Skip to content

Quedan 20 días para descubrir obras inéditas de Violeta Parra en la UC


El Centro de Extensión de la UC está mostrando por primera vez en el mundo las creaciones en papel maché, hechas por la artista durante sus últimos años de vida. La exposición se puede visitar gratuitamente hasta el 29 de abril, de lunes a sábado. Actualmente, alrededor de mil personas ya han presenciado este hallazgo cultural, que incluye obras alguna vez extraviadas en Ginebra y un texto desconocido de la folclorista.

photo_camera Violeta Inédita estará disponible de lunes a sábado, hasta el 29 de abril. Fotografía: César Cortés.

Podrían haberse perdido, podrían jamás conocerse. Pero eso cambió con una tarjeta, que simplemente decía: "Isabel, tengo los cuadros de tu madre. Daniel Vittet”. Era 1974, Isabel Parra se encontraba en el exilio en Europa, junto a su hija Milena Rojas. La hija mayor de Violeta estaba dando un concierto junto a su hermano Ángel Parra, sin saber que al cierre de aquel evento la esperaba esta misteriosa tarjeta en su camarín. Lo que sí sabía era de qué cuadros se trataba esto: tenían que ser los papel maché, pensó. Aquellas creaciones habían marcado una de las últimas facetas de la obra visual de Violeta Parra, y fueron realizadas entre 1964 y 1965, en Ginebra.

Tras recuperarla, esa obra fue resguardada por su familia en el exilio, y restaurada posteriormente al volver a Chile en los años 90. Nunca se exhibió al público en una galería. Hasta este marzo de 2022, en que el Centro de Extensión UC inauguró Violeta Inédita, exposición gratuita que muestra por primera vez en el mundo estas creaciones en papel maché de la icónica Violeta Parra. 

La exhibición ya ha sido recorrida por alrededor de mil personas, y aún quedan 20 días para descubrir esta nueva faceta de la cantautora, a través de esta exposición que finaliza el 29 de abril. El interés por Violeta Inédita implicó, además, extender la apertura de la galería a los días sábados, entre 11 y 17 horas; y de 10 a 18 horas entre lunes y viernes.

"Para nosotros es un acto muy simbólico, porque en 1968 la Universidad Católica, bajo la rectoría de Fernando Castillo Velasco, organizó la primera exposición después del fallecimiento de Violeta Parra y lo hizo en Casa Central, acompañados de un recital de sus hijos Ángel e Isabel. Cinco décadas después, este plantel vuelve a exhibir sus creaciones", dice el rector Ignacio Sánchez sobre el vínculo que existe entre la obra de Violeta y la universidad.
 

Rector Ignacio Sánchez e Isabel Parra recorren muestra de Violeta Parra, durante la inauguración de "Violeta Inédita". Detrás de ellos se observa la obra "La Cueca".

Esta exposición resulta especialmente interesante, porque evidencia cómo la cultura chilena y las raíces de lo popular estuvieron siempre en el centro de sus creaciones, incluso durante sus años en Europa.

"Desde la agudeza de sus canciones hasta la narrativa de sus pinturas arpilleras y papeles maché, Violeta se sumergió en las raíces más profundas de lo chileno. Toda la obra que vamos a recibir, que son alrededor de 80 creaciones, pertenece a la Fundación Violeta Parra y, con tranquilidad, la vamos a acoger en las próximas semanas", dice el rector Ignacio Sánchez.

Con Violeta Inédita se marcará el regreso de una exposición de la artista a la UC, y será un regreso único, con creaciones que jamás se han exhibido al público.
 
“Estos papel maché no fueron exhibidos en el Museo del Louvre, porque son posteriores. Entre el ‘64 y ‘65, Violeta vive en su casa taller en Ginebra, ahí hace esta obra. Cuando vuelve a Santiago en 1965, lamentablemente esos papel maché quedan en su taller, en el proceso de regresar a Chile. Creo que la gente se va a sorprender con “Violeta Inédita”, porque esta exposición mostrará un nuevo lado de su obra. Es una faceta misteriosa, estos papel maché son una prolongación de ella y de lo que estaba pensando en sus últimos años, cuando ya estaba casi terminando de producir su obra visual”, cuenta Milena Rojas, nieta de Violeta Parra, y curadora de la Colección Violeta Parra en la UC.

 

Los papel maché datan de 1964-1965, cuando Violeta vivió en su casa taller en Ginebra.

Regreso a la UC

Milena Rojas -quien vivió junto a su madre Isabel Parra en el exilio- también estuvo presente en el concierto en que Daniel Vittet les informó de estos cuadros, mediante una tarjeta. Hoy, en su rol de curadora de la Colección Violeta Parra, ha visto cómo esta obra inédita se monta por primera vez en una galería, tras la determinación de Isabel Parra -legataria y presidenta de la Fundación Violeta Parra-, de concretar el traspaso de la obra de su madre a la Universidad Católica.

“En esta exposición tenemos un afiche de la muestra que realizó el rector Fernando Castillo Velasco, que fue un homenaje póstumo, el año ‘68, con arpilleras de Violeta Parra. Ese afiche Isabel Parra lo guardó hasta hoy, que tras una restauración ha sido enmarcado: ahora vuelve al Centro de Extensión UC, y está al inicio de Violeta Inédita. En el catálogo de esta muestra también hay un inserto con la invitación que se hizo para ese homenaje póstumo. Es algo muy simbólico para nosotros, porque, de alguna manera, Violeta expuso aquí en el ‘68 y ahora regresa a la Universidad Católica después de 54 años. Este es un lazo académico y artístico que viene de hace mucho tiempo”, dice Milena Rojas.

En la exposición se podrá descubrir algunas de las imágenes que rondaban la mente de Violeta Parra en sus últimos años de vida, antes de morir en 1967.

 

En 1968, un año después de la muerte de Violeta, desde la UC se realizó un homenaje póstumo junto a su familia, impulsado por el entonces rector Fernando Castillo Velasco. El afiche de esa exposición fue restaurado para Violeta Inédita.


Escenas cotidianas y de denuncia social

Para elaborar la técnica de papel maché, Violeta Parra usó agua caliente en vez de fría, que era lo tradicional.

“Violeta Parra es una figura fuertemente identitaria para Chile. Su obra nos permite tomar contacto con historias expresadas a través de materialidad, de texturas simples y llenas de vida. Las artes tienen la facultad maravillosa de reflejar la intimidad de su autor y de cristalizar momentos colectivos. Este es un primer paso para reconectar a Violeta con su público y las nuevas generaciones. La obra de Violeta Parra irá llegando poco a poco a la UC, y se irá gestando un lugar para su legado, permitiéndonos mostrarla, enseñar en torno a ella, e investigar en su esencia humana y artística qué es la identidad para las y los chilenos”, dice Magdalena Amenábar, vicerrectora de Comunicaciones y Extensión Cultural UC.

En la obra que se verá en Violeta Inédita, la artista pintó algunos de estos papel maché con témpera y con óleo y otros los mantuvo en su tono natural. Ocupó harina cruda y revistas europeas, para recrear escenas de su Chile.

 

En Genocidio, una de sus últimas obras visuales, Violeta Parra grafica aquella preocupación política y social que siempre marcó su vida y creaciones.

Entre ellas, se ven imágenes de la vida cotidiana, personajes de la cultura popular, coloridos niños bailando cueca, personajes celestiales, y algunos hechos históricos que tienen un eco en el presente, como en “Genocidio”: en esta obra se muestran a hombres vestidos de verde y armados, apuntando hacia una serie de cuerpos de civiles que se acumulan como una borrosa pirámide humana.

"Además de escenas cotidianas de la cultura popular chilena, el tema de la denuncia y de la realidad más dura también es una de las facetas importantes en Violeta Parra, y esta obra inédita así lo demuestra. “Genocidio” es una imagen de denuncia, es la represión que está plasmada en ese papel maché, de carabineros o militares, con la gente que está en el piso, que ha sido golpeada o está presa. La Violeta era visionaria. En su obra, ella habla de todos esos problemas que aún existen hasta el día de hoy. Los temas sociales, espirituales, la represión. La canción “Me gustan los estudiantes”, por ejemplo, es un tema que se oyó mucho durante la revuelta social del 18 de octubre. Violeta y su obra no tienen fecha de vencimiento", dice Milena Rojas.


"Violeta Inédita" estará disponible hasta el 29 de abril. La exposición se puede visitar de  lunes a viernes, de 10:00 a 18:00 horas; y los días sábados entre las 11:00 y las 17:00 horas.

Junto a lo inédito de esta obra en papel maché, existe otro elemento en el montaje que es completamente desconocido. Cada una de las diez obras aquí expuestas tienen textos seleccionados por Isabel Parra y Milena Rojas, algunos provenientes de las Décimas autobiográficas de Violeta Parra. Fuera de esos textos, hay otro que es en sí un descubrimiento inédito.

"Los cuadernos de poesía popular de Violeta no se conocen, y aquí seleccionamos una cuarteta inédita de esos poemas, que está junto a la obra “Genocidio”. Creo que la gente va a estar muy sorprendida y encantada, porque esta exposición es muy especial: refleja el cuidado y el cariño de Violeta en su arte. Ella decía que las pinturas eran la parte triste de la vida y que las arpilleras eran como canciones que pintaba. No sé qué diría de sus papel maché, pero lo importante es que la gente va a poder descubrir estas maravillosas obras inéditas, que nunca han sido vistas, y va a poder reconectarse con Violeta Parra y esas manifestaciones”, dice Milena Rojas sobre Violeta Inédita y la mirada esta artista trascendental, que nació hace casi 105 años en el sur de Chile.

"Violeta Inédita"

La exposición se puede visitar de lunes a viernes, de 10:00 a 18:00 horas; y los días sábados entre las 11:00 y las 17:00 horas, en el Centro de Extensión de la UC, en el Campus Casa Central, ubicado en Alameda #390. La entrada es gratuita y las personas deben mostrar su pase de movilidad en el ingreso.
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado