Skip to content

Bioquímico UC: “En estos tiempos una donación importa mucho más que en tiempos normales”


De San Carlos, en la Región de Ñuble, a la Gran Manzana, Víctor Bustos hoy es investigador de la Universidad de Rockefeller. Egresado de la UC, gracias a su dedicación y a una beca de la misma casa de estudios, el científico enfatiza en la urgencia de colaborar con el fondo para becas Endowment UC, sobre todo, en días en que la situación económica está empeorando. "En estos momentos es cuando una donación importa mucho más”, sostiene.

photo_camera “Mi trabajo es bien aplicado: estamos buscando drogas para prevenir este mal, y también biomarcadores para predecir quién va a desarrollarlo”, explica el profesional.

Transformó un gallinero en un refugio de investigación en la comuna de San Carlos, en la Región de Ñuble. Ese fue el puntapié inicial. Hoy el doctor en bioquímica de la UC, Víctor Bustos, trabaja en la Universidad de Rockefeller, Nueva York, intentando hallar la cura para la enfermedad de alzhéimer. "Espero que mis investigaciones lleven algún día a la cura de este mal", dice e insiste que eso "hubiera sido imposible sin la beca que la Universidad Católica le entregó.

Está radicado en Estados Unidos, donde lleva más de una década investigando sobre el alzhéimer en el Laboratorio de Neurociencia Molecular y Celular del Premio Nobel Paul Greengard. Hoy en día se declara preocupado por la crisis económica y por el efecto que esta va a tener en el futuro de miles de estudiantes. Por lo mismo, considera fundamental apoyar iniciativas como el Endowment UC, que justamente busca financiar con becas a los jóvenes que, de otro modo, no podrían acceder a la universidad.

"Yo espero que mis investigaciones lleven algún día a la cura del alzhéimer; y eso hubiera sido imposible si yo no hubiera tenido una beca”- Víctor Bustos, bioquímico UC e investigador de la U. de Rockefeller.

San Carlos, Padua y Nueva York

Las desventajas económicas no entramparon el talento innato de Víctor Bustos por la ciencia. Su excelencia académica, además, lo llevó a terminar su doctorado en solo dos años y medio. La tesis la hizo en conjunto con el Premio Nacional Jorge Allende. En ella, evidenció por qué ciertas mutaciones en una proteína producían el cáncer de tiroides.

Tras egresar, partió en 2005 a Padua a realizar un posdoc (trabajo de investigación de más o menos dos años). Viajó a Europa sabiendo que Nueva York sería su siguiente parada, porque el Premio Nobel Paul Greengard ya lo había aceptado en su equipo. Fue entonces que comenzó su relación con la enfermedad de alzhéimer.

“Mi trabajo es bien aplicado: estamos buscando drogas para prevenir este mal, y también biomarcadores para predecir quién va a desarrollarlo”, explica el profesional, quien destaca además el importante rol que en su labor científica han tenido numerosas instituciones filantrópicas de Estados Unidos. Estas lo han apoyado durante años con financiamiento, aspecto al cual el Endowment UC también busca dar respuesta por la vía de entregar fondos para investigaciones realizadas en la universidad. 

Si bien el foco de Víctor es el alzhéimer, su equipo también ha contribuido a la batalla mundial contra el coronavirus. Explica que muchas de las cosas que se han efectuado para estudiar dicha enfermedad se están aplicando a la comprensión del covid-19:

“No es que una plataforma que se usa contra el alzhéimer sirva solo para esto, sino que puede servir también contra el covid-19”. En esa línea, han estado desarrollando técnicas informáticas para analizar datos relacionados con el SARS-CoV-2, que antes habían aplicado para entender el mal que constituye su objeto de estudio. 

“No es que una plataforma que se usa contra el alzhéimer sirva solo para esto, sino que puede servir también contra el covid-19”- Víctor Bustos bioquímico UC e investigador de la U. de Rockefeller.

Una trayectoria como la suya es la que Víctor quisiera ver repetida en otros jóvenes con inquietudes científicas y con ganas de contribuir a la generación de conocimiento. Por eso, valora al proyecto Endowment –que entregará fondos para becas e investigación- especialmente en las circunstancias que corren: “En estos tiempos extraordinarios, una donación importa mucho más que en tiempos normales”.

El doctor Bustos, además, recalca que este apoyo tiene un efecto multiplicador relevante, ya que el becado después devuelve a la sociedad no solo su trabajo, sino la ayuda que recibió, tal como lo ha hecho él, que, por ejemplo, ha contratado para trabajar en su laboratorio a personas brillantes con historias de esfuerzo y dedicación semejantes a la suya. 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado