Skip to content

Trabajo Social colabora en nuevo programa de atención en crisis sanitarias por covid-19


En un proyecto impulsado por la Fundación Iberoamericana de Derechos de Infancia y Familia (CIDENI), y la Presidencia de la República, alrededor de 70 trabajadores sociales fueron capacitados por la Universidad Católica. La misión, que comenzó su fase en terreno en julio, es implementar una estrategia de acompañamiento especialmente enfocada en esta pandemia y futuras emergencias de este tipo.

photo_camera Desde los primeros días de julio, un equipo capacitado por la Escuela de Trabajo Social comenzó una labor de asistencia ideada para el actual contexto covid-19, repartidos en 23 hospitales de la zona oriente, sur, norte y occidente de la Región Metropolitana.

Información cruzada, diversidad de fuentes, accesos y movilización restringidos, y el miedo producido por una pandemia que aún no da señales claras de finalizar: son muchas las dudas que actualmente afectan a la población y esa incertidumbre crece cuando se confirma un caso de contagio en la familia. 

Frente a ese escenario, a mediados de junio, se creó el Programa de Atención Social Clínica en Crisis Sanitaria, impulsado por la Fundación Iberoamericana de Derechos de Infancia y Familia (CIDENI) y la Presidencia de la República. Este proyecto, rebautizado como "Reconectando", contó con la colaboración de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica, la cual formó a un equipo de 70 especialistas en esta área, en su mayoría profesionales UC.

"¿Cómo tú te enteras de lo que pasa con tu familiar hospitalizado por covid-19, o sobre cómo llevar el proceso de duelo en caso de fallecimiento? El programa Reconectando viene a ayudar en esa dificultad. Los trabajadores sociales allí son un lazo imprescindible", describe Paula Miranda, académica de Trabajo Social UC y encargada de este proyecto.

Durante las últimas semanas de junio, el programa se inició con una primera etapa destinada a jornadas de capacitación de autocuidados médicos y de protocolos: la idea era precisamente preparar a los trabajadores sociales para enfrentar una segunda etapa en terreno, participando de la red de atención médica de los hospitales de la Región Metropolitana.

“Es una intervención especialmente diseñada para esta crisis. Este equipo de 70 asistentes sociales, que dependen de nosotros, están desde julio insertos en 23 hospitales de la Región Metropolitana”, cuenta Paula Miranda.

Hoy, mientras la mayoría de los hospitales tiene prohibición de visitas, y en sus frontis se pueden ver aglomeraciones de familiares que buscan alguna información o posibilidad de contacto con sus parientes contagiados, los equipos médicos no han dado abasto. En este tiempo se fue evidenciando la necesidad de mantener ese flujo de comunicación y asistencia social, para ayudar a las familias a asimilar las indicaciones especiales que requiere esta enfermedad.

Algunos recintos sanitarios han podido activar un mecanismo de acercamiento durante esta pandemia, mediante contactos por fono o videollamadas, pero son tantas las dudas y los casos de contagios que aún así hacía falta un apoyo adicional.

"Cómo tú te enteras de lo que pasa con tu familiar hospitalizado por covid, o sobre cómo llevar el proceso de duelo en caso de fallecimientos. El programa Reconectando viene a ayudar en esa dificultad. Los trabajadores sociales allí son un lazo imprescindible"- Paula Miranda, académica UC.

El equipo de trabajadores sociales de Reconectando apoyará a los hospitales públicos de la región en el acompañamiento terapéutico a familias, estrategia de seguimiento y monitoreo de los pacientes con covid-19, además de la contención emocional y en salud mental para los procesos de muerte digna y ritos de despedida en esta pandemia.


Más allá del coronavirus

Este plan, que está pensado para tres meses, finalizaría en septiembre su etapa en terreno. Durante este tiempo, las labores del equipo de Reconectando se podrán ver en diversas fases de la atención médica de los pacientes afectados por esta pandemia.

"Hay una invisibilidad del trabajo social en la salud, y con esto se refuerza un servicio de acompañamiento. Estamos presentes en la gestión de pacientes, en los momentos en que se les da de alta, en su estancia en las salas covid-19, en los servicios sociales de los recintos, y en los procesos de fallecimiento”, dice Paula Miranda.

"Para la próxima vez que estemos sometidos a una problemática sanitaria como esta, o tengamos que enfrentar un terremoto, la idea es que ya tengamos un modelo establecido de atención para todo el país"- Paula Miranda, académica UC

Después de terminar esta etapa de intervención psicosocial de la Universidad Católica dentro de estos hospitales, además, existirá una tercera fase del proyecto. A partir de septiembre, se revisará la información recogida por los trabajadores sociales en terreno, y con ello se iniciará una sistematización de datos, conducida por la universidad, la cual servirá para diseñar un nuevo modelo de intervención social en crisis. 

"Para la próxima vez que estemos sometidos a una problemática sanitaria como esta, o tengamos que enfrentar un terremoto, la idea es que ya tengamos un modelo establecido de atención para todo el país. Brindar una contención familiar durante la atención médica y en casos de fallecimientos, es clave para la dignidad humana en estos momentos", asegura la académica de la UC.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado