Skip to content

Convertirán un catamarán en robot para competir en "Fórmula 1" de navegación


La nave será dotada de inteligencia artificial y equipada con un dron para superar autónomamente una serie de pruebas dispuestas en las costas australianas en el marco del Desafío Maritime Robot X.

photo_camera Entre los instrumentos que dispondrá el robot, destaca un láser capaz de detectar obstáculos y medir distancias. Además, contará con varias cámaras multiespectro y dos motores eléctricos de tres caballos de fuerza, alimentados por baterías de uso naval, que deberían dar una autonomía de ocho horas de navegación.

Un equipo de Ingeniería UC se adjudicó un catamarán estadounidense (embarcación, por lo común de vela, de dos cascos unidos) para participar del Desafío Maritime Robot X, la competencia de robótica naval más exigente del mundo, cuya próxima versión se realizará en noviembre de 2022 en Sydney, Australia.

Se trata del modelo WAM-V, una nave de unos cinco metros de largo y de unos 150 kilos de peso, que será dotada de inteligencia artificial y equipada con un dron para superar autónomamente una serie de pruebas dispuestas en las costas australianas.

"Sin este catamarán no podríamos participar de esta competencia internacional, porque esto es como la Fórmula 1, donde todos los vehículos deben cumplir las mismas especificaciones técnicas”, destacó Giancarlo Troni, académico de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica UC.

“Cada equipo de ingenieros instala en el catamarán su propio algoritmo de inteligencia artificial. La idea es que sea capaz de superar autónomamente una serie de pruebas inspiradas en los actuales problemas de la navegación” - Giancarlo Troni, académico de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica.

El investigador valoró que el equipo de Ingeniería UC, llamado RoboPUC-X, haya ganado una de las nueve naves que los organizadores adjudican a los equipos alrededor del mundo. “A pesar de no contar con grandes recursos, pudimos hacer una propuesta interesante para los organizadores”, precisó el ingeniero.

“Cada equipo de ingenieros instala en el catamarán su propio algoritmo de inteligencia artificial. La idea es que sea capaz de superar autónomamente una serie de pruebas inspiradas en los actuales problemas de la navegación”, señaló el especialista en robótica.

Giancarlo Troni adelantó que entre las pruebas más complejas destacan la de navegación entre obstáculos y la operación de un dron completamente pilotado por el sistema de inteligencia artificial. Este deberá despegar desde la plataforma del catamarán, rescatar un objeto del mar y volver a la cubierta de la nave, sin intervención humana.

Entre los instrumentos que dispondrá el robot, destaca un láser capaz de detectar obstáculos y medir distancias. Además, contará con varias cámaras multiespectro y dos motores eléctricos de tres caballos de fuerza, alimentados por baterías de uso naval, que deberían dar una autonomía de ocho horas de navegación.

Conoce más sobre la competencia a continuación:

Por ahora, el equipo de robótica de Ingeniería UC espera el arribo del catamarán, que viene en barco desde California, donde se encuentra la fábrica. Los ingenieros también buscan auspiciadores para poder tener una plataforma competitiva, dado que la nave no cuenta con sistema de propulsión ni sensores.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado