Skip to content

Madres advierten que sufren fuerte desgaste en medio de la cuarentena


Expertas plantean, en nota que publica este martes El Mercurio, que deben flexibilizarse labores y establecer una corresponsabilidad con los padres, empresas y el Estado. Javiera Reyes, académica de Sociología de la UC, destaca que deben generarse incentivos de conciliación laboral para hombres y mujeres, donde se compatibilice la vida personal con el empleo.

photo_camera "Se requiere que las empresas también trabajen políticas que rompan estos tabúes masculinos. No te hace menos hombre cuidar a tu guagua, o a tu madre o a un adulto mayor enfermo en tu casa”, plantea la académica UC, Javiera Reyes. Foto: Pexels

“El anuncio de la nueva cuarentena confirmó la peor pesadilla en muchas mamás trabajadoras”, plantea la ingeniera comercial Andrea Santander en una carta al director de "El Mercurio”, publicada el sábado. Argumenta que durante el confinamiento las mujeres se transforman en “malabaristas” y cuestiona: “¿Por qué todo sigue funcionando normal? Nadie ha movido horarios que no calcen con las clases online, nadie ha relajado los plazos de entrega, nadie ha planteado mayor flexibilidad”. La profesional también cuestiona qué más debería ocurrir para que se permitan cambios en los hábitos de las madres: “Que retrocedamos en el mercado laboral femenino de hace veinte años, que el 80% de los CEO de las compañías sean mamás, o sea, años luz, o que terminemos todas con licencia antes de volvernos locas”. 

La directora ejecutiva de Comunidad Mujer, Alejandra Sepúlveda, advierte que la carta de Santander “viene a ponerle rostro a un fenómeno que tiene múltiples aristas y que es la crisis de los cuidados en Chile”. Y añade que esto revela “cómo las mujeres estamos en total desigualdad de condiciones”. 

La directora del Departamento de Igualdad y Género de la Universidad De Chile, Carmen Andrade, afirma que “las mujeres siempre hemos tenido que hacer malabarismo”, pero destaca que “la pandemia lo ha agudizado”. Por eso, la también exministra de la Mujer dice que debe haber un cambio cultural que implique, por ejemplo, que las mujeres no estén obligadas a apoyar a sus hijos educativamente, porque “si no, no les alcanza la jornada”. También plantea que durante la pandemia se flexibilicen metas laborales, ya que “los empleadores no pueden pretender que se mantengan ritmos laborales normales en esta situación que no es normal”. A largo plazo, Andrade destaca la necesidad de establecer la “corresponsabilidad social”, en que se involucren los hombres, las empresas y donde “el Estado tiene que tener políticas de cuidado” para que asistan los niños, adultos mayores o enfermos duante las jornadas laborales. 

Coincide Javiera Reyes, académica de Sociología de la Universidad Católica, quien destaca que también deben generarse incentivos de conciliación laboral para hombres y mujeres, donde se compatibilice la vida personal con el empleo, “y con eso se requiere que las empresas también trabajen políticas que rompan estos tabúes masculinos. No te hace menos hombre cuidar a tu guagua, o a tu madre o a un adulto mayor enfermo en tu casa”. 

En ese sentido, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, afirma que han tomado acciones para apoyar a las mujeres en este contexto, como el Subsidio Protege —que otorga a las madres trabajadoras $200 mil por cada niño menor de dos años— y destaca la urgencia de avanzar en la Ley de Sala Cuna Universal. Eso sí, reconoce la necesidad de generar cambios, ya que el resultado de dos encuestas que hicieron en 2020 revela que “la mayoría de los hombres sienten que la forma en que se reparten las labores domésticas está bien. Y cuando hablas con las mujeres ves lo inequitativo que es”.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado