Skip to content
Coronavirus

UC colabora en protocolos éticos ante desafíos médicos por coronavirus


Como integrante de la Mesa Social Covid-19, el rector Ignacio Sánchez participará en definir los lineamientos éticos para el uso de los recursos médicos, que serán escasos cuando los casos de contagiados lleguen a su peak más alto. En paralelo el Centro de Bioética UC elaboró un documento con recomendaciones para desafíos éticos durante la crisis sanitaria en Chile.

Grupo de profesionales de la salud trabajando

photo_camera El Centro de Bioética UC elaboró un documento con recomendaciones para desafíos éticos durante la crisis sanitaria en Chile. Foto REUTERS

La crisis sanitaria surgida en el marco de la pandemia de Covid-19 ha enfrentado a los profesionales de la salud a difíciles decisiones que deben estar protocolizadas con anticipación. La mayoría de ellas tiene relación con la escasez de recursos médicos a la que se enfrentarán cuando la enfermedad presente la mayor cantidad de enfermos por el virus en nuestro país. 
 
Como parte de la Mesa Social Covid-19 -instancia compuesta por autoridades, especialistas y académicos que monitorea la difusión del coronavirus y propone medidas para frenarlo- el rector Ignacio Sánchez estará a cargo de definir los lineamientos éticos para enfrentar dificultades tales como la inminente escasez de de los recursos médicos.
 
“En Europa hay una gran discusión sobre temas éticos, respecto a qué pacientes pueden usar el ventilador mecánico o no, a qué edades, a quién se le puede negar... creemos que es importante tener protocolos analizados para esto, por lo que coordinaré un grupo de trabajo con el Colegio Médico y los centros de bioética para consensuar un protocolo, para cuando se presente una crisis hospitalaria”, declaró el rector Ignacio Sánchez en una entrevista al diario La Tercera. 
 

Ante la posible escasez de infraestructura, la autoridad académica indicó: "Planteé la posibilidad de usar hoteles que estén cerrados, con dos objetivos: para tener ahí a los pacientes más sanos y para que eventualmente sean usados por el personal de la salud, porque en Europa, los médicos tienen miedo de contagiar a sus familias, entonces se quedan en un hotel. Además, tendremos que tener hospitales y clínicas reservados para enfermos sin el coronavirus, porque seguirá habiendo infartos, enfermedades cerebrovasculares y cánceres".

¨Coordinaré un grupo de trabajo con el Colegio Médico y los centros de bioética para consensuar un protocolo, para cuando se presente una crisis hospitalaria” - Ignacio Sánchez, rector.

 
Documento del Centro de Bioética UC

En paralelo al trabajo del rector Sánchez en la Mesa Social, el Centro de Bioética UC elaboró un documento con recomendaciones para desafíos éticos durante la crisis sanitaria en Chile.

Luca Valera, director del Centro de Bioética UC, explica: "El foco central de estas orientaciones es siempre la centralidad de la persona en la atención y en la relación clínica. El primer principio es que hay que tratar con dignidad a cada paciente siempre independiente de su situación física o social. El segundo principio es que hay que ofrecer una atención de calidad a cada paciente que sea proporcional a su condición clínica y que sea dependiente evidentemente de la escasez de recursos en esta situación. El tercero es que hay que cuidar a nuestro equipo de salud en momentos en que estará muy expuesto y, por eso, generar una mentalidad de responsabilidades compartidas. Todo esto, para nosotros, constituye la esencia del ethos médico".

"Hay que tratar con dignidad a cada paciente siempre independiente de su situación física o social; ofrecer una atención de calidad a cada paciente que sea proporcional a su condición clínica y que cuidar a nuestro equipo de salud en momentos en que estará muy expuesto"- Luca Varela, director Centro de Bioética UC

Patricia Olivares, médico en Hospital Sótero del Río e integrante del Centro de Bioética UC, destaca las orientaciones éticas respecto al ingreso a unidades intensivas. "Lo mejor o lo adecuado no siempre será el ingreso a una unidad de cuidados intensivos, que en ocasiones puede provocar muchísimo dolor y sufrimiento sin un claro beneficio, más aún en la situación de crisis en la cual nos encontramos con una alta demanda, con recursos que pueden llegar a ser limitados y con información médica y escenarios altamente variables. El tomar la decisión o visualizar lo que es mejor y lo que es más adecuado puede ser difícil".

Y agrega: "El principio de cuidar por sobre el curar, y esto significa que cuidaremos de todos los pacientes, sin distinción, dentro o fuera de la unidad de cuidados intensivos, en cualquier circunstancia. Intentaremos entrar en diálogo con el paciente y su familia lo antes posible y que las decisiones médicas no serán tomadas exclusivamente con criterios técnicos y económicos".

¨Hay que cuidar a nuestro equipo de salud en momentos en que estará muy expuesto y, por eso, generar una mentalidad de responsabilidades compartidas.¨ - Luca Valera, director Centro de Bioética UC. 

¿Cómo cuidar al equipo profesional de salud?

Alejandra Florenzano, médico internista del Hospital La Florida e integrante del Centro de Bioética, señala que las instituciones de salud en este momento más allá de proveer los elementos para la protección física del personal deben buscar estrategias para amortiguar el estrés psicológico y moral que enfrenta el personal de salud trabajando en estas circunstancias. 

"Las decisiones de los directivos respecto a la gestión de recursos sean comunicadas efectivamente al personal de manera que puedan comprender el criterio ético y el sentido de las medidas tomadas para que puedan, a su vez, transmitir a las familias y a los pacientes en forma comprensible y respetuosa las medidas adoptadas por la institución".
 
Iván Pérez, presidente del Comité de Ética Asistencial UC e integrante del Centro de Bioética UC, enfatiza que es fundamental la evaluación frecuente de la condición clínica del paciente, si se están cumpliendo los objetivos terapéuticos y la proporcionalidad de las terapias: 

"De este modo se puede decidir no iniciar o suspender tratamientos inútiles, y dar oportuno paso a los cuidados paliativos. Las decisiones son difíciles, en la medida de lo posible, deben tomarse en equipo y deben compartirse y conversarse con el paciente y su familia". Y finaliza: "Cuando se anticipa que el paciente podría fallecer es importante procurar una muerte digna, esto es un deber ético y profesional".

¨En decisiones difíciles es recomendable consultar a otros especialistas, a comités de ética especializados, y sería oportuno crear redes de colaboración, para así tener criterios comunes y poder compartir estas difíciles decisiones¨ - Dr. Iván Pérez. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado