Skip to content

Jorge Díaz Gutiérrez

Premio nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales - 1993

Estudió arquitectura en la Universidad Católica. Es considerado el dramaturgo más importante del teatro chileno. Premio Nacional de las Artes de la Representación y Audiovisuales 1993.

Inicios

Nació el 20 de febrero de 1930 en Rosario, Argentina y el 13 de marzo de 2007 en Santiago, a los 77 años.

Sus padres llegaron desde España en 1934, cuando él tenía apenas cuatro años y lo nacionalizaron de inmediato.

Estudió en un colegio de curas en San Miguel y luego en el San Pedro Nolasco.

Tras salir del colegio entró a estudiar arquitectura en la Universidad Católica de Chile, de donde egresó en 1955. En esa época montó exposiciones pictóricas y comenzaba a fortalecerse su vínculo con el teatro.

Trayectoria

Desde 1961 empezó a ejercer como dramaturgo.

Su vocación teatral lo llevó hasta el ICTUS, donde en principio desempeñó todo tipo de labores escenográficas y pequeños roles, hasta que empezó a escribir obras especialmente para esta compañía.

En ICTUS también incursionó en la dirección.
Luego viajó a España, donde permaneció por tres décadas. Allí vivió el teatro con compromiso social y político y formó el grupo Teatro del Nuevo Mundo.

Obras

Escribió más de 100 obras de teatro para adultos y 37 obras de teatro infantil; publicó más de 50 libros en Chile, España y otros países.

Su primera obra fue Manuel Rodríguez, estrenada por el Teatro Independiente de Chile.

De su época con ICTUS, se pueden mencionar algunas como La paloma y el espino (1957), El cepillo de dientes (1960), Un hombre llamado isla (1961), Réquiem para un girasol (1961), El velero en la botella (1962), El lugar donde mueren los mamíferos (1963), Variaciones para muertos de percusión (1964), El nudo ciego (1964).

Ya en España, Mear contra el viento (1974), Toda esta larga noche (1976) y La puñeta (1977) . Más adelante escribió Las cicatrices de la memoria (1984), Muero, luego existo (1985) y La otra orilla (1986), Nadie es profeta en su espejo (1990), Canción de cuna para un anarquista (2003), El Quijote no existe (2005).

El teatro no fue su único campo de acción en la literatura. Escribió cuentos (Escrito en la vía pública en 1995), radioteatros (La travesía, 2004) y libretos de televisión para Chile (La Cosiaca, 1972) y España (El último verano, 1988).

Durante sus últimos 20 años escribió obras inspiradas en grandes figuras como Pablo Neruda y Miguel de Cervantes, además de piezas de carácter social como Ópera inmóvil (1994).

Premios

Su trayectoria le ha valido una gran cantidad de premios. Entre ellos:

  • Premio Palencia de Teatro (España), en 1980
  • Segundo premio en el Cuarto Concurso de Dramaturgia Eugenio Dittborn, otorgado por la Escuela de Teatro de la Universidad Católica, por su obra Fragmentos de alguien, en 1987.
  • Premio de Teatro Centenario de la Caja de Ahorros de Badajoz, en 1989
  • Premio Antonio Buero Vallejo de Guadalajara, en 1992
  • Premio Born de Teatro 1990 y 1992.

Recibió el Premio Nacional de las Artes de la Representación y Audiovisuales, en 1993, tras lo cual volvió definitivamente a residir en Chile.