Skip to content

Alumni: diseñadora UC apuesta por un recetario para ayudar en esta cuarentena


El libro "Menú covid-19: Recetas compartidas en tiempos virales", es un proyecto de Ignacia Hofmann que, además de ser un aporte en temas culinarios, busca ser una ayuda a nivel social: sus primeros ejemplares digitales vendidos, irán a beneficio de un comedor solidario de la población José María Caro de Lo Espejo.

photo_camera El volumen digital, o e-Book, fue lanzado hace unas semanas a través de Amazon.

Los aviones de alambre forrados en papel film, la caja de huevos diseñada solamente con corte y plegado, y los autos de poliestireno con propulsión a globo atravesando el patio de Lo Contador, fueron algunos de los trabajos con los que Ignacia Hofmann, exestudiente (alumni) de la Escuela de Diseño, perfeccionó sus actuales habilidades como profesional que le han permitido, entre otras cosas, publicar un libro de recetas vinculado a a la actual contingencia sanitaria: "Menú covid-19: Recetas compartidas en tiempos virales".

“Estando atrapados en cuarentena, me di cuenta que toda la gente compartía lo que comía y cocinaba en redes sociales. Había gente aprendiendo a hacer pan, otra se metía a la cocina por primera vez o, simplemente, mejorando y probando cosas nuevas”, comenta Hofmann. 

"Estando atrapados en cuarentena, me di cuenta que toda la gente compartía lo que comía y cocinaba en redes sociales. Había gente aprendiendo a hacer pan, otra se metía a la cocina por primera vez"-Ignacia Hofmann, diseñadora UC y autora de "Menú covid-19"

Así fue como surgió la idea de recopilar tantas historias como recetas, en un libro que pudiera contar cómo las personas, de distintas partes del mundo, buscan con ingenio cocinar durante el confinamiento.

“Está la historia de una coreana y un colombiano, que tenían un pequeño restaurant de comida coreana en Cali, y que tuvieron que cerrar. Hay un alemán que hace videos por redes sociales de recetas y que ha incursionado en el tema de la comida digital, a producir videos en donde enseña de manera didáctica y rápida”, comenta Ignacia.

Un proceso que comenzó y terminó por trazarse desde la autogestión a causa del confinamiento, contrario a lo que la diseñadora había experimentado lo largo de su carrera.

“En la universidad aprendes de otros, te da el espacio para compartir y de pasar vergüenzas, de trabajar en conjunto, de llegar a acuerdos, interactuar y presentar tu lámina ploteada a seres humanos reales”, dice la autora.

El diseño como aporte social


Sin titubear al hablar sobre su carrera, Ignacia cuenta que el aspecto que más la cautiva del diseño es que sirve para mejorar la calidad de vida de las personas: “Es un trabajo dedicado a los otros. Una idea debe materializarse en algo que sirva para algo, que funcione, pero esa funcionalidad también puede ser estética, divertida y puede contar una historia”. 

Si bien los planes de viaje están en pausa, hoy Ignacia se enfoca en su primer libro, el cual se lanzó hace unos días en la plataforma Amazon (en su versión digital, el precio del libro bordea los $ 8.600 chilenos y los $ 30.000 en versión física) y cuyos primeros 50 ejemplares digitales vendidos irán a financiar almuerzos del comedor solidario Padre Manuel Pino, perteneciente a la capilla María Madre de los Pobres de la comuna de Lo Espejo.

Adelanto: recetade Shakshuka roja y verde

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 tomates grandes 
  • 2-4 huevos orgánicos
  • 100 gr de champiñones en rodajas (básicamente, un puñado de champiñones)
  • 50-100 gr hojas de espinacas (depende de cuánto ames la espinaca)
  • 1diente de ajo en rodajas
  • Aceite para cocinar (se recomienda aceite de semilla de girasol)
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce en polvo (o mejor, pimentón marroquí en aceite)
  • Chile en polvo
  • Tomillo
  • Sal + pimienta

Preparación

Pon aceite de cocina en la sartén. Fríe los champiñones a fuego máximo con una pizca de sal hasta que estén jugosos. Agrega el ajo en rodajas y revuelve.

Corta los tomates en cubos medianos, agrégalos a la sartén y sofríe. Agrega un poco de agua, sal, pimienta, pimentón dulce, chile y aceite de oliva. Revuelve y tapa la sartén. Cocina por unos minutos a fuego medio hasta que tengas una salsa de tomate gruesa. 

Suma las espinacas y revuelve por un minuto. Añade un poco de agua extra. Crea pequeños agujeros en la salsa con una cuchara de palo y rompe los huevos en los agujeros. Intenta ser cuidadoso y mantén las yemas enteras. 

Tapa la sartén y cocina por otros 5 minutos o hasta que la clara se cueza. Antes de servir, espolvorea con un poco de tomillo.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado