Skip to content
Innovación

Desarrollan innovadores módulos hospitalarios de madera y de armado rápido frente a alta demanda de recintos de salud


Ante la contingencia nacional y mundial provocada por el COVID-19, el Centro UC de Innovación en Madera – CORMA diseñó módulos de madera altamente industrializada y de montaje rápido que permitirán aliviar la congestión del sistema sanitario regular y de urgencia frente al incremento de personas contagiadas. La solución fue compartida con el Ministerio de Salud, que está evaluando su implementación.

Proyección de módulos de madero tipo tabique para montar estructuras de envergadura como hospitales

photo_camera Desde el Centro UC de Innovación en Madera – CORMA cuentan que la solución fue ya compartida con el Ministerio de Salud, que en estos momentos se encuentra evaluando la posibilidad de implementar estos módulos hospitalarios especialmente en regiones, donde se estima que la demanda por recintos de salud podría ser especialmente relevante frente a un incremento de personas contagiadas con el COVID-19 (Crédito imagen: Centro UC de Innovación en Madera – CORMA)

Una innovadora solución para enfrentar la alta demanda por hospitales y clínicas frente al coronavirus diseñó el Centro UC de Innovación en Madera – CORMA. Se trata de módulos hospitalarios de madera altamente industrializada que permitirían hacer frente al incremento de personas contagiadas por el COVID-19 tanto en Chile como en el extranjero.

“Frente a la contingencia vimos la necesidad de comenzar a diseñar módulos hospitalarios de madera altamente industrializado y de montaje extremadamente rápido, que pudiese aliviar la congestión del sistema sanitario regular y de urgencia, mejorando así la atención de los enfermos por el COVID-19, conjugando soluciones constructivas de extrema calidad que se diferencian notablemente de otros módulos hospitalarios de emergencia y consideran un trabajo multidisciplinario de nuestro equipo”, explica Pablo Guindos, director del Centro UC de Innovación en Madera – CORMA.

El diseño de estos módulos comenzó hace aproximadamente 12 días y su desarrollo está basado en la normativa de unidades de cuidado intermedio (UTI). Es así como estas estructuras cumplen con todas las prescripciones propias de las construcciones (desempeño térmico, acústico, estructural y fuego). Incorpora también tabiquerías divisorias entre cubículos (unidad del paciente) y los tabiques frontales, permitiendo la visión clara desde el control de monitoreo hacia el paciente. Las divisiones permiten privacidad visual y dotar de aislación acústica a cada módulo. Además, cumplen con la normativa térmica, permitiendo que estos módulos puedan ser instalados en cualquier zona de nuestro país.

"Estas estructuras cumplen con todas las prescripciones propias de las construcciones, incorporan tabiquerías divisorias entre cubículos y los tabiques frontales, permitiendo la visión clara desde el control de monitoreo hacia el paciente"

“Los módulos cumplen con una rápida ejecución gracias al sistema de panelizados, que garantiza una rapidez otorgada por la industrialización, rubro que favorece los tiempos en la construcción en la actualidad. Gracias al trabajo que hemos realizado con la industrializadora E2E pudimos desarrollar este prototipo que permitirá construir en tiempo récord,  sostiene Felipe Victorero, subdirector de Transferencia del Centro UC de Innovación en Madera – CORMA y quien está a cargo del proyecto.

En un día se fabricarían aproximadamente entre 8 a 12 módulos y un pabellón completo podría tardar aproximadamente una semana en ser montada, dependiendo del lugar y los tiempos de traslado.

Se trata de módulos con alto estándar y soluciones certificadas, 100% en madera, material que contribuye a asegurar eficiencia energética y que además de ser reutilizable, tampoco genera desechos. Por lo tanto, permitirían aportar en materia de sustentabilidad económica, social y medioambiental.

Desde el Centro UC de Innovación en Madera – CORMA cuentan que la solución fue ya compartida con el Ministerio de Salud que, en estos momentos, se encuentra evaluando la posibilidad de implementar estos módulos hospitalarios especialmente en regiones, donde se estima que la demanda por recintos de salud podría ser especialmente relevante frente a un incremento de personas contagiadas con el COVID-19.

“La instalación de los módulos apunta especialmente a localidades en las cuales los servicios hospitalarios son menores y no existe infraestructura alternativa que cumpla con los estándares para su conversión en centros de cuidados de enfermos. Así también, se evita el traslado de pacientes a centros hospitalarios en otras ciudades, permitiendo a los familiares no trasladarse con sus enfermos, lo cual permite descongestionar los grandes centros hospitalarios y evitar la propagación del virus”, comenta Victorero.

“La instalación de los módulos apunta especialmente a localidades en las cuales los servicios hospitalarios son menores y no existe infraestructura alternativa que cumpla con los estándares para su conversión en centros de cuidados de enfermos"- Felipe Victorero, subdirector de Transferencia del Centro UC de Innovación en Madera – CORMA.

Se espera que los módulos puedan ser utilizados en forma posterior a la crisis por las mismas localidades. La flexibilidad de estos módulos garantiza que puedan ser desmontados y almacenados con la misma rapidez que su instalación, o pueden ser utilizados según la necesidad de la comunidad, para servir como jardines infantiles, oficinas, entre otras adaptaciones.

También este proyecto podría ser replicado por otros países que se vean enfrentado a esta falta de infraestructura en emergencias. Incluso, debido a lo eficiente del transporte de este tipo de sistemas, Chile también podría fabricarlos y exportarlos vía terrestre a otros países de la región, como Argentina, Perú o Bolivia. Esta tecnología es similar a la que el Centro UC de Innovación en Madera – CORMA ha utilizado en otros de sus proyectos, como la Torre Experimental Peñuelas y Barrios Ecosustentables.

“Frente a la contingencia comenzamos a diseñar módulos hospitalarios de madera altamente industrializado y de montaje extremadamente rápido, que pudiese aliviar la congestión del sistema sanitario, mejorando así la atención de los enfermos por el COVID-19" - Pablo Guindos, director del Centro UC de Innovación en Madera – CORMA.

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado