Skip to content
Pastoral UC

Atrio de Santiago, por una cultura del encuentro


La iniciativa pretende ser un espacio para reflexionar sobre los problemas de la sociedad y plantear propuestas que se orienten al desarrollo integral de las personas. En la versión de este año se analizarán temas de gran relevancia como son la educación, el sentido de la vida, el diálogo interreligioso, la amistad cívica, las mujeres privadas de libertad y su relación con las artes, la justicia, la economía y el auténtico desarrollo, entre otros.

Un animal de un mural pintado en las afueras del Centro Penitenciario Femenino.

photo_camera La intervención en el Centro Penitenciario Femenino San Joaquín, denominada "El mural del encuentro", se realizó con la participación de muralistas, internas del Centro, estudiantes, gendarmes y representantes de la ciudadanía. La invitación fue a intervenir artísticamente dos murallas del Centro, una por su parte interna y otra externa.

La segunda versión del Atrio de Santiago, -un diálogo entre creyentes y no creyentes-, se inició esta semana en diversos lugares de la capital. En esta oportunidad, “hemos querido resaltar la cultura del encuentro en su orientación y temática”, sostiene el rector Ignacio Sánchez en una columna que publica diario El Mercurio este 18 de octubre. Luego dice que esta actividad busca recordar el antiguo  “atrio de los gentiles”, un espacio de amplio debate e intercambio de ideas, -como lo fue el patio externo del templo de Jerusalén-, para todos quienes participaban sin distinción alguna de cultura, lengua o confesión religiosa, es decir un lugar de encuentro y diversidad. “La iniciativa tiene su origen hace diez años en una invitación del Papa Benedicto XVI a abrir un espacio de diálogo interreligioso y en especial entre creyentes y no creyentes, respecto de los grandes problemas de la sociedad”, manifiesta el rector. Con anterioridad, esta iniciativa se ha llevado a cabo en ciudades como París, Roma y Estocolmo.

De esta manera, el Atrio de Santiago es un lugar de encuentro entre las ciencias, el arte y las humanidades, constituyendo un espacio de reflexión. En la versión de este año se van a analizar temas de gran relevancia como son la educación, el sentido de la vida, el diálogo interreligioso, la amistad cívica, las mujeres privadas de libertad y su relación con las artes, la justicia, la economía y el auténtico desarrollo, entre otros. Así, apunta Ignacio Sánchez, lo que se busca es reflexionar sobre los problemas de la sociedad para plantear propuestas que se orienten a un verdadero desarrollo integral. Los encuentros contarán con la activa participación de académicos, autoridades de gobierno, estudiantes, políticos, dirigentes gremiales y sindicales, expertos de centros de estudios, representantes religiosos de distintos credos (católico, luterano, judío e islámico), en diálogos participativos que serán moderados por destacados periodistas. 

Los lugares de estos encuentros serán la Universidad Católica, el ex Congreso Nacional, el Arzobispado de Santiago, el Centro Penitenciario Femenino San Joaquín  y en la plaza de La Paz en la comuna de Recoleta. El objetivo propuesto es generar espacios de encuentro para reunirse y discutir los grandes problemas y desafíos que afectan a nuestra sociedad. El formato es un diálogo y no un debate, que se desarrolla entre voces y actores de diversas culturas, una comunidad de personas que con un espíritu de apertura y aceptación del otro, se comunican. Es decir, “nos orientamos y ponemos la mejor voluntad a trabajar para superar la desconfianza del diálogo actual”, dice el rector. De esta manera, el Atrio busca generar un espacio de encuentro respetuoso y fraterno, con la idea de fomentar un espíritu de colaboración y de mutuo enriquecimiento pensando en el bien común. 

La intervención urbana en el Centro Penitenciario Femenino San Joaquín denominada “El mural del encuentro”, se realizará con la participación de muralistas, internas, estudiantes, gendarmes y representantes de la ciudadanía. La invitación es a intervenir artísticamente dos murallas del centro, una por su parte interna y otra externa, logrando de esta manera un encuentro mediante el arte y la belleza. Es importante destacar que las internas realizarán el mural de la calle, con todo el simbolismo que representa el mensaje de ellas a la sociedad. Para finalizar, se realizará (domingo 20 de octubre) la fiesta del encuentro en la plaza de la Paz en Recoleta, -frente al Cementerio General-, generando una instancia cultural que promueva la unidad entre creyentes y no creyentes. “Este evento estará compuesto por un acto artístico y una gran presentación de luces que tratará la temática de la búsqueda del hombre por el sentido de la vida, el cual será complementado por un multitudinario coro del encuentro”, advierte Sánchez. 

Señala que desde la UC creemos que es nuestro papel procurar el encuentro para de esta manera valorar desde diferentes espacios el aporte individual, es decir, lo que significa la esencia de la dignidad de cada persona. “Queremos reforzar que el sentido de lo católico debe ser la inclusión y la acogida, para lo que es crucial generar espacios de diálogo donde creyentes y no creyentes nos encontremos, para hablar del sentido de la vida, de la justicia, la equidad, la solidaridad y del respeto a cada persona”, comenta. Y agrega: “Generar espacios de diálogo referente a la espiritualidad y a lo trascendente, con el respeto que merece cada integrante de nuestra sociedad para llevar adelante sus proyectos de vida. El Atrio nos convoca a mirar más allá de nosotros y así a encontrar al prójimo para construir juntos el futuro”, subraya. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado