Skip to content

Comunicaciones UC y TVN sellan inédita alianza para chequear datos de candidatos presidenciales


El proyecto Fact Checking UC se encuentra revisando la veracidad de las afirmaciones emitidas por las siete candidaturas presidenciales de último debato. La inédita iniciativa está conformada por un equipo de más de 60 personas de la facultad.

photo_camera El equipo cataloga las afirmaciones como “creíbles o correctas”, “creíbles, pero…”, “sería creíble, pero…”, “se puso creativ@”, “no creíble o incorrecto” y “ciencia ficción".

En medio de un panorama electoral incierto, con incendiarias declaraciones por parte de los siete candidatos presidenciales, cobran más fuerza las iniciativas que verifican la veracidad de afirmaciones de personajes públicos.

Una de ellas es Fact Checking UC, proyecto de la Facultad de Comunicaciones creado en 2013 que repasa distintos tipos de discursos públicos y que hace algunos días hizo noticia tras firmar una alianza con la señal estatal de televisión TVN. De hecho, esta semana un equipo ha estado trabajando en la revisión de las declaraciones que los presidenciables realizaron en el debate del pasado lunes 15 organizado por la Asociación Nacional de Televisión (Anatel).

“La magnitud actual del proyecto es inédita porque son más de 60 estudiantes y periodistas las que realizaron las verificaciones” - Ale Fernández, editora general de Factchecking.cl

“La magnitud actual del proyecto es inédita porque son más de 60 estudiantes y periodistas las que realizaron las verificaciones”, explica Ale Fernández, editora general de Factchecking.cl y profesora de la facultad. 

Este trabajo se realizó en distintas partes. Ya antes del debate hubo cerca de 40 verificaciones publicadas en distintos portales de la universidad y de TVN. Durante el encuentro también hubo equipos desplegados in situ, trabajando en tiempo real y luego del debate estuvieron trabajando en una serie de verificaciones que se presentaron en el noticiero central del canal público.

Los datos han sido corroborados a través de distintas fuentes. En primer lugar, se recurrió a la fuente original, que es el lugar donde los candidatos obtuvieron la información. En segundo lugar, fuentes abiertas oficiales como lo son, por ejemplo, las instituciones del Estado con información centralizada. Y por último, fuentes alternativas como expertos, documentos y papers.

Luego de contrastar la información, el equipo cataloga las afirmaciones como “creíbles o correctas”, “creíbles, pero…”, “sería creíble, pero…”, “se puso creativ@”, “no creíble o incorrecto” y “ciencia ficción”, acompañando estas categorías con un personaje animado.

Además de contrastar datos, las académicas a cargo de Factchecking.cl enseñan a distinguir entre la información que podría suscitar más interés de la que no además de técnicas para publicar el material en redes sociales para alcanzar más audiencia.

Fact checking y el periodismo del futuro

Las académicas involucradas en este proceso aseguran que este trabajo en terreno, con un evento de esta magnitud, es una experiencia única de aprendizaje y funciona como una suerte de práctica profesional adelantada. 

“Es un ejercicio clave en la formación de los alumnos. El periodismo tiene que encontrar un nuevo lugar, ahora que toda la información está accesible a todos con fuentes opinando por distintos soportes. Quizás nuestro rol tiene que ir en ayudar a las personas a distinguir entre la verdadera información de la desinformación”, explica Luz Márquez de la Plata, directora de la carrera de Periodismo.

"Quizás nuestro rol tiene que ir en ayudar a las personas a distinguir entre la verdadera información de la desinformación" - Luz Márquez de la Plata, directora Escuela de Periodismo UC

Si bien este proyecto inició hace ocho años, de la Plata explica que hoy el contexto es sumamente distinto. “El 2013 este era un tema del que nadie hablaba mucho pero que hoy está presente en todos los medios. Si en esa época había una avalancha de información en que las fuentes hablaban, y muchas veces mentían, se ha ido haciendo cada vez más patente”, dice.

Por eso, argumenta, el rol del fact checking es clave y se ha posicionado a lo largo de los años para corroborar discursos públicos. Pero además, asegura que a su juicio es una herramienta que debe estar presente en los medios de manera permanente. “A veces nos dejamos llevar por la velocidad y dejamos de lado los verdaderos temas que informan”, sentencia.

Es por esta forma de entender el periodismo que los equipos de fact checking de la universidad estarán analizando debates públicos, incluidos los que se darán en el marco de la segunda vuelta presidencial.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado