Skip to content

Ingenieros y matemáticos unidos para ayudar


Una de las metas del Instituto de Ingeniería Matemática y Computacional (IMC) radica en transferir a la sociedad parte de su quehacer en torno a sistemas computacionales, modelamiento matemático y el procesamiento de grandes bases de datos.

photo_camera Karina Fuenzalida.

¿Cómo procesar millones de datos para gestionar una ciudad inteligente?, ¿cómo 'hackear' el sistema nervioso para alivianar el dolor crónico? Estos son solo algunos de los desafíos en los que el Instituto de Ingeniería Matemática y Computacional (IMC) trabaja a través de su equipo conformado por cinco profesionales y administrativos y seis académicos.

El proyecto, que empezó hace cinco años, acaba de madurar con la creación del IMC, que dirige el profesor de la Escuela de Ingeniería, Carlos Jerez. La unidad pertenece a esta y a la Facultad de Matemáticas, y está ubicada en el segundo piso del edificio Hernán Briones, en el campus San Joaquín. ¿Su fin específico? Resolver problemas de la sociedad que requieran un trabajo conjunto entre expertos en manejo de sistemas computacionales, modelamiento matemático y procesamiento de grandes bases de datos, por dar algunos ejemplos. Para ello realizarán tres acciones concretas: formar profesionales, investigar y transferir a la sociedad. Esto último ya se está realizando y proyectando positivamente a futuro, por medio de proyectos de innovación en conjunto con el sector público y privado, logrando impactar y beneficiar positivamente en la sociedad, respondiendo a sus desafíos y problemas, identificando oportunidades en la frontera de la ingeniería y las matemáticas.

La transferencia ya ha comenzado –indica Jerez-- por medio de proyectos de investigación muy variados relacionados a distintas instituciones: la empresa Agrosuper, la Superintendencia de Combustibles, y la Policía de Investigaciones de Chile.

«Toda esta agenda de transformación digital que el país ha impulsado y la tendencia mundial de incorporar sistemas de toma de decisiones cada vez más basados en modelamientos matemáticos y procesamiento de datos, ha generado una tremenda demanda por especialistas que no existen. La solución por mucho tiempo se ha estado obteniendo de profesiones muy diversas como astrónomos, matemáticos o ingenieros, pero que ninguno tenía toda la riqueza de todas estas disciplinas que nosotros hemos reunido».

Según Jerez, una de las cualidades del instituto radica en permitir la unión de diferentes ciencias para ayudar a resolver dificultades actuales. «Todos los días aprendemos algo nuevo, eso es lo importante, tener la voluntad de querer aprender y de preguntar a otras disciplinas para definir mejor las preguntas y llegar a las respuestas más correctas».


 
En pre y posgrado


La formación para profesionales ya se inició por medio de un diplomado de e-class que se titula «Big Data para la toma de decisiones». Empezó el 2017 y ya lo han tomado 180 personas de Chile y el extranjero. «Les ha interesado mucho porque hoy el mercado laboral requiere llevar estos modelos matemáticos a sistemas computacionales», declara.

Los planes de estudio para profesionales tienen cursos propios que programa el IMC y otros que programa la Escuela de Ingeniería o la Facultad de Matemáticas. Si bien estos no son cursos que programe y administre el IMC, este los gestiona.

Además, el instituto entrega diferentes especialidades para licenciaturas: Major de Ingeniería Matemática, Minor de profundidad en Ingeniería Matemática (sólo para alumnos del Major de Ingeniería Matemática), Minors de amplitud en Ingeniería Matemática, en Matemáticas Aplicadas o en Análisis Numérico (sólo para alumnos que no son del major de Ingeniería Matemática).

En términos de grados académicos, entrega el título de Ingeniero Civil de Industrias, Diploma en Ingeniería Matemática. Se espera que prontamente ya se pueda contar con la materialización del título de Ingeniero Civil Matemático y Computacional, la creación del minor de Amplitud en Ciencia de Datos y a fines del 2019 un magíster y un doctorado interdisciplinario. En el caso del primero, se podrá acceder a él tanto desde las carreras de ingeniería como desde la licenciatura en Matemáticas.

Para efectuar su labor, el IMC actualmente está iniciando un proceso de acuerdo de jornadas compartidas con profesores de la Escuela de Ingeniería y de la Facultad de Matemáticas.



Investigaciones para la PDI


Con respecto al proyecto que está realizándose con la PDI, Jerez explica que se toman los datos para implementar un algoritmo predictivo para evaluar trayectoria delictual. El objetivo es salir de la estadística habitual para optimizar ciertas políticas públicas. Mejorando el sistema de gestión de datos, y haciendo de manera más precisa ciertas preguntas, se busca evaluar el riesgo en las trayectorias. De esa manera se puede realizar una prevención mucho más efectiva. «No es un minority report que ayude a ver anticipadamente un crimen. Es una herramienta para la toma de decisiones sobre políticas públicas de reinserción», explica.

NOTA: A la fecha de publicación de esta nota, el cargo de director lo ha tomado el profesor Jorge Vera.

Publicado en Visión UC.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado