Skip to content
Biblioteca Escolar Futuro

Biblioteca Escolar Futuro: el impulso a la lectura ciudadana de Bibliotecas UC


Posicionar su rol dentro de la comunidad educativa y ampliar sus redes son los propósitos claves de la BEF, proyecto que se integró definitivamente en 2018 al sistema de bibliotecas del plantel y que celebra su quinto aniversario en septiembre de 2019.

Mujer cuenta cuentos a niños que participan de la Biblioteca Escolar Futuro en el Hospital Josefina Martínez

photo_camera La Biblioteca Escolar Futuro permite que niños y familias accedan a los libros en lugares como el Hospital Josefina Martínez. Foto: César Cortés

Conectar la cultura, la lectura y los libros con colegios que registran altos índices de vulnerabilidad escolar (IVE) fue el primer impulso para la creación de la Biblioteca Escolar Futuro (BEF) en 2014. Desde ese entonces, el programa se configuró como una red de centros orientados a proveer libros complementarios y actividades culturales y de aprendizaje dirigidas a toda la comunidad educativa a lo largo de Chile: escolares, profesores, familias, bibliotecarios y mediadores de lectura.

Esta primera etapa del proyecto trajo consigo importantes logros e hitos, como el establecer rápidamente numerosos puntos físicos de presencia BEF en distintos lugares del país y alcanzar una gran cobertura, impactando a cerca de 90.000 niños. Así, se consiguió establecer espacios BEF en bibliotecas de los cinco campus del plantel (distribuidos en Santiago y Villarrica), y en otros 14 recintos fuera de ellos a través de distintos formatos: bibliotecas, puntos de lecturas y otras modalidades, como las canoas lectoras en Puerto Williams.

BEF cuenta con espacios para la lectura en la zona austral: Puerto Williams, Villa Ukika y las once alcaldías de mar del distrito naval Beagle. Foto: Banco de imágenes UC
BEF cuenta con espacios para la lectura en la zona austral: Puerto Williams, Villa Ukika y las once alcaldías de mar del distrito naval Beagle. Foto: Banco de imágenes UC

Entre estos lugares, se cuentan unidades en dos centros de internación de Sename, en el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, y dos aulas hospitalarias: una en el Hospital Clínico de la Universidad Católica en Marcoleta, y otra en el Hospital Josefina Martínez, en Puente Alto. En regiones, se encuentran puntos en la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM) de Las Cruces; las localidades de Aysén, Puerto Tranquilo y Puerto Williams; la Escuela Agrícola en Valle de Elqui; y el Colegio Marista de Alto Hospicio.

La integración

Desde marzo de 2018, la BEF es parte del sistema de Bibliotecas UC. Este proceso implicó una serie de cambios en desarrollo: desde un traslado de oficina, pasando por un rediseño de su estructura interna, hasta la alineación de su catálogo de libros con el del registro online que soporta las colecciones de la universidad.

La BEF es parte integral de Bibliotecas UC ahora, por lo mismo, será parte de todos sus procesos de gestión”, explica Claudia Olavarría, coordinadora general del programa. Olavarría, licenciada en Letras de nuestro plantel y magíster en Promoción de la lectura y literatura infantil de la Universidad de Castilla, agrega que se está trabajando en el desarrollo de un plan estratégico que congregue todas las miradas y que permita definir mejores lineamientos que orienten el quehacer de los nuevos proyectos, como la ampliación la Biblioteca del Centro Penitenciario Femenino y la implementación de la biblioteca escolar en la Estación Experimental de Pirque.

Evelyn Didier, directora de Bibliotecas UC, define con entusiasmo a la BEF como un proyecto con grandes desafíos: “El programa tiene a su disposición todo el potencial académico de la universidad para aportar en la calidad de vida y aprendizaje de miles de niños, jóvenes y adultos. Si logramos que esta mirada tome fuerza en otras instituciones universitarias, o de formación técnica, estaremos multiplicando este impacto de manera única”.

“La Biblioteca Escolar Futuro tiene a su disposición todo el potencial académico de la universidad para aportar en la calidad de vida y aprendizaje de miles de niños, jóvenes y adultos.” - Evelyn Didier, directora de Bibliotecas UC.

Lazos con la comunidad

Una de las tareas de esta nueva etapa es ampliar el catálogo de lectura, que en la actualidad consiste en literatura infantil y juvenil, junto con textos de apoyo para la PSU. La idea es potenciar la colección de libros informativos, material de literatura infantil, novelas gráficas, cómics y libros para la primera infancia.

Otro servicio que brinda la Biblioteca Escolar Futuro con miras a reforzar y expandir sus lazos, son
los diversos talleres que ha ofrecido durante este año, principalmente enfocados en la mediación de lectura.

“La mediación es más acotada que el concepto de fomento o promoción, pues tiene que ver con personas. El mediador genera acciones concretas para vincular al libro con el lector”, explica Olavarría. “Queremos fortalecer la red y su articulación al interior de las escuelas y sus comunidades, así como en la UC, con el fin de establecer un plan de acción acorde a cada realidad y contexto sociocultural en base a criterios e indicadores objetivos”, dice Didier.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado