Skip to content
Investigación

El encuentro de un príncipe japonés y la gallina mapuche


Dos gallinas embalsamadas serán enviadas a Tokio para su observación como resultado de la reunión entre Fumihito Akishino y el; profesor José Antonio Alcalde, experto en la gallina mapuche. El imperial doctor en ornitología, especialista en ejemplares domésticos de Asia, observó acuciosamente los detalles de nuestra especie mapuche.

photo_camera El encuentro con este ornitólogo pasó de ser la recepción de un integrante de la realeza a convertirse en una reunión científica con un investigador muy importante”, explica José Antonio Alcalde, académico de Agronomía. (Foto: portalpirque.cl)

Muy guardado mantuvo José Antonio Alcalde  el secreto de que vendría a visitarlo uno de los príncipes de Japón. La embajada de dicho país llevaba dos años preparando el arribo de un integrante de la familia imperial, pero solo unos días antes le informó a Alcalde que se trataba del príncipe Fumihito Akishino, segundo en línea de sucesión por el Trono de Crisantemo.

Apenas fue informado del nombre del visitante imperial, Alcalde investigó y descubrió que se trataba nada menos que de un importante científico, doctor en ornitología, a quien él mismo había leído numerosas veces. “El encuentro con este ornitólogo pasó de ser la recepción de un integrante de la realeza a convertirse en una reunión científica con un investigador muy importante”, sostiene el académico de Agronomía.

De 51 años, el príncipe Fumihito Akishino es el segundo hijo del emperador Akihito. Si bien su visita a Chile durante septiembre se enmarcó en la celebración del aniversario número 120 del inicio de las relaciones diplomáticas con Japón - que comenzaron el 25 de septiembre de 1897 con la firma del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación-, el japonés no dejó pasar esta oportunidad científica.

Por eso, para su día “libre” planificó la reunión con Alcalde y visitaron la Escuela Agroecológica de Pirque, donde el profesor de la UC ha colaborado en la formación de un plantel de recuperación de esta raza de aves ligado a la enseñanza agroecológica de jóvenes de escasos recursos.

El príncipe Fumihito Akishino es un referente mundial: sus estudios confirmaron la hipótesis de Darwin sobre el origen de la gallina doméstica proveniente de la subespecie G. gallus gallus de Indochina, además de otros estudios sobre el origen milenario de las razas ornamentales de gallinas japonesas. También es conocido por haber introducido el pez tilapia como fuente proteica en su país, ya que es especialista en taxonomía de los peces.

Habiéndose graduado en 1996 como doctor en ornitología de una importante universidad de Japón, la Graduate University for Advanced Studies, el príncipe ha publicado papers que abordan temas específicos, como el origen genético de ciertas gallinas asiáticas o la vinculación genética de ciertas aves con el género gallus.

Protocolo entre gallinas

Cerca de media hora habló Alcalde, quien ha investigado a la gallina mapuche hace más de 20 años, con el heredero nipón.

Ese día, al conversar con el príncipe, tuvimos un traductor, pero hubo un momento en que le hablé directamente en inglés y comenzamos un largo intercambio. La conversación fue fascinante. El príncipe demostraba una sabiduría tremenda. Estaba muy informado y hacía muchas preguntas. Logramos una comunicación muy fluida sobre temas científicos que uno no tiene con quién conversar. Fue una media hora de diálogo muy interesante. Hablamos por ejemplo de técnicas de secuenciación genética para estudiar orígenes de algunas razas de gallinas y también sobre un posible nexo para estudiar el gen del huevo azul con científicos chinos”, detalla Alcalde.

El profesor UC explica que en Japón tienen algunas razas muy especiales. Por ejemplo, hay un gallo Shokoku (conocido como Yokohama o Phoenix en occidente) que no cambia nunca sus plumas, por lo tanto, tiene una cola de más de 14 metros y necesita un peluquero y una gran habitación. También tienen una gallina sin cola que se parece a nuestra gallina mapuche collonca.

“Entre los temas que abordamos estuvo el origen de la gallina mapuche y qué posibles vías pudo tener para llegar desde la Polinesia hasta Chile”, dice Alcalde. Según los huesos que se han encontrado en el país, los primeros en toda América, su marcador genético dice que podría provenir de la primera expansión transoceánica por la Polinesia ocurrida en el año 1.000  antes de Cristo, por una ruta anterior a la de Isla de Pascua. “Esto último aun falta demostrarlo. Sí sabemos que esta gallina no está en Isla de Pascua”, aclara el profesor.

Con una pequeña máquina Akishino fotografió a una polla ketro luciendo hermosos aros de plumas, y capturó la particular ausencia de cola de la collonca, que comparte con la raza Uzurao del Japón. Sin embargo, su mayor sorpresa estuvo en conocer que el particular gen del huevo azul-verdoso de la gallina mapuche corresponde a una mutación diferente a la de la única otra raza que pone huevos de ese color, la dongxiang china.

Esto último fue comprobado en 2013 por un equipo de investigadores liderado por la Universidad de Nottingham del Reino Unido, que contó con la participación del profesor Alcalde, quien ha escrito seis publicaciones en torno a esta ave local.

Para el académico lo más importante de esta visita es que para Akishino la gallina es un elemento cultural y de desarrollo. “Esto debiera ser una invitación para que todos demos importancia a la gallina mapuche y al cuidado de las especies”, recalca.

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado