en la cultura ancestral, vida actual, pero también la resonancia del territorio chileno en el acelerado desarrollo de las tecnologías globales.

photo_camera El centro temático del pabellón giró en torno a la realidad tectónica del país, al rol de los Andes y sus piedras, tanto en la cultura ancestral, vida actual, pero también la resonancia del territorio chileno en el acelerado desarrollo de las tecnologías globales

El pabellón chileno Resonancias Tectónicas, curado por Carola Ureta, Marcos Chilet, Martín Tironi y Pablo Hermansen, docentes y diseñadores de Diseño UC, se adjudicó la medalla de oro en la Bienal de Diseño de Londres 2021. La propuesta, fue reconocida entre 29 pabellones del mundo, por ser la más destacada en cuanto a contribución e impacto.

“Los ganadores de las medallas de la Bienal de Diseño de Londres 2021 demuestran claramente lo brillante que puede ser el diseño al contar historias complejas que se comunican directamente con los corazones y las mentes. Este año descubrimos más que nunca que los temas que realmente preocupan a las personas (visitantes y expositores) son temas compartidos, lo que brinda una fuerza adicional y una oportunidad para mostrar cómo el diseño realmente puede marcar la diferencia“, comentó John Sorrell, presidente de la Bienal de Diseño de Londres.

"Este año descubrimos más que nunca que los temas que realmente preocupan a las personas (visitantes y expositores) son temas compartidos, lo que brinda una fuerza adicional y una oportunidad para mostrar cómo el diseño realmente puede marcar la diferencia“- John Sorrell, presidente de la Bienal de Diseño de Londres.

El centro temático del pabellón giró en torno a la realidad tectónica del país, al rol de los Andes y sus piedras, tanto en la cultura ancestral, vida actual, pero también la resonancia del territorio chileno en el acelerado desarrollo de las tecnologías globales. “Para esto decidimos remover las piedras de la cadena global de materias primas y hacerlas resonar. Golpear las piedras para producir sonidos es una actividad muy simple, pero tiene una enorme profundidad política y cultural”, comentan desde el equipo curatorial. “Chile es un país de rocas que resuenan, y para el equipo detrás del Pabellón, este es el punto de partida para un discurso descolonizador del diseño en el sur, agregan.

Sobre el Pabellón


Emplazado en uno de los espacios de Somerset House habilitados para la Bienal, el pabellón chileno da cuenta a través de una serie de infografías teñidas de azul la historia tectónica de los Andes. Una acción que conecta lo geológico con lo geográfico, lo futurístico con lo ancestral, lo local con lo global. En el centro, los litófonos (o piedras sonoras) que provienen de diversas canteras de Chile, y que los visitantes pueden golpear produciendo sonidos. En uno de los muros, los visitantes pueden interactuar con la instalación audiovisual, la que capta, mediante un software especialmente diseñado, las frecuencias de las piedras al ser golpeadas y genera gráficas que representan los sonidos de los litófonos resonando en el lugar.

Emplazado en uno de los espacios de Somerset House habilitados para la Bienal, el pabellón chileno da cuenta a través de una serie de infografías teñidas de azul la historia tectónica de los Andes. Una acción que conecta lo geológico con lo geográfico, lo futurístico con lo ancestral, lo local con lo global.

En la propuesta también participó un equipo multidisciplinario compuesto por Macarena Irarrázaval, quien diseñó las piedras litofónicas. La propuesta gráfica estuvo a cargo de la diseñadora Valentina Aliaga y la propuesta de diseño industrial a cargo de la oficina de diseñadores UC, Sistema Simple Estudio; el diseño de la instalación interactiva por Design System International, entre otros.

“El pabellón trata de materializar una reflexión sobre las posibilidades del diseño para redefinir nuestras formas de relacionarnos con el planeta, proponiendo un futuro en mayor resonancia y correspondencia con el medioambiente. El llamado del pabellón es a tomar distancia del diseño antropocéntrico (centrado en el usuario y el consumo) para visualizar un diseño centrado en el planeta, que consideramos como condición para la generación de mundos más sustentables e inclusivos”, explican los curadores.

El pabellón chileno contó con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en conjunto con ProChile y la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores (DIRAC) y con la colaboración de la Embajada de Chile en Reino Unido, y con el apoyo del British Council y la Anglo Chilean Society.
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado