Skip to content

Cómo relajar cuerpo y mente con algunas técnicas milenarias


Profesionales del Instituto Confucio UC y la Escuela de Medicina explican qué disciplinas, terapias y prácticas de origen chino como el tai chi, la acupuntura o la caligrafía favorecen el relajo emocional, el control interior y la concentración. Aquí, las distintas recomendaciones para practicar en esta cuarentena.

photo_camera "Los movimientos del tai chi pueden adaptarse a todas las personas, independientemente de su edad y condición física”, afirma Aznous Boisseranc, maestro de este arte marcial y profesor del Instituto Confucio UC.

Los meses de confinamiento y los problemas asociados a la pandemia han provocado estrés, ansiedad e incluso depresión en muchas personas. Para disminuirlos o tratarlos existen algunas técnicas, prácticas y disciplinas originarias de China que pueden favorecer el relajo emocional, el control interior, la concentración y la serenidad.

“Las disciplinas, actividades y sistemas filosóficos chinos, más que al relajo como concepto físico, buscan la armonía interna de las personas: un equilibrio entre cuerpo, mente y entorno. Dentro de las actividades que tienen este ideal como foco podemos encontrar el arte del taiji (tai chi), el arte de la caligrafía y el sistema del feng shui”, explica Elena Gu, directora académica del Instituto Confucio UC.

El tai chi y el arte de la caligrafía comparten al taoísmo como trasfondo filosófico y ambas prácticas se asocian al equilibrio, la calma y la concentración. La escritura de caracteres chinos se basa en diversas reglas, especialmente respecto del orden de los trazos que se realizan con pinceles. Como cualquier arte, la caligrafía china requiere de un cierto talento y una atención particular, incluso diaria, para ir perfeccionándose en ella. “La forma en que una persona es capaz de realizar los trazos de los caracteres habla de su personalidad. Y mediante la corrección del trazo, la persona puede evolucionar”, puntualiza Elena Gu. 

La caligrafía china se basa en diversas reglas, especialmente respecto al orden de los trazos que se realizan con pinceles. Foto: Freepik

"Las disciplinas, actividades y sistemas filosóficos chinos, más que al relajo como concepto físico, buscan la armonía interna de las personas" –Elena Gu, directora del Instituto Confucio UC

Tai chi

El taiji o tai chi es un arte marcial milenario que utiliza movimientos que unen los aspectos yin y yang de una persona, buscando la armonía de la mente y del cuerpo. “Es un completo sistema de defensa personal, que se ha popularizado por sus beneficios directos en la salud de sus practicantes, y cuyos movimientos pueden adaptarse perfectamente a todas las personas, independientemente de su edad y condición física”, afirma Aznous Boisseranc, maestro de este arte marcial con más de 20 años de formación y profesor del Instituto Confucio UC

La serie de movimientos de esta disciplina puede ser ejecutada en tres alturas (alto, medio y bajo), como explica el profesor Boisseranc. Quien practique tai chi se conecta con su cuerpo, mejora su postura y toma conciencia de su respiración, aumentando sus capacidades sensitivas. “En la práctica, el énfasis en la estructura corporal y la conciencia de la respiración y de los movimientos permiten que el practicante elimine pensamientos distractores, los cuales producen estrés. Así, minimizando la cantidad de pensamientos, el cuerpo tiende a relajarse”, sostiene Boisseranc.

La práctica habitual de esta disciplina permite desarrollar la flexibilidad, la estabilidad y el equilibrio, mejorando las condiciones emocionales y físicas, y beneficiando a los sistemas circulatorio y respiratorio. Normalmente el tai chi es practicado en las mañanas antes del desayuno para tener energía durante la jornada, y luego también al atardecer, lo que permite relajar el cuerpo y eliminar gradualmente los problemas de insomnio. Para practicarlo solo se necesita un calzado cómodo que se adhiera bien al piso y ropa holgada que permita la ejecución de los movimientos.

Espacios armónicos

El feng shui es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta que busca la armonización de los espacios, lo que tiene incidencia en la energía y el bienestar diario (feng significa viento, y shui, agua). La distribución, orientación, colores, forma y materialidad de los muebles y accesorios de los distintos espacios que se habitan repercuten en la sensación de bienestar. De la misma manera importa la relación entre los elementos y la resonancia que los adornos tengan con la naturaleza. Para que la energía logre fluir y repercuta en el bienestar, este sistema aconseja, en general, mantener el orden y la limpieza, el equilibro entre los colores y la luz natural e incluir plantas para atraer la energía vital.

La distribución, orientación, colores, forma y materialidad de los muebles y espacios repercuten en la sensación de bienestar. Foto: Pexels

Salud en equilibrio

De acuerdo con la medicina tradicional china, la enfermedad sobreviene cuando la circulación de energía se estanca en algún punto debido a la presencia de elementos patógenos externos, factores emocionales o desequilibrios en el modo de vida. Tratar la causa y no solo el síntoma es parte de un enfoque más integral de la medicina, donde se utilizan terapias complementarias. Es por esto que hace más de tres años, en en el Centro de Especialidades Médicas Marcoleta (CEM), de la Red de Salud UC Christus, existe una Unidad de Medicina y Salud Integrativa (UMSI) para atención de pacientes ambulatorios. 

“Para restablecer la armonía, paliar dolores físicos y mejorar el equilibrio interior, se puede recurrir a diversas terapias de la medicina tradicional china, principalmente para el tratamiento de patologías como el estrés, la fibromialgia y el cáncer”, comenta la profesora del Departamento de Hematología y Oncología de la Escuela de Medicina UC, Mayling Chang, quien también es parte del equipo de la Unidad de Medicina y Salud Integrativa (UMSI).

La acupresión utiliza las manos o los dedos para aplicar presión directa en ciertos puntos del cuerpo para restablecer el equilibrio.

Dentro de las terapias ofrecidas por la medicina tradicional china se encuentran:

  • La acupuntura que utiliza agujas finas de metal colocadas a lo largo de los meridianos del cuerpo.
  • La acupresión que utiliza las manos o los dedos para aplicar presión directa en ciertos puntos a lo largo de los meridianos del cuerpo.
  • Las hierbas chinas combinaciones de hierbas, raíces, polvos o sustancias animales para ayudar a restablecer el equilibrio corporal.
  • La aplicación de ventosas donde se utiliza aire caliente en frascos de vidrio para crear una succión que se coloca en algunas zonas del cuerpo.
  • Una alimentación adecuada para ayudar a restablecer el equilibrio del yin y el yang en el organismo.
  • El masaje (tui na) en zonas específicas o a lo largo de los meridianos del cuerpo.
  • La moxibustión que utiliza pequeñas cantidades de fibras vegetales que se calientan (moxa o artemisa china) y se aplican en zonas específicas del cuerpo.
  • El qi gong o chi kung que es una serie de ejercicios que utilizan el movimiento, la meditación y técnicas de respiración.​

Estas terapias pueden formar parte de una medicina integrativa “si se complementan con la medicina convencional o alópata, ayudando en algunos casos en forma más rápida y mantenida en el tiempo, al enfocarse no solo en el motivo de la consulta (síntomas del paciente), sino que buscando y tratando las posibles causas que la provocan”, afirma la doctora Chang.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado