Skip to content

Carta del rector: Semana Santa y pandemia


“Hay similitudes entre lo que vivimos en esta Semana Santa y la pandemia. El estado actual de esta última requiere de nuestra reflexión, tener un cambio de conducta personal y colectiva para superar la difícil situación que vivimos (…) Se requiere de un gran esfuerzo colectivo, para que siguiendo el descanso, reflexión y oración de esta Semana Santa tengamos la fuerza y un nuevo impulso para superar esta grave pandemia”, plantea el rector en una carta que recoge El Mercurio este viernes. Los invitamos a conocer este texto.

photo_camera "Estamos enfrentando un período de incertidumbre y dolor que requiere cambios de conducta, -personal y colectivo-, para enfrentar de manera comunitaria un nuevo futuro, que esperamos llegue pronto, de la mano del autocuidado y de la implementación completa de la actual campaña de vacunación masiva", sostiene el rector Sánchez en Carta al Director que publica este Viernes Santo El Mercurio. Foto: ceremonia de bendición de ramos, en Campus San Joaquín en 2017.

“En la Semana Santa que vivimos, nos encontramos en un momento crítico del comportamiento y manejo de la pandemia. El aumento de casos, la gran demanda por camas críticas, cuidados intensivos y la mortalidad persistente de nuestros ciudadanos nos agobia y preocupa de manera especial. Estamos enfrentando un período de incertidumbre y dolor que requiere cambios de conducta, -personal y colectivo-, para enfrentar de manera comunitaria un nuevo futuro, que esperamos llegue pronto, de la mano del autocuidado y de la implementación completa de la actual campaña de vacunación masiva.

En esta semana Santa, el mundo cristiano y una importante proporción de nuestro país conmemora el Triduo Pascual, es decir la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Una semana fundamental para cada uno de nosotros. Nos enfrentamos a la reflexión, también al sufrimiento y al dolor. Se hace un llamado a nuestro mundo interior, para poder renovar nuestra voluntad de cambio y de apertura a la realidad que nos rodea. Se nos pide estar atentos a la construcción de un proyecto común, a formar una comunidad cohesionada, siguiendo el camino del evangelio. Es decir, la Semana Santa nos invita a reflexionar respecto de nuestra vida, nuestra fe, los proyectos de futuro, tanto en lo personal, familiar, laboral y comunitario. Y también nos invita a tener en alto la esperanza que viene con el Señor resucitado.

"Estamos enfrentando un período de incertidumbre y dolor que requiere cambios de conducta, -personal y colectivo-, para enfrentar de manera comunitaria un nuevo futuro, que esperamos llegue pronto, de la mano del autocuidado y de la implementación completa de la actual campaña de vacunación masiva"- Ignacio Sánchez, rector

Hay similitudes entre lo que vivimos en esta Semana Santa y la pandemia. El estado actual de esta última requiere de nuestra reflexión, tener un cambio de conducta personal y colectiva para superar la difícil situación que vivimos. Debemos también ver la realidad y tener la energía para combatir la pandemia siguiendo los lineamientos de la autoridad sanitaria. Estas acciones deben orientarse con sentido de comunidad y solidaridad, teniendo en el centro a quienes requieren mayor cuidado y atención. Se requiere de un gran esfuerzo colectivo, para que siguiendo el descanso, reflexión y oración de esta Semana Santa tengamos la fuerza y un nuevo impulso para superar esta grave pandemia. Con preocupación con nuestro prójimo, solidaridad y sentido de comunidad”. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado