Skip to content

Silvia Piñeiro Rodríguez

Premio nacional de Arte - 1988

Se formó en la Escuela de Teatro de la Universidad Católica de Chile. Premio Nacional de Arte 1988.

Inicios


Nació en Santiago el 27 de junio de 1922 en Santiago y murió en Santiago el 15 de mayo de 2003, a los 81 años.


Se formó como actriz en la Escuela de Teatro de la Universidad Católica.


Trayectoria


Su carrera profesional comenzó en 1950 con la participación en numerosas obras, entre ellas, "Ángeles en desgracia", "El hombre que vino a cenar", "El aniversario" y "Aprobado en castidad".
Rápidamente conoció el éxito con obras que fueron éxito de taquilla como "Entre gallos y medianoche" (1957), "¡Esta señorita Trini!" (1958), "Deja que los perros ladren" (1959) y "La pérgola de las flores" (1960). Su interpretación de la aristócrata Laurita Larraín quedó para siempre en la memoria colectiva y quedó como referente ineludible para las actrices que han asumido este rol en los distintos montajes del clásico de Isidora Aguirre y Francisco Flores del Campo.


En el teatro una de sus interpretaciones más celebres y valoradas por ella misma fue "Sara Bernhardt", junto a Ramón Núñez, también con el Teatro de la Universidad Católica. Entre sus últimas incursiones teatrales figuran "Al que le toca le toca", bajo la dirección de Tomás Vidiella; "Los chicos de la fiesta"; "Después del postre" y "El protagonista".
En televisión Silvia Piñeiro marcó época en programas como "Los Moller", "En su casa", "Juani en Sociedad", serie que protagonizó durante siete años junto a Emilio Gaete, Nelly Meruane y Sonia Viveros. Junto a ellos creó en los 60 su propia compañía y junto a Emilio Gaete formó una de las parejas más conocidas en el escenario, con obras como "Cien mujeres y un playboy" y "Adán y Eva en La mayor".
Su último rol en televisión fue en la producción de TVN, "Estúpido Cupido" como la solterona perteneciente al "Comité de la Moral y de las Buenas Costumbres". Su figura quedó grabada en el celuloide nacional con películas como "Nunca en Domingo", "Sonrisas de Chile" y "El cuerpo y la sangre".


Premios


Fue reconocida en 1977 con el Premio Onda a la mejor actriz iberoamericana y en 1994 con el Premio APES a la trayectoria.


Obtuvo el Premio Nacional de Arte en 1988.