Skip to content

Integridad académica desde el comienzo de la formación universitaria


Como un modo de acercar este tema al estudiantado que recién se integra a la UC, se creó un curso breve que aborda los valores de la honestidad, confianza, respeto, veracidad, justicia y responsabilidad frente a disyuntivas propias de la vida universitaria, y que está disponible para novatos y novatas hasta el 2 de julio.

photo_camera A través de situaciones vividas por un grupo de amigos, el curso desarrollado por la dirección Académica de Docencia de la VRA, aborda diferentes disyuntivas que enfrentan en su vida universitaria, acercando de este modo los valores de la honestidad, confianza, respeto, veracidad, justicia y responsabilidad. (Imagen: Curso Integridad Académica)

Copiar en una prueba o hacer pasar una idea ajena por propia, son formas evidentes de faltar a la integridad académica. Pero, ¿qué pasa si se reinterpreta una coreografía? ¿O si un estudiante usa las mismas ideas para dos trabajos de cursos diferentes? Frente a este tipo de situaciones los límites de un actuar íntegro se vuelven más difusos y la respuesta no siempre es clara

El curso “Integridad académica en la UC”, se ofrece por primera vez este semestre a novatos y novatas. Se abordan diferentes disyuntivas a través de situaciones vividas por un grupo de amigos que estudian en la UC, acercando de este modo los valores de la honestidad, confianza, respeto, veracidad, justicia y responsabilidad a quienes están recién empezando la vida universitaria.

Se trata de un recurso completamente online, asincrónico y abierto a estudiantes de primer año, que se encuentra disponible en sus tableros de Canvas, integrado en su carga académica para visualizarlo. La versión del primer semestre estará accesible hasta el 2 de julio en esta plataforma.

La idea de realizar un curso para reflexionar acerca de los valores y principios que orientan a la UC, surgió a partir de la necesidad de acercar al estudiantado al concepto de integridad académica, “e interiorizar su importancia desde su ingreso, tanto para su paso por la universidad, como su formación como futuros profesionales, y en los diversos aspectos de su vida personal”, comentó la encargada de Integridad Académica de la Dirección Académica de Docencia (DADo-VRA), Cecilia Arce.

“Junto con ello, buscamos abrir un espacio de reflexión y diálogo en torno a dilemas éticos que podrían presentarse en la vida universitaria y fundamentalmente, poder entregar recursos y herramientas a los y las estudiantes, para enfrentar de la mejor manera su paso por la universidad”, explicó la profesional.

El curso es una actividad formativa breve, que considera una dedicación total de no más de 4 horas. Fue impulsado desde la Vicerrectoría Académica, VRA, y desarrollado por la DADo en colaboración con académicos y académicas, diversas unidades de gestión de la universidad y también estudiantes, para su creación. “Buscamos que fuera un recurso lo más cercano posibleal estudiantado, por lo que se incorporaron recursos audiovisuales con testimonios de autoridades, profesores, exalumnos, empleadores y estudiantes, junto a recreaciones de situaciones de la vida diaria”, agregó Cecilia Arce.

La integridad como herramienta para construir una sociedad mejor


Revisa el tráiler del curso de Integridad Académica.


La acogida entre quienes han realizado el curso ha sido positiva. "Me gustó la forma de abordar cada tema, es decir, es muy cercano a nuestra realidad como estudiantes en cuanto a los temas y problemas que muestra. Creo que de esa manera podremos comprender aún más lo que significa ser íntegro, como aplicarlo y cómo no cometer faltas", comentó Victoria Carrizo, estudiante de Arquitectura de primer año, quien concluyó recientemente el curso.

En los foros de esta instancia formativa aparecen en varias oportunidades comentarios que evidencian el interés por convertirse en mejores profesionales y adquirir herramientas para contribuir en la construcción de una sociedad mejor, adhiriendo a los valores de la integridad académica.

Sin embargo, la formación en integridad no es un tema que todos quienes postulan a la educación superior tengan entre sus prioridades al momento de elegir una universidad. Para la consejera superior de la UC, Almendra Aguilera, fue tomando importancia en la medida en que fue avanzando en sus estudios.
“En lo personal, y en principio, entré a la UC porque tenía mejor empleabilidad y está esta idea de que la UC da un cupo casi asegurado en el campo laboral. Pero creciendo dentro de mi carrera me he convencido de que eso es un privilegio y una responsabilidad también, de aceptar este beneficio de manera responsable y utilizarlo para tener un impacto positivo en la sociedad. Y eso solo se puede teniendo compromiso con nuestra formación y nuestra profesión”, comentó la estudiante de quinto año de Sociología.

La representante estudiantil ha tenido una activa participación en los debates y en la promoción de la integridad académica en la UC. El pasado 25 de mayo organizó un live -o transmisión en vivo- por Instagram, junto a la encargada de integridad académica de la dirección Académica de Docencia, Cecilia Arce, para resolver dudas sobre el tema con estudiantes UC.

“Creo que hasta el momento es un tema que está recién emergiendo entre el estudiantado, lo cual es entendible. Lo que veo en esta nueva Política de Integridad Académica y las formas de verla, son un cambio cultural respecto a la idea de que esto surge solo cuando decidimos como estudiantes copiar o no copiar. Sin embargo, creo que es relevante que estudiantes se involucren y hablen de integridad académica de una manera -valga la redundancia- integral. Que esta no llega solo al momento de tener un dilema con la evaluación que estamos realizando, sino que se basa en el interés y el compromiso que tenemos con nuestro aprendizaje”, afirmó Almendra Aguilera. 

El actuar íntegro como compromiso de la comunidad UC

"A través de una estructura cercana, amena e interactiva, el curso invita a la reflexión de los estudiantes sobre el concepto de integridad y su relevancia para la vida universitaria", explica la académica Verónica Mies, pero también "el curso muestra las consecuencias, y, por tanto, la responsabilidad, que cada uno tiene respecto de las decisiones que va tomando", agrega. (Imagen: Curso de Integridad Académica)
"A través de una estructura cercana, amena e interactiva, el curso invita a la reflexión de los estudiantes sobre el concepto de integridad y su relevancia para la vida universitaria", explica la académica Verónica Mies, pero también "el curso muestra las consecuencias, y, por tanto, la responsabilidad, que cada uno tiene respecto de las decisiones que va tomando", agrega. (Imagen: Curso de Integridad Académica)

Uno de los factores que se tomó en cuenta al momento de construir el curso de Integridad Académica, liderado por la Vicerrectoría Académica, fue el incluir a diferentes integrantes de la comunidad UC. A lo largo de sus cuatro módulos y en las cápsulas de video que contempla el curso, se incluye la mirada y consejos de docentes, personal administrativo y profesional, autoridades, estudiantes, alumni e incluso posibles empleadores, quienes explican la importancia de la integridad al momento de contratar a nuevos colaboradores y colaboradoras.

“Este curso, sin duda, apoya la construcción y mantención de una cultura universitaria que promueve el valor de integridad, en general, y la integridad académica, en particular. A través de una estructura cercana, amena e interactiva, el curso invita a la reflexión de los estudiantes sobre el concepto de integridad y su relevancia para la vida universitaria, pero simultáneamente muestra claramente el impacto que tienen las acciones reñidas con la integridad académica, en el desempeño y accionar futuro, no solo en términos laborales, sino que también respecto de las relaciones y convivencia dentro de la sociedad. Así, el curso muestra las consecuencias, y, por tanto, la responsabilidad, que cada uno tiene respecto de las decisiones que va tomando.  Esto es muy importante”, comentó Verónica Mies, directora docente del Instituto de Economía y miembro del Consejo Asesor de Integridad Académica.

Entre los objetivos del curso se cuentan: identificar conceptos relevantes asociados a la integridad académica y la relevancia de actuar íntegramente; distinguir conductas que reflejan un actuar íntegro en el contexto formativo; reflexionar en torno a dilemas éticos que pueden presentarse en la formación académica en la Universidad; y finalmente, conocer las principales herramientas y recursos que la Universidad dispone para apoyar el desarrollo de una práctica académica íntegra.

En ese sentido, además de explicar qué es la integridad académica y sus valores, la instancia formativa identifica algunas de las razones que pueden llevar a estudiantes a tomar decisiones erradas, y propone apoyos para sobrellevar problemas como el desconocimiento de información relevante para actuar de manera íntegra, o incluso el estar sometidos a mucha presión para tener buenas notas o del entorno social próximo.

“La presentación del curso es muy atractiva, puesto que presenta situaciones reales y concretas a los que se pueden enfrentar los alumnos, al mismo tiempo que entrega herramientas para fortalecer un comportamiento íntegro, y también muestra los canales de apoyo que existen en la universidad”, comentó Verónica Mies. 

Algunos de estos recursos son herramientas prácticas para tomar mejores apuntes, desarrollar lectura efectiva o desarrollar estrategias de concentración, entre otros. El curso también informa acerca de los servicios que ofrece la Universidad para apoyar a estudiantes en diferentes temas relacionados con el estudio y la progresión académica, lo cual fue valorado por estudiantes que ya lo completaron.

“Creo que los (apoyos) más importantes son los programas relacionados con la salud mental, especialmente en estos tiempos de pandemia que no son fáciles para nadie”, comentó Javiera Budd, estudiante de primer año de Derecho. "Ahora entiendo mejor qué cosas no son comportamientos íntegros y cómo la universidad me puede ayudar a través de diferentes situaciones", agregó.

Frente a dudas o problemas en relación a la integridad académica, la invitación del curso es dirigirse en primer lugar a los y las docentes. Esta es una de las razones por las cuales se requiere un importante compromiso por parte del cuerpo académico con los valores que promueve la integridad.

“Nuestros académicos y académicas tienen en sus manos la promoción de los distintos valores y es importante que en el entorno educativo en general, y no solo en las evaluaciones, estos se promuevan. La integridad académica tiene que ver con respeto, con honestidad y varios otros valores; eso se puede promover en distintos tipos de espacios y actividades y aportan al fortalecimiento de la política. Por lo mismo, el papel que cumplen es clave", destacó el vicerrector Académico, Fernando Purcell.

Desde la Dirección Académica de Docencia también se han creado recursos dirigidos a docentes para promover este concepto, como cápsulas de video, guías y capacitaciones, disponibles aquí.

Para la profesora Mies, el hecho de que el curso de Integridad Académica esté disponible a partir del primer año de universidad, es un aporte a la docencia: “Al ser un curso que difunde los valores de la integridad desde temprano en la vida universitaria (al ser parte del tablero de cursos de los novatos), este permite también a los docentes construir sobre los conceptos acá trabajados en los cursos particulares y en el diálogo permanente que se produce entre profesores y estudiantes”. 

La consejera superior Almendra Aguilera concordó con la importancia de discutir sobre integridad académica: “El conversar estos temas multi estamentalmente creo que es el camino para deshacernos de prácticas que hacen el proceso de aprendizaje algo sufrido, como el proctoring u otras medidas que provocan más ansiedad al estudiantado de lo que se debería”. 

El espíritu de diálogo también forma parte de las reflexiones finales del curso, donde se incluye una invitación al estudiantado a pensar en el tipo de personas que quieren ser, el ejemplo que esperan dejar y de qué manera aportar a la sociedad dentro de la universidad, y una vez que comiencen su vida profesional.


Para más información visita integridadacademica.uc.cl


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado