Skip to content
Trabajo País

Construir un sueño: nueva capilla para La Vilana


Este invierno, mil quinientos jóvenes participaron en las misiones y trabajos voluntarios liderados por la Pastoral UC, levantando espacios de encuentro y creando vínculos en los territorios y sus habitantes. Historias de perseverancia, esperanza y unión, como la vivida en esta comunidad de Lampa. 

photo_camera La Vilana es una de las 24 localidades que recibió a los voluntarios de Trabajo País, quienes en conjunto con los vecinos, lograron concretar un sueño largamente ansiado: una capilla para acoger y encontrarse en comunidad. (Crédito fotográfico: Trabajo País)

Actualmente la localidad de La Vilana, ubicada en la comuna de Lampa en la Región Metropolitana, es una de las 23 zonas a lo largo de Chile que recibió a jóvenes universitarios de Trabajo País, quienes entregan diez días de sus vacaciones a los demás. Este proyecto de la Pastoral UC, tiene el objetivo de construir capillas o salones parroquiales para que sean un espacio de encuentro para la comunidad, con Cristo en el centro. La particularidad de esta localidad es que en ella se realizó la construcción número 500 de los 14 años del proyecto. 

Hace seis años, esta comunidad vio cómo su capilla fue consumida por el fuego, tras la propagación de un incendio en una casa aledaña. Este incidente dejó a los vecinos sin un lugar de reunión. Durante mucho tiempo organizaron rifas, postularon a beneficios y proyectos para poder volver a levantar su iglesia. Es así como llegaron a Trabajo País, proyecto que les ayudó a cumplir este sueño.

La ilusión de la nueva capilla

Antes de dar inicio a las construcciones de Trabajo País, se realiza un trabajo previo. Se conversa con los vecinos de las localidades a lo largo de Chile, para evaluar sus necesidades y si sus comunidades son lo suficientemente fuertes para unirse para construir una capilla o salón parroquial. Luego de definir los lugares, se realiza una visita a la comunidad

Como relata Agustina Lagos, encargada de comunidad y sustentabilidad del consejo del proyecto, “los vecinos están súper agradecidos y al momento de llegar, nos regalonean, nos invitan a sus casas y sentimos que se forma un vínculo muy estrecho con ellos”.  

Luego, cada una de las comunidades se compromete a hacer un radier, que esté listo antes de la llegada de los voluntarios. En La Vilana, Alex León, presidente de la junta de vecinos, fue uno de los principales gestores para volver a levantar la capilla San Martín de Porres. Él cuenta que “el proceso fue muy duro y los recursos que teníamos eran muy escasos”. Para lograr el objetivo, se organizaron entre los mismos vecinos para que cada uno -quien pudiera- comprara un saco de cemento, con la intención de iniciar el proceso de la construcción.

Alex León
 “El proceso fue muy duro y los recursos que teníamos eran muy escasos”, relata el presidente de la junta de vecinos de La Vilana, Alex León (a la izquierda), quien participó activamente durante todo el proceso de construcción de la capilla. (Crédito fotográfico: Karina Fuenzalida)

Pero se logró el objetivo y el miércoles 13 de julio, llegaron 28 voluntarios a cumplir el sueño de la capilla de La Vilana. Como dice Alex León: “Sentimos que esta capilla nos va a entregar unión, generación de lazos entre nosotros y creemos que será un punto de encuentro importante para la comunidad, especialmente para nosotros que estamos un poco aislados”. 

Al mismo tiempo, Antonia Gatica, vecina de la comunidad, cuenta lo bueno que será el tener una capilla: “Tenemos varios adolescentes que quieren hacer la primera comunión, niños que van a poder ser bautizados y también, tuvimos vecinos que fallecieron y habían vivido toda su vida aquí, pero no pudimos hacerles la misa que se merecían”, comentó. 

“Sentimos que esta capilla nos va a entregar unión, generación de lazos entre nosotros y creemos que será un punto de encuentro importante para la comunidad" - Alex León, presidente de la junta de vecinos de La Vilana.

Los diez días de construcción

voluntarias
Fueron 28 los voluntarios y voluntarias que trabajaron durante 10 días, en conjunto con la comunidad, no solo para levantar una capilla, sino para generar vínculos, un espacio de encuentro y esperanza en el futuro. (Crédito fotográfico: Karina Fuenzalida)

Desde el miércoles 13 al viernes 22 de julio, los estudiantes estuvieron construyendo la nueva capilla. Antonia Gatica afirma que la llegada de los jóvenes fue un signo de esperanza, “nunca pensamos que fueran a llegar, sentimos que son caídos del cielo y creemos que llegaron en el momento preciso”.

Fueron 28 voluntarios de distintas universidades y carreras, quienes estuvieron a cargo de los jefes de zona Andrés Balbontín, estudiante de cuarto año de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica y Jacinta Rodríguez, de tercer año de College, también de la UC. 

El gran desafío no fue sólo levantar una capilla en diez días, sino cumplir con el objetivo de Trabajo País de generar espacios de oración y comunidad entre los voluntarios y los vecinos. La jefa de zona cuenta que “el grupo que se ha formado ha sido muy especial y creemos que serán vínculos que se van a quedar para el futuro”. 

voluntarios
“Nosotros creemos que la particularidad de la zona es la gente que la conforma, eso es lo que nos ha llenado a todos”, dice Andrés Balbontín, jefe de zona de Trabajo País. (Crédito fotográfico: Karina Fuenzalida)

A lo largo de los diez días, varios vecinos se fueron sumando a la construcción. Algunos de ellos se pusieron la polera del proyecto y desde sus propios conocimientos, quisieron buscar formas de aportar a la construcción. Uno de ellos fue el presidente de la junta de vecinos, Alex León. “La presencia de los voluntarios ha causado un impacto en la comunidad, se ha creado una sensación de felicidad, optimismo y fuerza. Nosotros sentimos que ellos son maravillosos”. 

Varias vecinas también participaron en las labores de la cocina. Día a día estuvieron cocinando el almuerzo y la once para los jóvenes. “Nosotros estamos muy felices con ellos y menos mal les ha gustado todo lo que les hemos cocinado, como los calzones rotos o las lentejas”, dice Rosa Gónzalez, quien estuvo compartiendo diariamente con los voluntarios. 

La alegría y entusiasmo también se generó entre los propios jóvenes. Como cuenta Andrés Balbontín: “Nosotros creemos que la particularidad de la zona es la gente que la conforma, eso es lo que nos ha llenado a todos”. Además, gracias a estos buenos resultados se definió La Vilana como una “zona continua”, es decir, la idea es mantener en el tiempo los vínculos que se generaron con la comunidad. 

La inauguración 

Misa
“Trabajo País no construye capillas, sino que construye lugares de encuentro", afirma el padre Jorge Merino, Capellán Mayor UC, quien presidió la misa que inauguró la nueva capilla "San Martín de Porres". (Crédito fotográfico: Trabajo País)

"San Martín de Porres" es el nombre con que se bautizó a la nueva capilla. Para inaugurarla, se realizó una misa el último día de los trabajos junto a todos los voluntarios y vecinos. Además se contó con la presencia del alcalde de Lampa, Jonathan Opazo, y fue presidida por el Capellán Mayor de la UC, el padre Jorge Merino. “Trabajo País no construye capillas, sino que construye lugares de encuentro y en la misa esto se pudo vivir con la presencia de los vecinos, los voluntarios y autoridades”.

Andrés Amenábar, Coordinador de Misiones y Trabajos en la Pastoral de la Universidad Católica, relata que estuvo en el primer día de trabajos y luego, participó en la inauguración de la iglesia, en donde sintió que fue un ambiente muy emotivo. “Se notó que se generaron lazos muy grandes entre los voluntarios y la comunidad. Al final de la misa, se intercambiaron regalos de recuerdo”, afirma. 

El vivir el resultado material y humano de diez días de trabajo, es muy gratificante, tanto para los voluntarios como para la misma comunidad. Eso mismo se sintió en la misa de inauguración, expresado por Matías Concha, uno de los voluntarios de la zona. “Tenía un sabor especial, literal le estábamos dando uso a algo que nosotros mismos habíamos construido y en ese sentido fue muy emocionante, pero también sentir ese impacto de ver la capilla colapsada en su primer uso”. 

Trabajo País invierno 2022 - Lampa

Misiones de invierno

Además de Trabajo País, Pastoral UC también organiza distintas misiones durante las vacaciones de invierno. Entre ellas se encuentra Siembra UC, enfocada en escolares de tercero y cuarto medio; y Misión de Vida, que este año tuvo el objetivo de que los universitarios lleguen a los lugares más segregados de las ciudades: los campamentos. Por último, está el Coro de Misión País, que por medio del canto estuvieron visitando distintas zonas con la intención de llevar a Dios a través de la música. En total, 1.500 fueron los jóvenes que recorrieron el país con un mensaje de esperanza.  


Trabajo País en las noticias del canal EWTN.

Trabajo País en cifras

Voluntarios: 755
Capillas: 5
Salones parroquiales: 17
Pérgolas: 1
Zonas: 23

Localidades:

Región de Arica: Acha
Región de Coquimbo: La Serena, San Julián, Rivadavia y Guampulla
Región de Valparaíso: Calle Larga
Región Metropolitana: El Monte, El Porvenir, La Vilana, Santa Rita y Villas Los Bic
Región de O'Higgins: Cuchipuy, La Puntilla, Población Claudio Arrau, Pichilemu, Nilahue Cornejo, Santa Clara y Santa Victoria. 
Región del Maule: Condominio Lircay, Villa Copihue y Batuco.
Región del Bio Bio: Cantarrana y Coronel.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado