Skip to content

Promueven pausas de autocuidado


Con el objetivo de entregar estrategias que permitan sobrellevar el estrés y el desgaste emocional durante el encierro, el área de Consultoría y Coaching de la Dirección de Personas de la UC brinda talleres que incluyen espacios de conversación y también ejercicios de relajación. A la fecha se han realizado más de 70 pausas de autocuidado en las cuales han participado cerca de 500 personas de la institución.

photo_camera Más de 70 talleres de autocuidado se han realizado hasta la fecha, con cerca de quinientos participantes, quienes han encontrado un espacio "seguro" y aprendiendo estrategias de autocuidado para enfrentar el estrés provocado por las cuarentenas. (Fotografía gentileza Dirección de Personas)

El confinamiento por la crisis sanitaria del Covid-19 ha generado una serie de efectos adversos en materia de salud mental. Es justamente con el objetivo de brindar un espacio de apoyo a las personas y a los equipos de trabajo durante este contexto, que el área de Consultoría y Coaching de la Dirección de Personas UC ha impulsado una serie de talleres de autocuidado.

A la fecha se han realizado más de 70 pausas de autocuidado y en las cuales han participado 473  personas de la institución. “El objetivo de las pausas de autocuidado, es por una parte, generar un ‘espacio seguro’ de conversación en el que los participantes puedan compartir cómo han estado viviendo este tiempo, y por otro lado, también entregar estrategias de autocuidado que les permitan sobreponerse al estrés vivido e instalar hábitos de cuidado”, señala Mónica Rojas, jefa de Consultoría y Coaching de la Dirección de Personas.

Las pausas de autocuidado se realizan a través de talleres en los que se hace una invitación a detener por un tiempo las rutinas diarias para participar de actividades de diálogo y también de práctica de ejercicios de respiración y relajación que permiten manejar la ansiedad y el estrés. Los talleres se conforman por grupos de 8 a 10 personas, y tienen una duración aproximada de 1 hora. Asimismo, se gestionan y organizan a través de la jefatura directa o del director económico/ejecutivo de la facultad o unidad.

La situación prolongada de encierro y estrés junto con el desafío de conciliar el trabajo a distancia y la vida familiar puede generar en muchas personas diversos efectos a nivel físico, emocional y mental. “A partir del contacto estrecho con las distintas facultades y unidades de nuestra universidad, pudimos detectar la manera en que las personas se estaban viendo afectadas en menor o mayor medida por la situación que estábamos viviendo. En los primeros meses estuvo marcada por sentimientos de ansiedad e incertidumbre, y en este último tiempo por estados de ansiedad y cansancio principalmente”, cuenta Mónica Rojas.

Ella comenta que los talleres han sido muy bien recibido por las diversas facultades y unidades de la universidad que han participado.  “Ha sido muy reconfortante ver el valor que brindan estos espacios a nuestros funcionarios, quienes han reportado agradecimiento a la universidad. Hemos visto cómo a veces por la naturaleza del trabajo o distintas realidades laborales, algunos equipos no se habían visto entre ellos, siendo una alegría poder encontrarse en las pausas de autocuidado”, afirma Alejandra Fernández, psicóloga y consultora organizacional de la UC.

Al mismo tiempo, muchas de las personas que han participado rescatan que los talleres les ha permitido comprender mejor la realidad de sus compañeros y de las dificultades por las cuales estaba atravesando. “Varios reportaron sentirse más tranquilos y relajados después de haber participado. Estamos seguras que en tiempos difíciles es clave el cuidado por el otro, el poder escucharnos desde el respeto y poder generar espacios de colaboración en los equipos”, dice Alejandra Fernández.

Debido a la buena recepción que han tenido las pausas de autocuidado en la Dirección de Personas, se está evaluando crear un segundo taller que apunte a recoger los logros y aprendizajes de los equipos de trabajo durante este período.

"Hemos visto cómo a veces por la naturaleza del trabajo o distintas realidades laborales, algunos equipos no se habían visto entre ellos, siendo una alegría poder encontrarse en las pausas de autocuidado” - Alejandra Fernández, psicóloga y consultora organizacional UC.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado