Skip to content

Elixabete Ansa asume como nueva directora del Instituto de Estética UC


Proyectar la internacionalización a través de redes académicas, avanzar hacia un pregrado de cuatro años y potenciar un espacio formador de una ciudadanía crítica, son algunos de los desafíos que asumirá la académica, quien es doctora en Filosofía con especialidad en Literatura y Estudios Culturales por la Universidad de Indiana, EE.UU.

photo_camera Nacida en San Sebastián, España, Ansa también dirigió Asuntos Académicos del Instituto de Estética UC. Créditos: Karina Fuenzalida.

La doctora Elixabete Ansa llegó a Chile el año 2015, tras postular a un concurso para sumarse como académica del Instituto de Estética, inserto en la Facultad de Filosofía. Nacida en el País Vasco (España), inició sus estudios en el área de la filología inglesa por la Universidad de Deusto y, posteriormente, cursó un magíster en Literatura Hispánica y un doctorado en Filosofía, ambos en la Universidad de Indiana, EE.UU. Además, ha dictado clases en diversos países, entre ellos, Canadá y Estados Unidos, junto con presentar su trabajo en conferencias internacionales.

La investigadora arribó a Campus Oriente para fortalecer la internacionalización, área que hoy se ha potenciado con la incorporación de docentes de diversas nacionalidades y líneas de investigación. Este será justamente uno de los ámbitos que buscará seguir desarrollando profesora Ansa con la puesta en marcha de redes internacionales, tales como la creación de la inédita Red Euroamericana de Estética Contemporánea (REEC).

“La idea es que esta red nos permita acoger encuentros y convenios, fortalecer vínculos internacionales y, sobre todo, estudiar temas tanto coyunturales como asociados a una tradición filosófica, que pudieran pensarse y traducirse en los años que vienen”, explica y agrega que, hasta el momento, se cuenta con un núcleo de más de treinta pensadores y pensadoras de ambos continentes –Europa y América–, que abordarán fenómenos relacionados con el cine, la historia del arte, la teoría decolonial, postcolonial, las nuevas tecnologías y la deconstrucción como posibilidad de un pensamiento estético y político. 

Cruce de fronteras, cruce de saberes

La académica procede de uno de los lugares más ricos y atractivos de la cultura europea. Al norte de España las comidas, las fiestas, deportes como la eskupilota –juego de pelota y mano–, o el mismo idioma, trazan fronteras culturales entre el País Vasco y el resto de la región española. Por allí el mar y el viento de la costa de Zumaia generó quiebres en la tierra tan grandes que hay un geoparque protegido hoy por la UNESCO, y, muy cerca, también está la famosa ciudad de San Sebastián, donde nació y creció la profesora Ansa.

Buscar nuevas fronteras, nuevas miradas culturales, dice, ha sido siempre parte de su formación.

“Ha sido muy grato encontrar un espacio como el Instituto de Estética, que es un sitio muy singular: desde aquí se sale de las disciplinas más tradicionales, para alimentar cruces culturales y pensar críticamente todo lo que nos rodea”, dice sobre este espacio académico en que ha desarrollado múltiples investigaciones y roles, tales como la dirección de Asuntos Académicos, que lideró desde 2019. 

Asimismo, Ansa ha escrito diversas publicaciones y libros; el más reciente titulado Mayo del 68 vasco. Oteiza y la cultura política de los sesenta, nominado a los Premios Literarios Euskadi, el cual ofrece un análisis de la cultura vasca desde un enfoque transatlántico e interdisciplinario, a la luz la vida y obra del artista y pensador Jorge Oteiza, figura que comenzó a estudiar desde su tesis doctoral en la Universidad de Indiana.

La dimensión transatlántica del conocimiento es justamente uno de los intereses de la doctora Ansa, en términos de los cruces que se proyectan en el Instituto de Estética UC. De hecho, el primer encuentro internacional de REEC, a realizarse el 17,18 y 19 de agosto en Campus Oriente, se titula “Pasolini transatlántico”, en que se reflexionará sobre el legado interdisciplinario del artista italiano, el cual será en formato híbrido y con la presencia de especialistas de México, Argentina, España y Japón. Luego, en septiembre, cuenta, se realizará un coloquio sobre los 70 años de la partida del artista José Venturelli a China, que buscará congregar a REEC.

Tiempos críticos, tiempos de Estética

Potenciar la visibilidad de Estética UC como un lugar donde se puede discutir múltiples temas; por un lado, desde la filosofía más tradicional, pero a su vez con un sentido de contingencia anclada en los lazos sociales y culturales, es otro de los sellos que busca impulsar.

“Vivimos en una era sensacionalista o ‘pornográfica’, como lo ha señalado el filósofo Alain Badiou, en que necesitamos herramientas críticas para que la inercia social y el sistema económico no nos engulla. Para afrontar este escenario es fundamental constituirnos como sujetos críticos. Nuestra disciplina es una herramienta creativa que plantea la posibilidad de auratizar e imaginar un proyecto transformador”, asegura. 

Ansa añade que si bien, por un lado, están las industrias creativas o culturales, el deber de las y los pensadores desde Latinoamérica es situar estas prácticas “otorgándoles un rasgo de acontecimiento transformador, pues si pensamos en la impronta que ha emergido desde la región, podemos ver que la relación entre la política y la estética son tan importantes como en su momento lo fueron otros discursos disciplinares”.

Sobre otras temáticas presentes desde la estética situada y contingente, la académica asegura que vivimos un momento en que se vuelve ineludible pensar en fenómenos como la hiperconexión: “Estamos en una cultura que ha cultivado una especie de obsesión con mostrarse, con estar circulando a través de dispositivos; y eso requiere que los y las profesoras del Chile del futuro tengan una relación crítica con esa tecnología, que cuiden el bienestar común en vez de seguir en esta tendencia de crear sujetos muy individualizados y alienados”. 

Así, Elixabete Ansa, como directora, buscará instalar al Instituto de Estética como una suerte de taller de pensamiento crítico, con el fin de fomentar la conciencia en torno a la estética en sus dimensiones vinculadas al arte, la cultura y la política a partir de los debates contemporáneos. 

Formación de una ciudadanía crítica 

Este año el Instituto de Estética cumplió cuatro décadas, y entre las celebraciones hubo una idea especial: el plantel generó 160 becas de capacitación, otorgadas a docentes de la enseñanza pública, quienes ahora imparten esta rama de la filosofía en el nuevo currículum escolar aprobado por el Ministerio de Educación para enseñanza media. La iniciativa, impulsada por la dirección anterior, Lorena Amaro, será materializada en el periodo de Ansa.

En la línea de formación de una ciudadanía crítica, Ansa apunta que otro de los proyectos fundamentales será trabajar por la puesta en marcha de una licenciatura de pregrado con duración de cuatro años, en alianza con otras unidades de la universidad.

“Por un lado, la Licenciatura en Estética potenciará una formación sólida en filosofía y las teorías de la cultura; por otro, ofrecerá la posibilidad de especializarse en el área de gestión cultural; en el área de la educación, en términos de que la disciplina forma parte del currículum de enseñanza media; o en pensamiento crítico latinoamericano”, dice.

Asimismo, la nueva directora buscará continuar el énfasis en la perspectiva de género y en el aporte de un pensamiento crítico para tiempos de cuestionamientos profundos en torno a lo que implica constituirnos como seres humanos. Así, el siguiente simposio internacional que realiza el Instituto de forma bianual, abordará la crisis del antropoceno y el cambio climático. Junto con estos proyectos, está el de “cultivar un espacio de investigación que además de los magister, pueda consolidar un doctorado, con el cual podamos proyectar el Instituto de Estética como un centro de investigación referencial”, sostiene.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado