Skip to content
Mario Costa, nuevo director de Teatro:

“Es una demanda urgente la búsqueda de consensos y lo participativo en la toma de decisiones”


El actor y magíster en Artes UC asumió como director de la Escuela de Teatro a principios de agosto. Desde su incorporación a la planta ordinaria en 2004, ha estado vinculado a cargos de gestión dentro de la Escuela de Teatro, destacando su labor como subdirector desde 2014.

photo_camera El periodo que actualmente inicia en este cargo se extiende hasta el año 2024, con un foco en transformar a esta escuela en una plataforma de debate, consciente de su patrimonio y valor en la escena artística.

“Cuando apareció en mi horizonte la desafiante idea de ser el director de la Escuela de Teatro, particularmente en estos tiempos en que las seguridades se desdibujan, fueron más las interrogantes que las certezas”, reflexiona Mario Costa acerca del rol que asumió desde comienzos de agosto, luego de haber sido elegido por unanimidad para el cargo, a mediados de julio.

Donde no tuvo dudas, cuenta Costa, fue en “el extraordinario grupo humano que compone la Escuela de Teatro. Existe en nuestra comunidad una red tan preparada como dispuesta para continuar con nuestra labor artístico-pedagógica, independiente de las difíciles circunstancias que se asoman”.

Mario Costa, actor y magíster en Artes por la Universidad Católica, se ha especializado en las áreas de la percepción artística y el realismo. Desde hace 16 años participa de La Calderona, única compañía especialista en la investigación y puesta en escena del teatro antiguo en Chile. Desde su incorporación a la planta ordinaria en 2004, Mario Costa ha estado vinculado a cargos de gestión dentro de la Escuela de Teatro, destacando su labor como subdirector desde 2014.

La nueva gestión ha diseñado un programa en tres grandes áreas: el bienestar de la comunidad, una formación de calidad que integre las diferentes aristas del teatro y la teatralidad en el currículo, y la vinculación de la Escuela de Teatro con el medio social y artístico. 


“La experiencia acumulada en estos años de trabajo me llevan a creer que hoy es evidentemente necesaria la participación de cada una de las personas que integran la comunidad: es una demanda urgente la búsqueda de consensos y lo participativo en la toma de decisiones, debemos empezar por ahí, fortalecer este espacio como un lugar de encuentro fraterno”, reflexiona el académico sobre el desafío de asumir una gestión en tiempos de pandemia.

Pensando en el periodo 2020-2024 que comprende este cargo, el nuevo director de la Escuela de Teatro plantea que es importante no descuidar lo trascendente por lo urgente. Específicamente, en los próximos tres años, el equipo de la nueva gestión ha diseñado un programa que se sostiene en tres grandes áreas: el bienestar de la comunidad, una formación de calidad que integre las diferentes aristas del teatro y la teatralidad en el currículo, y la vinculación de la Escuela de Teatro con el medio social y artístico.

La nueva gestión propone transformar a la Escuela de Teatro en una plataforma de debate y discusión en pro de la diversidad de personas, oficios y labores que implica la actividad teatral, al mismo tiempo que validarse como una red interestamental que surge por y para el desarrollo de la enseñanza, la investigación, la práctica y la creación teatral. En este tiempo también será clave relevar el valor simbólico de tradición y contemporaneidad de esta escuela y del Teatro UC que “han contribuido, a través del trabajo de cientos de teatristas en más de 75 años de historia, al fomento del arte escénico nacional”.

Recientemente, ya en estos tiempos Covid-19, alumnos de la Escuela de Teatro UC participaron del Festival Internacional en Cuarentena de Brasil con una adaptación llamada Segismunde en tiempos de pandemia. 

Enseñar teatro en tiempos de pandemia

Actualmente, la mayoría de las clases impartidas en pregrado se han llevado a cabo a través de la plataforma Zoom o derechamente, aquellas que necesitan presencialidad, han quedado pospuestas hasta el regreso a las aulas. De acuerdo con Mario Costa, a partir de la introducción de lo digital se puede percibir una gran tensión pues “se ponen en jaque ciertos supuestos ontológicos del teatro como, por ejemplo, la noción de co-presencialidad, lo convivial, la inmediatez, entre otros”. En esta línea, el académico hace un llamado a la unidad para contribuir al medio teatral nacional desde lo que los convoca como formadores del teatro del futuro.

“Debemos levantar una escuela en línea con los nuevos tiempos. Discutir y actualizar permanentemente contenidos, saberes, prácticas y metodologías del teatro y levantar la investigación escénica inter y multidisciplinar para estudiantes de pre y posgrado, generando sinergias con el devenir del medio nacional. Descubrimos que el valor de la reunión, cualquiera sea el medio, nos ayuda a enfrentar las consecuencias del confinamiento y la distancia, pero también a generar comunidad”, afirma el director de la Escuela de Teatro. 

Por otra parte, Mario Costa valora la oportunidad de estar conectados con los y las estudiantes a pesar de las complejidades de la pandemia. Por eso, cuando el académico visualiza este próximo periodo, imagina una escuela en vínculo permanente, con comunicación en base a confianza mutua.

"La voluntad de todas las partes implicadas está y estamos seguros que devendrá en una convivencia fecunda y aportadora, no solo para el desarrollo del teatro sino también para el crecimiento de cada una las personas que formamos la ETUC”, afirma Mario Costa.   

Proceso de elecciones

Entre el 13 de mayo y el 12 de junio, el comité de búsqueda realizó ocho sesiones de escucha y conversación con la comunidad de la Escuela de Teatro. De estas sesiones participaron profesores de planta ordinaria, planta especial y adjunta, administrativos, profesionales, y estudiantes de pregrado.

Los miembros del comité de búsqueda fueron el decano de la Facultad de Artes, Alexei Vergara; el entonces secretario académico de la Facultad, Efraín Telias; Claudia Echenique, Ana Sedano e Inés Stranger como profesoras representantes de la Escuela de Teatro; y Diego Castro, como representante de los profesores del Instituto de Música.

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado