Skip to content

Expertos avanzan con éxito en el desarrollo de métodos para incrementar exámenes de identificación del COVID-19


Un equipo de académicos de las facultades de Ciencias Biológicas y Medicina de la UC logró producir localmente reactivos de extracción y análisis para poder realizar tests de PCR en Chile y detectar a los contagiados por coronavirus, justo cuando se advierte una escasez en el stock a nivel mundial de reactivos.

photo_camera Amplificar las capacidades de diagnóstico existente en Chile con la finalidad de aumentar el número de tests de detección del coronavirus es uno de los objetivos fijados por la Mesa Social COVID-19, línea de trabajo que es impulsado por la UC en conjunto con académicos de otras universidades. (Foto: Karina Fuenzalida)

Ante la falta de reactivos químicos en el mundo para poder realizar exámenes de PCR y con ello identificar el COVID-19 en personas contagiadas, un equipo de las facultades de Ciencias Biológicas y de Medicina de la Universidad Católica iniciaron diversas pruebas para poder fabricar el componente. Es así como anunciaron recientemente que el trabajo de producción de reactivos de extracción y análisis para ejecutar los tests resultó exitoso.

La creación de los reactivos de extracción se realizaron en los laboratorios de la UC y en el caso de las muestras de análisis se desarrolló un montaje y pruebas de ensayo para poder validar los tests. De esta manera se logró correr exitosamente estas muestras con reactivos locales y los equipos de la Facultad de Ciencias Biológicas, en la que también se contó con el apoyo de la Facultad de Medicina. 

Esta línea de trabajo impulsado por la UC corresponde al segundo objetivo (de un total de diez) fijado por la Mesa Social COVID-19: amplificar las capacidades de diagnóstico existente en Chile con la finalidad de aumentar el número de tests de detección del coronavirus. La mesa constituye una instancia para enfrentar la pandemia que integra a ministros de gobierno, a los rectores de la Universidad Católica y la Universidad de Chile, a alcaldes y representantes del Colegio Médico y expertos en salud, entre otros actores.

El equipo que incluye a académicos de las facultades de Medicina y de Ciencias Biológicas de la UC, coordinados por la Dra. Sandra Solari y en el que participa María Elena Boisier, directora de Investigación de la Vicerrectoría de Investigación, han estado evaluando diversas fórmulas para incrementar las capacidades de detección y procesamiento de los exámenes, analizando las capacidades nacionales y evaluando la aplicación de nuevos tests rápidos masivos en Chile, de acuerdo a lo que ha sido la experiencia internacional. En esta línea de trabajo también participan Thomas Leizewitz de la Red de Salud UC-CHRISTUS y académicos de la Universidad de Chile, como María Jesús Vial, Aldo Gaggero, Gabriela Muñoz, y el director del Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina de la Facultad de Medicina de la Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, Pablo Vial.
     
Rápidamente se identificó que había un cuello de botella relacionado con la escasez mundial de reactivos para la detección viral, situación que afecta particularmente a Chile, pues depende de la importación de éstos. En un trabajo liderado por el profesor Rodrigo Gutiérrez junto con Francisco Melo y las Dras. Patricia García y Marcela Ferrés se comenzó a evaluar la posibilidad de producir localmente estos reactivos.   

El método PCR considera la extracción del material genético de un virus (RNA), como el coronavirus, a partir de la muestra, para lo cual se requiere precisamente de los reactivos. Sin embargo, también existen métodos manuales para extraer el RNA viral mediante pH ácido. Fue justamente esto lo que consiguió implementar el equipo de la UC en su laboratorio. De esta forma, se ofrece también un protocolo para que otras entidades a nivel nacional o en el extranjero puedan fabricarlo o implementarlo.

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado