Skip to content
Redes sociales

El uso responsable de redes sociales en tiempos de incertidumbre


En medio de la vorágine de datos, comentarios, noticias, videos e imágenes disponibles hoy en día en nuestro país, a propósito de la crisis social que se vive, el académico de la Facultad de Comunicaciones UC Enrique Núñez apela a la ecología informativa y entrega una serie de recomendaciones para que las personas contribuyamos a la comunidad con datos que aporten al diálogo y al intercambio pacífico de datos y opiniones.

En el contexto actual del país, el uso de redes sociales se vuelve imprescindible, tanto para la comunicación entre pares como para informar a la comunidad. ¿Cómo evitar caer en la desinformación y en las fakes news? Ser responsable con lo que se comparte y verificar los datos antes de difundirlos son algunos de los consejos que entrega Enrique Núñez, académico de la Facultad de Comunicaciones y editor general de Fact Checking UC

1. Evitar quedarse solo con una visión de la realidad

En Twitter, Instagram o Facebook podemos encontrarnos con familiares, políticos, medios de comunicación masiva, entre muchos otros. Es ahí donde nuestros intereses personales se jerarquizan y el contenido aparece parcialmente, o sea, no hay una visión completa de la realidad. El académico Enrique Núñez aconseja “no quedarse sólo con la realidad que muestra mi timeline, sino que sumar y contrastar otras voces”. Agrega que en las redes sociales existe una mezcla entre emocionalidad e información periodística, por lo que se debe “distinguir si lo que estoy escribiendo y consumiendo, busca una reflexión lógica o una reacción emocional”

2. ¿Qué hacer al momento de publicar o compartir contenido?

Existe una serie de preguntas que puedes hacerte antes de difundir información. Tener clara la intención y lo que se espera de los receptores o audiencia es clave, ya que el post se expandirá o viralizará de forma inmediata, por ende, hay que asumir esa responsabilidad. Núñez recomienda entender en qué ecosistema digital me encuentro; asumir que soy un actor dentro de ese ecosistema, por lo tanto, puedo contaminar o ayudar a limpiarlo; entender que no todo en ese ecosistema es real; ser responsable con lo que comparto y publico, y distinguir tipos de contenido (personal, noticioso, institucional, etc.).

3. ¿Fakes News? No, desinformación. 

El fenómeno conocido como "fakes news" hace alusión a información falsa difundida a través de medios online o redes sociales. Enrique Núñez afirma que “lo primero es no llamarlas fakes news, sino desinformación, ya que de lo contrario se vuelve un eslogan fácil para que quienes ejercen la autoridad, cataloguen de fakes news cualquier información que los perjudique”. Recomienda que “las autoridades y medios sean rigurosos en la información y que doble chequeen, sobre todo en un contexto crítico”. Para Núñez hay dos tipos de desinformación: la bien intencionada, que entrega datos fuera de contexto y la mal intencionada, que busca instalar una agenda política o social, mediante la mentira. 

4. ¿Cómo corroborar o verificar información? 

El editor de Fact Checking UC entrega varios tips que él califica como “ecología informativa”

  • Distinguir si es una información que implica tomar una decisión logística o para reforzar una idea política. Si es el primer caso, hay que corroborar en sitios web y cuentas oficiales de redes sociales de cada servicio. Si el mensaje llegó a través de un grupo con una carga política y/o es un contenido de alto impacto emocional, se sugiere ser escéptico y buscar otra fuente.
  • Googlear cualquier contenido que llegue que no tenga procedencia fácil de identificar.
  • Si al hacer cualquiera de los pasos anteriores no se encuentran fuentes fiables, se recomienda no compartir.
  • Si una persona captura un video o foto, antes de compartirlo, debe agregar la información de contexto: dónde y cuándo ocurrió.

Finalmente, Núñez recomienda seguir a medios que realicen verificación, ya que con esta práctica de ecología informativa “podemos ser un aporte para nuestra comunidad, compartiendo datos que puedan ser útiles y contribuir con información que conduzca a diálogos cívicos y deliberativos”.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado