Skip to content
Día del prematuro

Crean camiseta para prevenir la apnea en prematuros


Creada por una diseñadora y una doctora, la pequeña polera estimula suavemente el dorso del bebé y lo acompaña mientras duerme. Ha sido testeada en menores y se espera que llegue al mercado en 2023.

photo_camera La camiseta cuenta con tres partes: El controlador que es el que regula la frecuencia de inflado y desinflado, el actuador que es el que genera la estimulación táctil dorsal y la camiseta que sirve para fijar el actuador. Imagen gentileza de Pimún.

“La gran diferencia que tenemos con la competencia es que prevenimos la apnea de manera no invasiva”, así describe la diseñadora María Jesús Álvarez una de las principales características del dispositivo llamado Pimún. Se trata de un aparato médico para prevenir la apnea del prematuro, que es cuando los bebés dejan de respirar por más de 20 segundos.

Esta tecnología ha sido creada en forma de camiseta por la diseñadora integral de la UC, María Jesús Álvarez, y la doctora en neonatología UC, Paulina Toso. Cuentan que actualmente se previene la apnea del sueño con técnicas invasivas como, por ejemplo, el ventilador mecánico. En cambio, Pimún se contacta suavemente con el dorso del bebé, enseñándole por medio de la estimulación kinésica a respirar correctamente, sin dañar su piel.

La dra. Toso explica que la apnea del prematuro consiste en una ausencia de los impulsos de inspiración en el sistema respiratorio, debido a una inmadurez de los mecanismos habituales de control de la respiración. “El tratamiento actual de las apneas del prematuro consiste en la hospitalización en las unidades de cuidado intensivo para monitorización, uso de medicamentos estimulantes derivados de la cafeína y la conexión a CPAP o ventilación mecánica en el 30-50% de los casos”, señala. 

La apnea del prematuro consiste en una ausencia de los impulsos de inspiración en el sistema respiratorio, debido a una inmadurez de los mecanismos habituales de control de la respiración, explica la dra. Toso

“Nosotros ocupamos la estimulación táctil dorsal, ya que, por décadas se ha visto que esta estimulación gatilla la respiración de los bebés. Cuando los niños hacen apnea, lo primero que hacen las enfermeras es estimularlos en la espalda para reanimarlos. Pimún viene a mecanizar esta estimulación táctil que se hace hoy en día en las unidades de neonatología”, explica M. Jesús.

¿Cómo funciona Pimún?

La camiseta cuenta con tres partes: El controlador que es el que regula la frecuencia de inflado y desinflado, el actuador que es el que genera la estimulación táctil dorsal y la camiseta que sirve para fijar el actuador.

“Se pretende disminuir los eventos de apneas, estabilizar la oxigenación, reducir la necesidad de reanimación, reducir la conexión a CPAP y VM y con esto también reducir las secuelas y tiempo de hospitalización en las unidades de cuidados intensivos”, indica la dra. Toso.  

“Nosotros ocupamos la estimulación táctil dorsal, ya que, por décadas se ha visto que esta estimulación gatilla la respiración de los bebés. Cuando los niños hacen apnea, lo primero que hacen las enfermeras es estimularlos en la espalda para reanimarlos. Pimún viene a mecanizar esta estimulación táctil que se hace hoy en día en las unidades de neonatología” - María Jesús Álvarez

“Está diseñado para las unidades de neonatología en los centros médicos. Se usa de forma complementaria al monitor cardiorrespiratorio. Para usarlo hay que ver la frecuencia respiratoria del niño en el monitor cardiorrespiratorio. Según ese dato se configura el controlador para que la estimulación sea efectiva. Luego se le pone la camiseta con el actuador al bebé y se deja durmiendo boca arriba. La estimulación debe estar activada mientras duerme”, recalca la diseñadora.

Se espera que el dispositivo pueda empezar a usarse el año 2023, después de algunos estudios y validaciones. “Acabamos de terminar el primer estudio piloto con el mecanismo de acción de Pimún en el hospital de UC Christus. Pudimos evaluar el confort del paciente, la escala del dolor, si había modificaciones en los signos vitales, cómo era la interacción con el infante porque no había registros en la literatura científica, y si el movimiento afectaba sus patrones electroencefalográficos del sueño. Ahora viene el análisis de datos, aunque ya vimos que a ningún niño le molestó el estímulo”. 
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado