Skip to content

Liliana Guerra es elegida como nueva directora de Trabajo Social UC


La académica realizó su formación de pregrado y parte de su postgrado en esta escuela de la Facultad de Ciencias Sociales, fue subdirectora de docencia entre los años 2013-2019 y obtuvo el Premio a la Excelencia Docente UC el 2020.

photo_camera Como directora le corresponderá continuar el trabajo de implementación del plan curricular que comenzó el año 2020. Plan en el que ella también participó cuando se desempeñó como subdirectora de Docencia entre los años 2013-2019.

Es asistente social de profesión, postitulada en Estudios de la Familia y Magíster en Trabajo Social UC, doctora en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Chile y, actualmente, Liliana Guerra Aburto se convirtió en la nueva directora de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica

Tras la aprobación de los académicos y académicas de esta carrera, Liliana Guerra ocupará este cargo durante el periodo 2021-2024, y ya obtuvo el nombramiento oficial por parte de la Secretaría General UC. La elección contó con la participación de los 12 académicos y académicas que conforman el claustro siendo aprobada por una amplia mayoría. El acta de elecciones fue validada por la secretaria académica de la Facultad de Ciencias Sociales, Judith Scharager, quien también actuó como ministra de fe del proceso.

En el año 1986 Liliana ingresó por primera vez a la Escuela de Trabajo Social UC como docente, donde tuvo la oportunidad de trabajar junto a destacadas mujeres que forman parte de la historia del Trabajo Social en Chile y América Latina, como Nidia Aylwin, María Olga Solar y Mónica Jiménez. Reconoce el aporte de la escuela en su permanente formación, y señala cómo la vida le ha permitido experimentar en esta misma escuela el haber sido en un momento la profesora más joven, y hoy, una de las profesoras seniors; donde hay un grupo importante de profesoras jóvenes que le recuerdan sus inicios.

“Este lugar es mi alma mater. A lo largo de mi trayectoria he podido reflexionar en cómo es el proceso de la vida, pues he podido ver mi propio recorrido junto con la de la Escuela, observar y en sus momentos vivir sus diferentes etapas, cómo ha cambiado y crecido", dice Liliana Guerra.

Las áreas que destaca son la gestión de la carrera docente; el desarrollo profesional de la planta administrativa; cultura de encuentro basada en el respeto y el buen trato para los tres estamentos; posicionamiento en el ámbito público; y la implementación del Magíster Clínico.

Posterior a esta primera estancia en la Escuela de Trabajo Social, continuó su formación tanto en Chile como el extranjero, reincorporándose en el año 2006. A partir de ese momento comienza a ser un referente en temáticas asociadas a la las familias, tanto en pregrado como en postgrado, dictando las cátedras de “Trabajo Social y Familia”, “Intimidad y Familia”, “Habilidades para la Intervención directa en Trabajo Social” entre otras. En el área de investigación ha seguido esta misma línea, incorporando en estos últimos años temáticas de resolución de conflictos no adversarial, y temas relacionados con aspectos socioambientales, donde ha desarrollado proyectos interdisciplinarios, muy de la mano con académicos de la Facultad de Derecho de nuestra universidad.

Sus proyectos más recientes son: “El panel comunitario como alternativa para la solución de conflictos socioambientales” del Centro de Políticas Públicas UC 2020, donde es investigadora responsable; “Family conceptions and social workers’ professional judgment in Chilean social child services” de Journal of Social work education 2020, donde es co- investigadora; Fondedoc 2021: “Taller de Negociación: Cooperar en tiempos de crisis”, donde es co-investigadora junto a la Facultad de Derecho UC; Proyecto interdisciplinario 2020: “interdisciplina, abogados y trabajadores sociales: propuestas de trabajo y atención conjunta a partir de experiencias locales e internacionales”; y 2021: Proyecto de política pública: “Desarrollo de instrumento para medir la implementación de los Principios Rectores conforme el Plan de Acción Nacional de Derechos Humanos y Empresa”, como co-investigadora.

"Hoy, más que nunca debemos ser protagonistas para crear un Chile más inclusivo, menos prejuicioso, un país donde quepan todos y todas, donde aceptemos la diversidad de todo tipo y de toda índole"- Liliana Guerra, directora de la Escuela Trabajo Social UC.

En cuanto a su amplia experiencia en investigación y enseñanza, la académica, quien además obtuvo el Premio a la Excelencia Docente UC el 2020, señala que al haber incursionado en un aspecto tan sensible como es la intimidad de la familia, pudo conocer las subjetividades de las personas más allá de los aspectos cuantitativos, lo que le permitió comprender la diversidad de formas de hacer familia, y de ser familia.

“Haber hecho la vinculación entre las familias y los estudios de género, las nuevas masculinidades, los procesos históricos de las familias, entre otros aspectos, me ha permitido lograr una comprensión donde las subjetividades de los miembros de las familias pasan a tener un rol preponderante para los procesos de intervención familiar, que es lo que intento traspasarle a mis estudiantes en los diversos cursos que imparto”, dice Guerra.

 

La implementación del Magíster Social Clínico es una de las prioridades de la nueva directora. 


Lineamientos para el futuro

Para la nueva autoridad UC, la participación de los miembros de la comunidad es clave y ve que su gestión enfrenta la gran tarea de fortalecer esta comunidad. Asimismo, es una agradecida del camino que se abre al iniciar este proceso.

“Me siento muy contenta de que la vida me haya dado la oportunidad de dirigir la Escuela. Estoy con muchas ganas y fuerza, así como con muchas ideas y proyectos para hacer de éste un período fructífero para la escuela y para cada uno de los miembros que la componen”, dice Guerra.

Las áreas que destaca son: la gestión de la carrera de los profesores; el desarrollo profesional de la planta administrativa; cultura de encuentro basada en el respeto y el buen trato en la convivencia para los tres estamentos; posicionamiento del trabajo social en el ámbito público; gestionar la implementación del Magíster Clínico y el establecimiento de alianzas inter facultades en dicho marco; fortalecimiento de los programas de magíster, teniendo en perspectiva un futuro doctorado; mantener la participación de la Escuela en las instancias de representación y organización del Trabajo Social y afines a nivel nacional; fortalecer el desarrollo y monitoreo de las prácticas, y resguardar las articulaciones del currículum.

Como directora le corresponderá continuar el trabajo de implementación del plan curricular que comenzó el año 2020. Plan en el que ella también participó cuando se desempeñó como subdirectora de Docencia entre los años 2013-2019. En su opinión Trabajo Social es una profesión muy relevante en la construcción del nuevo Chile. Si bien la historia de la profesión data de 1925, el estallido social, la demanda por la defensa de los derechos humanos y el efecto de la pandemia ha visibilizado la profesión situándola como un camino para contribuir a la concreción de todos estos cambios.

“Son fenómenos que han permitido visibilizar una serie de aspectos que estaban pulsando por emerger en nuestro país, de los cuales los trabajadores sociales siempre nos hemos hecho cargo. La gestación de una Nueva Constitución es una oportunidad para poner en el centro todo aquello que es relevante para ser una región más equitativa para todos y todas. El Trabajo Social ha estado a la vanguardia con las temáticas sociales más relevantes desde sus comienzos, interviniendo en pobreza, género, diversidades, migración, infancia, bienestar laboral, entre otros. Hoy, más que nunca debemos ser protagonistas para crear un Chile más inclusivo, menos prejuicioso, un país donde quepan todos y todas, donde aceptemos la diversidad de todo tipo y de toda índole”, dice Guerra.
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado