Skip to content
Carta rector

Encíclica Hermanos todos


El rector Ignacio Sánchez se refiere a la reciente encíclica Fratelli Tutti del Papa Francisco, en una carta que publica La Tercera. En ella dice que, si esta encíclica era necesaria, posterior a la pandemia se hace imprescindible, debido al sentido de comunidad que imprimió la crisis sanitaria. “Es un llamado a actuar en conjunto, a valorar las diferencias y a asumirlas como una oportunidad de trabajar de manera sinérgica, con objetivos comunes, respeto recíproco, de manera humana y fraterna”, señala. Conozca aquí los conceptos que incluye en el texto.

photo_camera El Papa Francisco presentó su nueva encíclica, Fratelli Tutti, sobre la fraternidad y la amistad social. - Foto el Vaticano.


“Esta semana el Papa Francisco ha presentado su nueva encíclica, Fratelli Tutti, sobre la fraternidad y la amistad social. La invitación supera la barrera de la geografía y del espacio, es amplia y generosa. Se entrega como una forma de incorporar a todas las personas a un diálogo abierto y fecundo, con respeto, valoración de su dignidad, acogida de quienes han sido ignorados y en especial segregados por nuestra sociedad.

"Dice el Papa que para caminar hacia la amistad social y la fraternidad se requiere percibir el valor integral del ser humano, siempre y en cualquier circunstancia. En este sentido, el valor de la solidaridad requiere del compromiso de todos quienes tenemos responsabilidades formativas y educativas"- Ignacio Sánchez, rector 

Si ya esta encíclica era necesaria, posterior a la pandemia se hace imprescindible, debido al sentido de comunidad que imprimió la crisis sanitaria. Es un llamado a actuar en conjunto, a valorar las diferencias y a asumirlas como una oportunidad de trabajar de manera sinérgica, con objetivos comunes, respeto recíproco, de manera humana y fraterna. Nos dice el Papa que, a pesar de estar hiperconectados, ha existido una fragmentación que hizo difícil ver la amenaza que hoy nos afecta a todos. El anhelo de hermandad y comunidad surge de una mirada del mundo en que nos necesitamos mutua y colaborativamente.

"Nos dice el Papa que, a pesar de estar hiperconectados, ha existido una fragmentación que hizo difícil ver la amenaza que hoy nos afecta a todos. El anhelo de hermandad y comunidad surge de una mirada del mundo en que nos necesitamos mutua y colaborativamente"- Ignacio Sánchez, rector 

Luego de un crudo análisis de la realidad que vivimos, -en la que Francisco evalúa diversas situaciones en que los derechos de las personas han sido afectados-, evalúa las situaciones que nos impiden abordar temáticas como los migrantes, el aislamiento y la falta de comunicación. La crítica da paso a signos de esperanza, desarrollando los conceptos de libertad, igualdad y fraternidad. Dice el Papa que para caminar hacia la amistad social y la fraternidad se requiere percibir el valor integral del ser humano, siempre y en cualquier circunstancia. En este sentido, el valor de la solidaridad requiere del compromiso de todos quienes tenemos responsabilidades formativas y educativas.

El valor de la buena política se destaca como vital para conducir a las comunidades y orientarlo al bien común. Así, el diálogo aparece como la forma más evidente de desarrollar la amistad social, la mejor forma de conocer, y en especial de reconocer al otro. En resumen, en esta encíclica Francisco nos hace un llamado a considerarnos parte de una comunidad fraterna, preocupada del desarrollo integral de todos sus habitantes. Es un gran llamado en un tiempo de pandemia”.

Lea la encíclica completa AQUÍ


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado